Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política LUC |

Susana Muñiz: «los 135 artículos de la LUC impactan en la vida cotidiana de las personas»

La reciente electa presidenta de la Departamental de Canelones del Frente Amplio, la dra. Susana Muñiz, habla de los desafíos de reorganización de la fuerza política, de las expectativas y peripecias de la sociedad uruguaya de cara a los objetivos económicos y sociales del gobierno de Luis Lacalle y cómo la izquierda logrará recuperar la iniciativa ante el objetivo de derogar los 135 artículos de la LUC.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

María Susana Muñiz Jiménez tiene 56 años, es médica, y profesora de educación secundaria  en el liceo de Solymar;  Desde 1989 milita en el comité Hervidero de Ciudad de la Costa, aunque milita desde tiempos de la dictadura cívico militar en el Frente Amplio; actualmente es edila en la Junta Departamental de Canelones y tiene su cargo en ASSE en reserva. Fue ministra de Salud Pública de Uruguay, entre 2013 y 2015. También fue presidenta de ASSE entre el año 2015 y 2018. Actualmente es diputada suplente y asesora en el despacho del diputado Ubaldo Aíta por el espacio 1916 del Frente Amplio de Canelones y presidenta de su departamental.

 

¿Qué valoración  haces de la elección interna del Frente Amplio tanto a nivel nacional como departamental?

Creo que la elección del cinco de diciembre fue una gran elección, ya que el movimiento popular a partir de lo que fue la recolección de firmas se despertó.

El Frente Amplio quedó moralmente muy afectado por la derrota en las elecciones nacionales y luego de un proceso de autocrítica, que fue duro, a partir de su rápida integración a la Intersocial para la recolección de firmas -más de sus bases que su dirigencia-, habiendo logrado la cantidad de 800.000, levantó su autoestima y recuperó su mística.

También creo que fue la respuesta al ninguneo del presidente Lacalle cuando para un medio de prensa en Buenos Aires dijo: “¿Qué es el Frente Amplio?”, y la ciudadanía le dijo: acá estamos, estos somos.

 

Ustedes, como otras departamentales, venían funcionando por acuerdo político; este resultado, ¿permite volver al funcionamiento natural de la departamental Canelones?

Lo que pasó fue que el presidente anterior renunció y se eligió una terna de compañeros para conducir la fuerza política en plena pandemia, lo que hizo difícil el funcionamiento, hubo que hacerlo por Zoom pero ese triunvirato logró cosas muy importantes como que el Frente Amplio se incorporara a la Intersocial, llegar al número de firmas que se había propuesto Canelones. Ahora vamos a retomar el tema de la presidencia y las vicepresidencias, el funcionamiento de la Mesa Política, por un lado presencial y otros por videoconferencia por la pandemia, pero estamos retomando actividades.

 

Ustedes al igual que en Montevideo y en Salto tienen la particularidad de no ser una fuerza política en oposición; ¿cómo se logra el desarrollo político de la fuerza con la agenda institucional?

Yo creo que gestión y política pueden ser cosas complementarias, pero no son necesariamente lo mismo y la fuerza política trasciende lo que es la gestión. Esto no quiere decir que no se deban discutir aspectos que tienen que ver con la gestión municipal y de hecho se discute en la Mesa Política y en el Plenario Departamental, pero no el detalle de los temas administrativos.

 

Pero a veces, atender lo que pasa a nivel institucional con la responsabilidad de ser gobierno, ¿no ocupa toda la agenda de la fuerza política?

Puede ser, pero es lo que entendemos no debe suceder; a veces lo que ha pasado es que se ha centrado demasiado en la gestión la mirada política, pero en realidad es bastante más amplio que eso. La gestión es una parte importante pero los aspectos políticos e ideológicos tienen que ser mucho más vastos.

 

¿Cómo imaginas poder atender el desarrollo de la fuerza política con la diversidad territorial y social que tiene Canelones?

Ese es el principal desafío y por eso enfatizamos en hacer política desde el territorio, política de cercanía; no es lo mismo hacer política en ciudad de la Costa, que hacerla en Las Piedras o en el Noreste de Canelones, en La Paz o en Tala. Necesariamente vamos a tener una presencia importante con mesas políticas funcionando en el territorio, con instancias de diálogo con las organizaciones sociales, desde las cooperativas de vivienda, organizaciones feministas, con organizaciones de  productores familiares, obviamente las sindicales, de cada territorio.

Los productores familiares ocupan la mayor parte del territorio de Canelones y entre Canelones y Montevideo se produce la mayor parte del alimento que consume el Uruguay y sobre esos productores familiares avanzan otras formas de producción más extensivas que hay en el resto del país y proteger esa forma de producción familiar es proteger la accesibilidad a alimentos de calidad que hay en nuestro territorio.

 

De las 19 departamentales electas, 13 son mujeres; ¿es un hecho puntual o es un cambio de época en el Frente Amplio?

Creo que es un cambio de época; hubo un reclamo muy importante de las mujeres por participar en un espacio de toma de decisiones políticas en diversos ámbitos.

En el Frente Amplio se hizo sentir y esa elección demuestra eso.

 
El primer mojón es el 27 de marzo.

El Frente Amplio ya está integrado en las distintas comisiones Pro SÍ en todo el territorio nacional y en la nacional. El FA convoca a su militancia a participar desde esas comisiones y está integrado a la planificación y en el cronograma de actividades y hasta en la organización más pequeña como armar carteles, organizar barriadas; ha estado presente en todo eso.

 

¿Cómo se logra como frenteamplistas no entrar en el debate para la derogación de los 135 artículos, por el cual votar no sea una opción que implique estar a favor o en contra del gobierno?

La Ley de Urgente Consideración tiene casi 500 artículos, de estos solo impugnamos 135 que son los que hacen retroceder a la legislación en diferentes áreas. La ciudadanía tiene que tener claro que en el año 2025 este gobierno se lo va a entregar al que gane las elecciones y eso no es lo que se impugna; lo que se impugna son los artículos que tienen que ver en cómo afecta la seguridad, la vivienda, la educación, hasta las adopciones, las transferencias monetarias; entonces el diálogo con la ciudadanía tiene que ver mucho con lo cotidiano de las personas.

Los artículos que tienen que ver con el Instituto de Colonización importan mucho en el noreste de Canelones pero no así en Ciudad de la Costa, donde capaz ni lo registran. Los que tienen que ver con la vivienda, con el trabajo, esos sí son más generales o temas que atraviesan a todos, como el subsidio al boleto o el subsidio al supergás, o el aumento del combustible que habrá que explicarle a muchos vecinos que no es solo un problema de quien tiene auto, porque su aumento encarece todos los aspectos de nuestra vida.

El debate tiene que ser una oportunidad para poder discutir cómo las grandes definiciones políticas impactan en la vida cotidiana de las personas.

Temas

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO