Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

EXCAVARÁN EN EDIFICIO DEL CORREO EN BUSCA DE DESAPARECIDOS

“La institución militar los hizo desaparecer y es la que sabe donde están”

Mientras las excavaciones en procura de dar con el paradero de los desaparecidos prosiguen en el Batallón 14 de Toledo, en breve se realizará un trabajo en un local del Correo en Ciudad Vieja. No obstante, para Familiares no hay información de calidad y quienes saben, los militares, no dicen nada ni abren sus archivos.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Los Familiares de Detenidos Desaparecidos ven con cautela el anuncio de la búsqueda de restos en una dependencia del Correo en Ciudad Vieja, investigación que está en manos de la Institución Nacional de Derechos Humanos (Inddhh). Al mismo tiempo destacaron que prosiguen, pero sin resultados hasta el momento, las excavaciones en el predio del Batallón 14 en Toledo.

El hallazgo de restos humanos en un sótano de una dependencia de la Administración Nacional de Correos (ANC) en la calle Buenos Aires, donde hasta comienzos de los años 80 se encontraba el garaje de la Presidencia de la República, fue denunciado por un sanitario que trabajó en el lugar.

No obstante, Familiares carecen de información de primera mano. “Sabemos poco y nada porque eso lo maneja la institución (de Derechos Humanos)”, dijo a Caras y Caretas Ignacio Errandonea de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos. “Sabíamos que había algo y que ellos estaban viendo para hacer las investigaciones pertinentes. Hasta ahí es donde sabemos. Ellos se encargan de la investigación”, agregó.

Respecto al caso en sí señaló que “siempre que se está excavando se tienen expectativas, ahora vamos a entendernos: en la medida que no sabemos bien cuál es la fuente, cómo es el dato, cuán fidedigno es, a esta altura, como nos han mentido tanto, lo tomamos con pinzas. Porque decepciones nos hemos llevado muchas”.

Fue durante el gobierno de Lacalle Herrera. Yo estaba trabajando en una reforma del edificio. Tenía que romper el piso y levantarlo. Al levantar unos ladrillos, aparecieron los huesos»

Los restos fueron hallados por un trabajador sanitario que realizó trabajos allí en los años 90, durante el gobierno de Luis Alberto Lacalle. Al excavar en un sótano para instalar una cámara de desagüe y un caño, habría descubierto huesos enterrados.

“Fue durante el gobierno de Lacalle Herrera. Yo estaba trabajando en una reforma del edificio. Tenía que romper el piso y levantarlo. Al levantar unos ladrillos, aparecieron los huesos”, relató el sanitario, que no quiso dar su nombre, a la diaria.

Agregó que allí había una especie de celda o calabozo, con inscripciones políticas y una pequeña estrella del MLN en sus paredes.

“Me dio miedo. Corrí los huesos e hice mi trabajo, sin contarle nada a nadie. Había un compañero conmigo, pero él tampoco dijo nada y hasta hoy nunca hablamos de este tema. Yo no puedo asegurar que sea un desaparecido, no tengo los elementos. Capaz que es un español de la colonia o un inglés de las invasiones inglesas… lo que sé es que ahí hay un cuerpo”, subrayó.

No hay nadie que diga yo vi, yo sé. Y la información de la institución militar, que fue la responsable de hacerlos desaparecer, que sabe donde están, no proporciona la información”

Precisó que se mantuvo en silencio por temor y que al llegar el Frente Amplio al gobierno se animó a relatarlo a algunas personas. Agrega la diaria que el trabajador dice haberle contado esta información a Javier Miranda sin lograr interesarlo. También al arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, y a otras autoridades de la Iglesia, ya que es católico practicante.

Ahora corresponde a la Institución Nacional de Derechos Humanos excavar en el edificio, dijo por su parte la directora de la institución, Mariana Mota.

Siguen excavaciones

Por otra parte, Errandonea explicó que las excavaciones siguen en otros lugares, aunque sin resultados. “Sabemos que se está excavando en el Batallón 14. Han seguido excavando. Lo que está quieto es que no hay información oficial. No hay información seria desde la institución, desde el Estado. Entonces son palos a ciegas porque son datos muy secundarios. No hay nadie que diga yo vi, yo sé. Y la información de la institución militar, que fue la responsable de hacerlos desaparecer, que sabe donde están, no proporciona la información”.

Destacó que hay una relación correcta con el Ministerio de Defensa Nacional, pero “nosotros le reclamamos al presidente, al Ministerio de Defensa, investigación, y que se les exija a los militares la verdad sobre nuestros familiares. Como lo hemos exigido siempre. No solo con este gobierno, sino a todos les hemos dicho lo mismo: la institución militar es la que los hizo desaparecer y es la que sabe, tiene archivos, dónde están nuestros familiares. Son ellos que deben decir dónde están”, culminó.

“Hace como tres décadas, en los años 90 (un hombre) estaba haciendo trabajos de plomería y allí, al remover el material, encontró huesos”, dijo Tayler. El plomero y un compañero de trabajo, presente en el descubrimiento, “tuvieron miedo, siguieron trabajando, dejaron ese material donde estaba y taparon todo”, manifestó.
“Años después, el hombre resolvió activar este tema”, afirmó el director y añadió que el trabajador se puso en contacto con las autoridades y con la institución el año pasado. También puntualizó que el establecimiento del Correo solía ser un estacionamiento de Presidencia.

Según informó la diaria, el sanitario reveló la información cuando el Frente Amplio asumió el gobierno. Se lo comunicó en aquel momento a Javier Miranda y al arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla. El tema no tuvo avances, hasta que en 2020 el hombre transmitió el hallazgo al ministro de Defensa, Javier García, y a la Institución Nacional de Derechos Humanos.

Consultado sobre cuándo se comenzará la excavación, Tayler respondió que aún no se sabe, aunque enfatizó que están “hablando de semanas, no de meses”. Mencionó que “hay algunos trámites todavía en marcha”, como conseguir algunas habilitaciones y movilizar recursos y personal para realizar la tarea.
Asimismo, el director sostuvo que “se sabe con precisión” el lugar en el que estarían ubicados los huesos, y que hay caños allí o alrededor, porque el técnico sanitario encontró los restos óseos cuando estaba trabajando en las cañerías.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO