Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política Marset | causa | Policía

POLICÍA MODO HEBER

Fiscalía culminó interrogatorio por causa Marset: entre incompetencia y abuso de funciones

En la causa Marset se concluyó hasta ahora que la incomunicación en el Ministerio del Interior, liderado por Heber, llegó a tal punto que la mano derecha de la Policía no sabía que hacía su propia mano izquierda.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La ruptura entre Drogas y el resto de la Policía derivó en la entrega del documento. Se busca conocer si hubo una orden especial para que Marset resultara liberado en Dubái.

Las declaraciones de los cuatro testigos de la causa principal que investiga la entrega del pasaporte al narcotraficante Sebastián Marset transcurrieron sin echar luz sobre el tema. Sobre todo la que no aportó absolutamente nada es la declaración de Alejandro Astesiano, pero, según conoció Caras y Caretas, los testigos en conjunto declararon en función de lo previsible.

Según fuentes de la investigación que suma 13 personas en calidad de indagados y los cuatro testigos, los funcionarios de Cancillería son los que más se caracterizaron por la verticalidad y jerarquización. También comparten esta característica los funcionarios del Ministerio del Interior, pero las fuentes entienden que los dependientes de Cancillería se mantuvieron especialmente herméticos “y es muy difícil que alguien se desmarque de las respuestas ya dadas en la investigación administrativa”.

En 2023 esa secretaría de Estado concluyó en su investigación interna que no hubo ninguna irregularidad en Cancillería en la entrega del documento de viaje. Cancillería se define como una ventanilla más en el exterior y otorga los pasaportes que el Ministerio del Interior autoriza.

Uno de los cuatro testigos, Daniel Pesce, director de Informática del Ministerio de Relaciones Exteriores, declaró en Fiscalía por la causa de los correos electrónicos que fueron borrados en Cancillería. Los correos borrados pertenecían a la llamada circular 90 que se comparte con el resto de los directores. También fueron borrados correos de la casilla de la secretaría de Carolina Ache, “pero los correos de Ache se recuperaron todos”, indicaron fuentes de la investigación. En este sentido, también la investigación administrativa de Relaciones Exteriores concluyó que Ache nunca había tramitado la clave del correo de su secretaría, por tanto, no tenía acceso a la casilla electrónica. “Tramitó la clave del correo de su secretaría pero luego de la investigación administrativa”, indicaron consultados. “Tampoco accedía a la casilla de Asuntos Consulares”, agregaron los investigadores. Hasta ahora, según la investigación desarrollada se pudo descartar que Ache no concretó ninguna acción en la entrega del pasaporte a Marset.

Otro de los testigos fue Alejandro Astesiano, custodio del presidente Luis Lacalle Pou y condenado por la causa de tramitación de pasaportes a ciudadanos rusos. La de Astesiano es una causa distinta pero, de igual manera, en agosto de 2022, el día de la interpelación a los exministros Luis Alberto Heber (Interior) y Francisco Bustillo (Relaciones Exteriores), Astesiano comentó por chat al escribano Álvaro Fernández también condenado por la causa de los pasaportes y partidas de nacimiento apócrifas a ciudadanos rusos que quien iba a ser la cabeza de turco en toda la historia de la entrega del pasaporte a Marset era la exsubsecretaria de Relaciones Exteriores, Carolina Ache. Según el audio publicado por La Diaria, Astesiano le había dicho a Fernández que la que iba “a comer” era “la viceministra, Carolina Ache, por algo que hizo. Y todavía lo hizo estando nosotros allá en Dubái”. Fuentes consultadas indicaron que seguramente Astesiano “repitió algo que escuchó, porque de lo contrario no se entiende que el día de la interpelación, cuando menos se conocía sobre el tema, ya se supiera quién sería el eslabón más débil”.

También en calidad de testigos declararon Santiago Moratorio y Carlos Balbi. Moratorio es uno de los abogados de Marset y Carlos Balbi fue quien materialmente entregó, el 30 de noviembre de 2021, el documento de viaje a un familiar del narcotraficante. Carlos Balbi es hermano de Alejandro, el otro abogado de Sebastián Marset.

¿Qué busca la investigación y qué no se encontró aún?

Una vez finalizada la etapa de interrogatorios, el fiscal Alejandro Machado contrastará declaraciones, al tiempo que se solicitarán oficios a distintos organismos. El objetivo de la investigación es conocer si hubo una orden indebida por parte de algún funcionario para la entrega del pasaporte. En el marco de la investigación, donde se considerará si Marset tenía derecho a la clase de pasaporte enviado, se busca conocer si se cometió el delito de abuso de funciones. Según conoció este medio, la conversación mantenida entre el abogado Alejandro Balbi y la entonces subsecretaria Carolina Ache el 24 de noviembre de 2021 también es un punto clave en la investigación. Balbi se reunió con la exsubsecretaria de Cancillería para conocer cuándo viajaba la valija diplomática a Emiratos Árabes con el fin de enviar el pasaporte a Marset, pero hasta ahora según pudo conocer Caras y Caretas no se probó que Ache conociera que la pregunta tenía relación con el narcotraficante. El punto más intrincado que, hasta ahora, no se pudo acreditar y por eso la investigación en Fiscalía continuará hasta luego de la feria judicial menor, es si el pasaporte al narcotraficante se hizo en plazos normales. ¿Algún imputado dijo o insinuó: recibí orden? “No, ninguno”, respondieron a Caras y Caretas fuentes de la indagatoria y agregaron que por esa falta de pruebas es que aún no ha habido imputaciones.

El rastro del fiscal Pérez y Loly

Uruguay no solicitó la captura internacional de Marset sencillamente “porque ningún fiscal lo pidió”, dijo uno de los abogados de los imputados. El único fiscal que pudo solicitar a la Justicia desde mediados de 2020 la captura internacional del narcotraficante, era Diego Pérez. El fiscal fue quien investigó el atentado a la Brigada Antinarcóticos perpetrado el 9 de mayo de ese año. Meses más tarde y sin alcanzar nunca al autor o autores del hecho, el fiscal Pérez repitió en varias entrevistas que uno de los integrantes del Primer Cartel Uruguayo, Rodrigo “Loly” Fontana, tenía conexión con el atentado a la Brigada, con las amenazas a la fiscal de Estupefacientes, Mónica Ferrero, y que también tenía relación con Marset. Fontana fue condenado en 2022 en Uruguay y recientemente obtuvo su libertad. Sin embargo, el fiscal Pérez nunca lo citó ni cuando fue extraditado, ni mientras cumplió su pena en la cárcel, y ni ahora que fue liberado.

Marset solicitó el pasaporte al Consulado uruguayo en Emiratos Árabes en octubre de 2021. Según investigadores consultados, hasta ahora lo que se alcanzó a concluir es que “la mano derecha de la Policía no sabía qué hacía su propia mano izquierda”, en momentos en que el exministro del Interior, Luis Alberto Heber, encabezaba esa cartera. En resumen, el tema Marset era manejado por Drogas y el resto de la Policía no sabía nada. Relaciones Exteriores informó tres veces al Ministerio del Interior que Marset estaba solicitando pasaporte y la respuesta de Crimen Organizado consistió en notificar los antecedentes que tenía Marset en Uruguay y además que tenía una orden de localización y paradero que, en la jerga policial y judicial, “es la nada misma”.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO