Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Mundo coronavirus |

Crisis económica por debacle petrolera y expansión del coronavirus

La histórica caída en los precios del petróleo y el temor a un freno generalizado de la economía por el coronavirus ha estremecido las bolsas a nivel global.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El petróleo sufrió este lunes una caída de cerca del 30% en Asia, la más importante desde la Guerra del Golfo de 1991, consecuencia de la decisión de Arabia Saudita de rebajar drásticamente sus precios tras el fracaso la semana pasada de sus negociaciones con Rusia.

La caída de un 30% del precio del petróleo no tiene precedentes y está provocando una gran onda de choque en los mercados financieros. Los índices europeos abrieron en rojo, de París a Londres, pasando por Milán. En la capital financiera de Italia, aislada para intentar frenar la propagación del nuevo coronavirus, el principal índice perdió más de un 8% poco después de la apertura.

Los mercados temen ahora una crisis de la economía real, a medida que la epidemia de coronavirus afecta a las cadenas de producción de todo el planeta, obliga a cancelar vuelos y eventos profesionales y hace caer el turismo.

Fuga de capitales en los países emergentes

En esta jornada también es noticia que los países emergentes pasan a primera línea de fuego en la tormenta financiera desatada por el coronavirus. Desde que se conocieron los primeros contagios fuera de China -el foco inicial de la epidemia-, a mediados de enero, el bloque ha sufrido una salida de capitales de 29.300 millones de dólares (25.600 millones de euros), según los cálculos del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés), la gran patronal global de la banca.

Entonces, a estas alturas -un mes y medio después del inicio de cada una de las crisis-, las salidas no llegaban a los 20.000 y 15.000 millones de dólares, respectivamente.

Ante la crecida de las aguas en los mercados, los inversores privilegian seguridad sobre rentabilidad; estabilidad frente a volatilidad. Y en esa particular carrera en busca de un resquicio de calma ahí fuera, los países emergentes- por definición, más expuestos a los movimientos bruscos – tienen las de perder en favor del clásico cuarteto de cuerda de los activos refugio: oro, deuda pública estadounidense, dólar, yen.

En el caso de América Latina está, también, la incertidumbre política y social, que habían provocado ya algunas salidas de capitales antes del coronavirus. Y, más recientemente, la caída del petróleo, que afecta, entre otros, a Indonesia y Malasia.

Una luz en el camino

Este martes las bolsas empezaron a recuperarse este martes un día después de vivir su peor jornada desde la crisis de 2008, alentadas por el repunte del petróleo y la perspectiva de medidas de apoyo económicas de los bancos centrales.

La recuperación se explica en parte por el repunte el martes del petróleo, que subió un 7% en el caso del WTI y un 8% en el caso de Brent en los intercambios en Asia.

Las bolsas de los países petroleros del Golfo también se recuperaron este martes a la apertura, con subidas en Dubái (+5,5%) y Abu Dabi (+4,2%).

Los inversores también esperan con cierto optimismo las «medidas importantes» de apoyo a la economía de Estados Unidos, que el presidente Donald Trump prometió el lunes.

Por su parte el gobierno japonés podría anunciar un plan de ayuda financiera para enfrentarse a las consecuencias económicas de la epidemia.

En Europa, los líderes de varios países celebrarán este martes una videoconferencia para coordinar sus acciones frente el coronavirus y los mercados esperan que el Banco Central Europeo tome medidas el jueves.

Temas

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO