Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

Hipersexualización infantil: un problema vigente

“La hipersexualización de niños y niñas es una entrada para la normalización del abuso sexual, el matrimonio infantil y la explotación sexual», aseguró Rosa Elcarte, representante de UNICEF.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La sexualidad es característica natural de las personas. Sin embargo, la cultura de las sociedades impone una sexualidad adulta a niñas y niños, antes de que estén emocional, psicológica y físicamente preparadas/os. Entonces, incurrimos en la hipersexualización.

“La hipersexualización de niños y niñas es una entrada para la normalización del abuso sexual, el matrimonio infantil y la explotación sexual. Y como tal, no puede ser aceptada bajo ningún concepto. No hay una excusa para disminuir la importancia y gravedad de esta situación”, aseguró Rosa Elcarte, representante de UNICEF.

En las películas, la publicidad y las redes sociales se ven niñas y niños vestidas/os y actuando como mayores. Estas elecciones no responden a la curiosidad propia de su edad, sino a la mirada que la adultez hace de ellas/os. Alimentado todo ello por el culto a la imagen. En ese sentido, la psicóloga Amàlia Gordóvil aseguró que «desde edades muy tempranas (que puede empezar incluso antes de los diez años) se atisba el peligro de crecer bajo la falsa creencia de que el éxito social está vinculado a la imagen», en diálogo con La Vanguardia.

Consecuencias

La hipersexualización infantil puede afectar el desarrollo de niñas y niños.

  • Baja autoestima: las niñas y niños comienzan a basar su autoestima en aspectos superficiales de su persona como son su aspecto físico. Vuelcan todos sus esfuerzos en buscar el cuerpo perfecto y en ser cada vez más atractivas/os.
  • Superficialidad: al hilo de lo anterior, la personalidad y la autoestima de la niña y el niño se basan en el aspecto físico.
  • Vulnerabilidad y fragilidad: consecuentemente al basar su autoconcepto en la imagen y en la aprobación de los demás, en un futuro serán adultos vulnerables y frágiles a la crítica de los que les rodean.
  • Alteraciones psicológicas: estas niñas/os tratan de buscar la perfección a nivel físico y de seguir modelos casi imposibles de conseguir, lo que puede provocar sintomatología depresiva, ansiosa o un trastorno de la conducta alimentaria.
  • Prioridades: la hipersexualización de los menores hace que dejen de lado otros atributos y valores personales como son el esfuerzo hacia el desarrollo personal, académico o profesional por conseguir esos atributos físicos y atractivos.

 

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO