Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Justicia

«El Cosita» se suicidó en el Penal de Libertad

Estaba preso por la violación y homicidio de dos mujeres en 2005 junto a su cómplice apodado “el sapo”. Ya en la cárcel cometió junto a éste uno de los homicidios más sanguinarios de la historia carcelaria y en 2017 asesinó a otro recluso, en el Penal de Libertad.

Diego de León Conde, conocido por el alias “el cosita”, se suicidó este viernes 31 de diciembre, mediante ahorcamiento, en su celda del sector G de la Unidad 3 Libertad (Penal de Libertad).

El cosita ingresó a la cárcel por el homicidio y violación de dos mujeres en 2005, junto a su cómplice, Rafael García Rodríguez, alias el sapo.

Ya en la cárcel cometió uno de los crímenes más cruentos de la historia carcelaria en Uruguay: junto al sapo, asesinaron y descuartizaron a Ruben Domínguez La Luz, conocido como el caramelero, quien estaba recluido por el homicidio de una mujer en 2003.

Las características del asesinato del caramelero trascendieron más allá de la crónica roja a toda la sociedad uruguaya, por su sadismo y crueldad, tal como ya se había visto en los crímenes que los llevaron a la cárcel.

Al caramelero, con quien compartían celda, lo abrieron en canal tras matarlo, extirparon su corazón y en la cavidad torácica que lo aloja depositaron su pene y testículos. Además, decapitaron el cadáver y arrojaron la cabeza fuera de celda, en dirección a un guardia carcelario.

En 2017, el cosita cometió otro homicidio, en el Penal de Libertad. Asesinó a Sebastián Méndez, que estaba recluido por cargos de homicidio especialmente agravado y por varios homicidios muy especialmente agravados en grado de tentativa.

El suicidio del cosita es el número 17 en lo que va del año. Con este fallecimiento, suman 85 las muertes en cárceles en 2021. 21 fueron homicidios, 17 suicidios, nueve en muertes calificadas como “dudosas” y cuatro en un incendio, aparentemente accidental. Además, otros 34 privados de libertad perdieron la vida por muertes “naturales”, es decir, a causas de problemas de salud.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO