Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Editorial

A Dios orando y con el mazo dando

Por Enrique Ortega Salinas.

En las elecciones internas, el Frente Amplio logró movilizar a unas 130.000 personas, 38% más que en 2016; hecho que representa un baldazo de agua fría sobre el triunfalismo derechista, sobre todo si lo sumamos a las derrotas del oficialismo en el Sindicato Médico del Uruguay, la Udelar, el Codicen y el BPS.

Sin embargo; el peor error que podría cometer la izquierda es adueñarse de ese triunfalismo y dormirse creyendo que la victoria en las próximas elecciones nacionales ya está asegurada. La verdad es que, si no mejoramos nuestra didáctica política, si no pulimos nuestras armas para el debate, ni siquiera tenemos garantizado que podamos derribar al neoliberalismo 135 artículos de la ley más regresiva impuesta por los conservadores desde la nefasta Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, más conocida como ley de impunidad.

Aunque sea difícil de digerir, la mayor parte de la ciudadanía continúa prefiriendo votar a quienes saquean sus recursos y los dilapidan en beneficios para los correligionarios del partido de gobierno. Prefiere a los que les quitan salario real mes a mes, a los que están destruyendo sus empresas públicas (y digo “sus” porque son de todos) y a los que cometen delitos, abusos e inmoralidades de todo tipo a plena luz del día sin que se les mueva un pelo, porque para esos políticos, el poder es un medio para ganar fortunas y acomodar a familiares y amigos.

La democracia uruguaya está sufriendo un alarmante retroceso.

Todo aquel que se oponga al rumbo del gobierno se enfrenta a pesquisas y persecuciones de todo tipo.

 

Apelando a Dios

A medida que retorna la movilidad, retorna la criminalidad y Luis Alberto Heber no tiene idea de cómo enfrentar el problema.

Los blancos creyeron que metiendo palo y bala se terminaba el problema; pero la realidad les está mostrando su error y solo esperan que la providencia les dé una mano. Así como la pandemia y la correspondiente inactividad redujo los delitos permitiendo a Jorge Larrañaga argumentar que todo se debía a la genialidad de su gestión, el actual ministro del Interior espera que poderes extraterrenales lo auxilien. “Rezamos para que no haya más homicidios”, ha dicho.

Pese a todos los homicidios que se cometieron este año, Álvaro Delgado no ha vuelto a publicar un tuit como el que publicó cuando gobernaba el Frente Amplio: “Quién se hace cargo de los muertos inocentes por la delincuencia. ¡Por favor! Asuman la responsabilidad y garanticen la seguridad de la gente”.

Diciembre comenzó mal para Heber. Uno de los dirigentes de su sector en Rocha, Claudio Amestoy, fue cesado en sus funciones como director de Tránsito y Transporte de la intendencia tras descubrirse, gracias a las cámaras de vigilancia, que fue quien extrajo 5.000 pesos con una tarjeta olvidada en un cajero automático.

Otro integrante del gobierno que rezó sin éxito pidiendo que no lo descubrieran fue el subsecretario de Defensa, Rivera Elgue, de Cabildo Abierto, quien figura en la Central de Riesgos Crediticios del Banco Central como deudor “irrecuperable” por un préstamo que recibió del Banco República, según informó Brecha.

 

Apelando a la Justicia

Mientras tanto, no terminamos de enterarnos de un escándalo protagonizado por los multicolores cuando surge otro.

En Maldonado, la bancada del Frente Amplio presentó una denuncia penal contra el director general de Planificación y Fiscalización de la intendencia departamental, el coronel retirado Gaspar Barrabino, debido a un audio (dado a conocer por Crónicas del Este en agosto) en que el jerarca le aseguraba a su interlocutor que ganaría las licitaciones para la limpieza y mantenimiento de espacios verdes en Sauce de Portezuelo y Ocean Park. Barrabino fue candidato a intendente por Cabildo Abierto, partido defensor de la dictadura militar y los represores que hoy cumplen condena en Domingo Arena. El audio no deja lugar a dudas sobre el tráfico de influencias y abuso de funciones.

La dirigencia de dicho partido ha lamentado la muerte en prisión del exsargento Leonardo Vidal, quien fuera condenado por haber asesinado a Nelson Berreta en 1972. El líder del partido militar, Guido Manini Ríos (quien se aferra a sus fueros para no declarar ante la Justicia), criticó al Poder Judicial catalogando sus fallos contra violadores de derechos humanos como “venganza disfrazada de justicia”. El defensor de los represores publicó en Twitter el 3 de diciembre: “Hoy falleció en prisión el sargento Leonardo Vidal. Preso porque en 1972, en democracia, siendo soldado, cumplió la orden de tirar sobre un sedicioso que huía. Fue juzgado en su momento y absuelto. Medio siglo después fue juzgado por segunda vez. ¡Venganza disfrazada de justicia!”

La verdad, general, es que Nelson Berreta huía de secuestradores, torturadores, violadores, y asesinos; pero usted huye de un fiscal. ¿Le parecería justo que lo baleáramos por la espalda? Yo pienso que no. ¿Qué tan rápido podía correr una persona con las manos atadas a la espalda? El exsargento Leonardo Vidal era un vulgar asesino y los camaradas suyos, que están en Domingo Arena, son peores que él; verdaderos monstruos, tanto como aquellos que los defienden.

No lo he visto a usted solidarizarse con ninguna de las mujeres que fueron ultrajadas en los calabozos de la dictadura por cobardes uniformados ni solidarizarse con las familias de las incontables personas que fueron secuestradas, torturadas y asesinadas por el régimen blanquicoloradomilitar.

 

Apelando a la disciplina cuartelaria

Mientras tanto, los civiles continúan abandonando Cabildo Abierto. El líder del Movimiento Cruzada Oriental, Jonathan Padrón, comentó a Caras y Caretas que la agrupación se desmarcó totalmente de Cabildo Abierto a finales del año pasado porque había un “liderazgo autoritario” donde las propuestas solo podían venir de arriba hacia abajo y nunca a la inversa. Ese verticalismo militar también fue la razón por la que varios grupos emprendieran la desbandada. Otro “desertor”, Sebastián Martínez (quien con casi 5.000 votos fue el candidato a diputado más votado de Rocha) denunció que un grupo de militares dirigen el partido como si fuera un cuartel y los civiles, meros reclutas. “Renuncié por la verticalidad. Ahí todo marcha por órdenes militares; y acomodaron a todos los militares, coroneles, tenientes coroneles, y a los que laburamos y le metimos para adelante nos tiraron para afuera”.  Por su parte, la excandidata a diputada de Colonia Alba Berreta expresó: “En Cabildo manda un grupo militar, y no son milicos rasos, son oficiales con galones que se reúnen como en un casino a resolver y ordenar a la tropa”.

Habrá que ver qué sucede con Cabildo Abierto cuando en las próximas elecciones se tenga que presentar con candidatos militares y ya no cuenten con tantos civiles dispuestos a romperse el alma para que solo se acomoden ellos.

 

Apelando al miedo

Lo hicieron antes y lo hacen ahora.

La senadora nacionalista Graciela Bianchi comunicó por Twitter que elevó un pedido de informes sobre la docente Mirta Mabel Mallo, que interpeló al presidente de la República sobre la situación de la Dirección de Educación Técnica. El pedido de informes cursado a la ANEP requiere información sobre: 1) situación funcional de la docente; 2) cantidad de horas docentes que posee en cada uno de los subsistemas en que se desempeña; 3) si detenta algún otro cargo; 4) si goza de licencia sindical; 5) cuántas inasistencias tiene, cuántas justificadas y no justificadas; y 6) si tuvo o tiene algún procedimiento disciplinario.

Falta saber si tiene alguna relación sexual por fuera del matrimonio, algún hijo no reconocido o alguna cuota atrasada con Pronto!

Es tan aberrante esta búsqueda de elementos para enchastrar a quien se atreviera a cuestionar al líder supremo y sus políticas neoliberales que solo nos queda repudiar este atentado a la libertad de expresión y dejar que los psiquiatras atiendan a la legisladora como corresponde.

 

Apelando a la razón

Habrá que tener paciencia y dedicarnos a informar, informar e informar. La mayoría de la población no se informa al detalle de lo que sucede. Es más, muchos se desinforman consumiendo las píldoras de los medios hegemónicos.

Esa mayoría repite sin pensar que en la construcción del Antel Arena se cometieron múltiples fechorías, porque así lo dice una auditoría que dio lugar a una denuncia penal por parte de los blancos contra la administración anterior de Antel. Pues habrá que explicar una y otra vez, contar hasta el hartazgo, lo que hay detrás de tal auditoría.

En primer lugar, la auditoría sobre los costos del Antel Arena la realizó la consultora Ecovis. Comenzamos mal. ¿Qué imparcialidad podría tener un informe realizado por un blanco contratado por blancos para ensuciar a frenteamplistas? Ecovis pertenece al contador Marcelo Caiafa, quien el 26 de marzo de 2020 se declaró por Twiter “Orgulloso de ser blanco”.

De su informe surge un costo total de 120 millones de dólares; pero dicho informe está plagado de malas intenciones y engaños. Solo por dar un par de ejemplos, el director de Antel por el Frente Amplio, Daniel Larrosa, explicó a Búsqueda que el contador blanco sumó dos veces el IVA en sus cálculos, lo que agrega unos 14 millones de dólares a la cuenta. Pero, además, consideró el dólar corriente y lo comparó con su valor en 2014. ”El plan de negocios decía que estaba hecho a dólares constantes de 2014. Entonces si vos comparás con ese plan de negocio, deberías poner los dólares en el mismo lugar del tiempo. Eso se enseña en primero de facultad. En una comparativa es un grave error. No ajustaron por inflación o por algún índice que al dólar lo ponga con el mismo poder adquisitivo que en 2014. Eso implica sobreestimar, evidentemente”.

Este “error” (así lo define el magnánimo Larrosa; yo lo defino como mala leche) agrega otros cinco millones de dólares a la cuenta.

El gobierno está gastando más energías en destruir al Frente Amplio que en gobernar bien. Lo único que están haciendo exitosamente los derechistas es llenar los bolsillos propios y los de amigos y familiares. Y si esto es mentira, por favor, que me denuncien por calumniarlos e iré con gusto ante la Justicia a sostener con pruebas cada letra aquí expuesta.

Como sea, conmigo o sin mí, esta batalla la ganaremos si trillamos el país sin descanso, pueblo por pueblo, casa por casa, por WhatsApp, Twitter, Instagram, Facebook y hasta TikTok, dando a conocer todos estos hechos y pulverizando el cerco mediático.

Solo la verdad nos hará libres.

 

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO