Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Mundo

Europa empieza a plantearse cómo convivir con el coronavirus

El debate ya se ha instalado en Europa, donde países como España plantean un cambio de estrategia y vigilar la covid como si fuera una gripe común.

La reducción de las cuarentenas y aislamientos que muchos han aprobado estos días apunta en esa dirección: la sociedad no puede vivir permanentemente en estado de emergencia ni poner en riesgo la actividad económica y los servicios públicos, argumentan. Miembros del Gobierno de Boris Johnson apuestan claramente por empezar a tratar la covid en el Reino Unido como una enfermedad endémica.

España propone dejar de hacer pruebas y contabilizar cada caso y pasar una vigilancia similar a la de la gripe, en la que una red de médicos centinelas sirven de testigos para saber cómo avanza el virus.

La mayoría de expertos y países como Francia y Alemania consideran que todavía es pronto para hablar de endemia (enfermedad con elevada prevalencia y constante en el tiempo), pero cada vez hay más voces que piden ir preparándose para cuando llegue.

La agencia de salud pública europea (ECDC por sus siglas en inglés) avala la estrategia española para empezar a vigilar la covid como se hace con otras enfermedades.

“El ECDC anima a los países a hacer la transición desde un sistema de vigilancia de emergencia a otros más sostenibles y orientados a objetivos”, aseguró un portavoz del organismo según publica el País madrileño. “Esperamos que más Estados miembros [además de España] deseen cambiar a un enfoque de vigilancia sostenible a largo plazo”, añadió.

En realidad no es solo la mayor levedad de la ómicron lo que está empujando a un cambio de estrategia. Su contagiosidad explosiva ha puesto al límite al sistema. “La propuesta española tiene sentido porque el rápido incremento de la incidencia hace imposible el seguimiento de contactos y ha desbordado las capacidades diagnósticas”, señala Eva Grill, epidemióloga de la Universidad Ludwig Maximilian de Múnich.

Los laboratorios alemanes han alertado esta semana de que están llegando a su límite. Lothar Wieler, el presidente del Instituto Robert Koch de enfermedades infecciosas, anunció el viernes que habrá que decidir a quién se le hace una PCR. Los empleados de infraestructuras críticas tendrán prioridad para no poner en riesgo su funcionamiento.

La Comisión Europea se muestra reticente al cambio de enfoque que propone abiertamente el Reino Unido y sugiere España: “La Agencia Europea del Medicamento y la OMS han señalado que aunque ómicron puede fomentar una mayor inmunidad natural que se sumaría a la de las vacunas y podría ser un primer paso hacia un escenario cercano a la endemia, todavía no estamos en esa etapa y el virus todavía se comporta como un virus pandémico peligroso”, aseguró un portavoz de la comisaria Stella Kyariakides. “Todavía estamos en plena pandemia”, subrayó.

La OMS tampoco tiene ninguna prisa en un cambio de modelo. En su último informe la organización calcula que más del 50% de la población europea —unos 250 millones de personas— se habrá contagiado de covid en las próximas seis a ocho semanas.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO