Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

POLÉMICA POR VENTA DE FUEGOS ARTIFICIALES

Importadores de pirotecnia evalúan recurrir a la Justicia

La importación y venta de fuegos artificiales es una actividad que en temporada genera miles de puestos de trabajo directos e indirectos. Sus responsables, importadores y vendedores, vienen haciendo esfuerzos para mejorar la calidad y seguridad de los productos que comercializan.

Celebrar Navidad o Año Nuevo con fuegos artificiales es una tradición de larga data en el país. Pocos escapan a ella. No obstante, en los últimos años algunos colectivos han promovido su prohibición o por lo menos su reducción casi al mínimo. Es una situación que se reitera año a año. Incluso con proyectos de ley que pretenden legislar a nivel nacional para prohibir esta actividad. De esta manera algunas juntas departamentales, como la de Artigas, han prohibido su comercialización. La comuna de Salto, en cambio, resolvió rever la prohibición y autorizar la venta y uso de pirotecnia. Por su parte, desde la Cámara Uruguaya de Fuegos Artificiales (CUFA) se propone seguir innovando y mejorando el sector. Recuerdan que genera unos 15.000 puestos de trabajo, directos e indirectos, y se maneja por una estricta reglamentación supervisada por el Servicio de Material y Armamento (SMA) del Ejército Nacional y la Dirección Nacional de Bomberos.

“Hay departamentos que tienen muy claro su potestad. Por ejemplo Canelones. Montevideo también. Hay otros que se equivocaron y pensaron que pueden prohibir lo que sea. Si está autorizado por el Ministerio de Defensa está autorizado por el gobierno central o sea que es algo que se legisla a nivel nacional”, dijo a Caras y Caretas el presidente de la CUFA, Gustavo Prato.

-¿Cual es la situación actual del sector de los fuegos artificiales?

-Estamos un poco sorprendidos. Seguimos apostando a que el sector siga el camino que tenía, que siempre fue el de ir innovando, de ir mejorando. Hay que ver que pasamos de la bomba brasilera, que era líder en el mercado gracias al contrabando, y por suerte la erradicamos. Y después seguimos trabajando en cuanto a nuevos productos, a colaborar por el medio ambiente con productos en envases biodegradables, con componentes menos nocivos. Eso a veces no se sabe y son cosas que se vienen haciendo en silencio. Hace un par de años, antes de que apareciera toda esta movida, estábamos trayendo productos alternativos ya que se pedían artefactos de menos impacto sonoro.

Estamos tratando de informar antes de hacer juicios, porque entendemos que el mejor camino es el diálogo, pero se está llegando fuera de la Constitución»

El rubro en Uruguay siempre estuvo abierto al cambio. Nadie es profeta en su tierra pero somos ejemplo en América Latina en cuanto a avances y trabajo, pese a situaciones que se fueron dando, más que nada por grupos fundamentalistas, que no son muchos pero son muy activos que no cayó muy bien porque ponían al rubro junto a cosas que ni siquiera son legales. Nosotros pasamos por el Ministerio de Defensa Nacional que nos inspecciona con detalle. Cuando comenzó esto se comenzó a tratar el tema del impacto sonoro, de manera muy ambigua, no se hablaba de decibeles. Explicamos de que se trata esto, de como se mide el sonido, parece que se ha entendido pero a veces se marcan valores que no son reales. Es como si dijera que se va a poner 22 kilómetros de velocidad para los autos, lo que implica en realidad casi que prohibirlos.

Creo que dejamos crecer situaciones que no tienen asesoramiento técnico. Dejamos crecer situaciones y posturas que realmente están alejadas de la realidad. Pero cuando empezamos a intervenir en Juntas, en departamentos, logramos hacer aportes y ya los conceptos van cambiando y se va entendiendo. Incluso puede haber una nueva legislación, pero algo ya más normal, donde se permita tener más conforme a todas las partes. A la gente que vende esto y es una fuente de trabajo muy importante y a quienes también, según ellos, les puede afectar el impacto sonoro.

-Desde diversos ámbitos se habla de prohibir la pirotecnia, no obstante esta es una actividad legal y auditada por organismos del estado, ¿sería tan fácil prohibirla en algunos departamentos?

-No se puede. Tenemos un informe que elaboró el constitucionalista Martín Rizzo, que señala que no se puede ir a una prohibición parlamentaria y mucho menos a una prohibición departamental de cosas que son de jurisdicción nacional. Lamentablemente pasó de que en alguna junta escucharon solo una campana. Todas las comunas que nos han permitido intervenir han llegado a un consenso, a una mayor tolerancia, a respetar lo que se ha invertido. En Uruguay se quiere fomentar la inversión. No es injerencia departamental, la única puede ser la vía pública pero ahí no es justo para el que se hace algún pesito para las fiestas, pero no se puede decir no tiren. Creo que tampoco es función de un político, como hemos visto, decir hice bajar las ventas. Su función es legislar correctamente pero no estar diciendo en las redes sociales que esto no me gusta. Eso no está bien, aunque se ha planteado.

Estamos tratando de informar antes de hacer juicios, porque entendemos que el mejor camino es el diálogo, pero se está llegando fuera de la Constitución. No nos queda otra que ir a la Justicia.

-¿Cuales son los pasos que se están dando en este momento?

-Hemos mantenido diálogo en el Parlamento y en varias comunas. En Montevideo hubo una reunión interesante. También con el Ministerio de Defensa. Este incluso presentó un documento donde dice que para la Organización Mundial de la Salud los fuegos artificiales recién son nocivos a partir de los 140 decibeles en adultos y a partir de 120 en niños, cuando acá grupos fundamentalistas manejan valores de 80, lo que sería una prohibición encubierta.

Creemos que hay que hacer una demanda por daños y perjuicios al rubro»

Nosotros estamos tratando de dar apoyo técnico a quienes están trabajando en estos temas, ya sea a nivel nacional y a nivel departamental. Aunque no sea potestad estamos aportando. Hay departamentos que tienen muy claro su potestad. Por ejemplo Canelones. Montevideo también. Hay otros que se equivocaron y pensaron que pueden prohibir lo que sea. Si está autorizado por el Ministerio de Defensa está autorizado por el gobierno central o sea que es algo que se legisla a nivel nacional.

-Hasta el momento esta actividad es legal a nivel nacional…

-Si, pero estamos hablando de grupos pequeños que, obviamente, tienen alguien que los apoya porque han salido a la prensa, han estado en Juntas, han sido recibidos como si fueran algo técnico y realmente no es así. Es gente que no le gusta o está de moda hablar contra los fuegos artificiales, pero realmente la mayoría de la población quiere seguir celebrando. Es una tradición muy arraigada.

-¿Van a ir a la Justicia?

-Hay que hacerlo. En el caso de alguien que trabaja, que invierte en un país, y se supone que el marco inversor es seguro, obviamente hay que ir. A nosotros para importar un producto se nos demanda por parte del Ministerio de Defensa un detalle completo. Ahí ellos expiden una autorización escrita para importarlo. Después que llega hay otra acción donde el producto se desarma y se prueba y ahí se expide un documento para autorizar la venta en cada rincón del territorio nacional.

Si nosotros invertimos e importamos para vender en este país, que no tiene departamentos federados como puede ser Brasil. No pasa acá que se puedan vender hamburguesas en Canelones pero no en Artigas. En Uruguay los departamentos dependen mucho del gobierno central, no hay independencia de gobiernos como en Estados Unidos por ejemplo. Nosotros lo que respetamos es la Constitución y el marco legal. Y si se infringe eso de una manera muy clara no queda otra que defender nuestras inversiones.

Creemos que hay que hacer una demanda por daños y perjuicios al rubro.

-No descartan, entonces, ir a la Justicia.

-No la descartamos sino que va a ser así. Estamos bien asesorados y realmente en un país que fomenta invertir no está bien atacar algo legal y no esperar una legislación nacional. Hay comunas que se han retractado, por ejemplo Salto.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO