Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

Bolsonaro será denunciado por su trato ultrajante a una menor

Entre carcajadas, el gobernante preguntó a la pequeña Esther Castilho cuándo había sido su «iniciación», al mismo tiempo que buscaba, y obtenía, la complicidad de los asesores.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Jair Bolsonaro será denunciado esta semana ante la justicia por haber «ultrajado» moralmente a una menor con comentarios de connotación «sexual». Entre carcajadas, el gobernante preguntó a la pequeña youtuber Esther Castilho cuándo había sido su «iniciación», al mismo tiempo que buscaba, y obtenía, la complicidad de los asesores que lo acompañaban en el Palacio de Alvorada durante su programa semanal en vivo con alta audiencia en las redes sociales transmitido en simultáneo por radio Jovem Pan, una de las más populares del país.

«Estamos frente a algo extremadamente grave (..) vimos cómo el presidente habla con una niña de 10 años con doble sentido, con una connotación que refiere a la sexualidad», declaró a PáginaI12 la diputada Maria do Rosario Nunes.

«El presidente ha violado la Constitución y el Estatuto del Niño y el Adolescente, dado que en ambos se dice claramente que ningún menor puede ser sometido a un trato ultrajante como éste».

«Lo denunciaré ante el Ministerio Público Federal en mi condición de coordinadora del Frente Parlamentario de Defensa de los Derechos de los Niños, formado por decenas de congresistas, junto a un grupo de entidades de la sociedad civil», precisó la congresista del Partido de los Trabajadores (PT).

La presentación a la Procuraduría ocurrirá entre este lunes y el miércoles, y luego está prevista otra denuncia ante foros internacionales donde el ocupante del Palacio del Planalto ya fue acusado por violaciones de los derechos humanos.

«A él le gusta bromear sobre estos temas delicados con alusiones sexuales, como se vio ese programa».

La pequeña youtuber Esther Castilho, hija de una familia del interior de San Pablo que suele presentarse con un sombrero de cowboy blanco, una estética muy al uso de los «farmers» bolsonaristas, ya estuvo junto a varios ministros durante una reunión de gabinete y luego fue invitada al acto del día de la independencia, el 7 de setiembre.

En esa misma ceremonia Bolsonaro recorrió los jardines de la mansión oficial a bordo de un Rolls Royce junto a diez chicos, todos sin el barbijo obligatorio para evitar el contagio del coronavirus.

Estas puestas en escena indican que el referente de la ultraderecha sudamericana apuesta a rodearse de nenes para edulcorar su imagen como parte de una estrategia política más amplia, que incluye el pago de subsidios a la población más humilde, y está destinada en el corto plazo a las elecciones municipales de noviembre y en el medio a su intento de reelección en 2022.

Durante la controvertida transmisión en las redes sociales que fue al aire el jueves 10 de setiembre Bolsonaro utilizó su conversación manipulada con la nena para justificar, valiéndose de argumentos superficiales, el trabajo infantil y atacar la vacunación obligatorio contra el coronavirus.

Con esa misma frivolidad justificó la misoginia: contó que siendo diputado una senadora lo acusó de ese desprecio a las mujeres y que nunca había escuchado esa palabra. «Entonces le pedí a un asesor averiguara qué quería decir misógino, para saber si me está insultando o elogiando», recordó él soltando una risotada que le tapó la voz, y fue celebrada por sus colaboradores. Es la violencia banalizada.

La prédica presidencial que indulta la misoginia y fomenta el rechazo a la vacuna tiene consecuencias porque «él forma opinión, influye en el comportamiento» de sus simpatizantes, apunta Maria do Rosario Nunes.

En ese punto la legisladora retoma el caso de la nena youtuber y concluye con una reflexión. «Si los bolsonaristas lo siguen a su líder cuando habla de la vacuna y la misoginia, también podrían seguirlo en sus comentarios con insinuaciones sexuales sobre la niña, éste no fue un comentario irresponsable, esto que hizo Bolsonaro fue una actitud delictiva».

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO