Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Economía Argentina | distribución del ingreso | política fiscal

Distribución del ingreso

Argentina entre inflación y pérdida de poder adquisitivo

Argentina ha sido un ejemplo de cómo la complejidad de la situación económica ha llevado a salir corriendo detrás de los problemas.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La distribución del ingreso es una de las funciones de la política fiscal junto con la asignación y la estabilización, las que deben estar alineadas y tener un relativo equilibrio entre los objetivos y las herramienta que tiene. Las prioridades en una también influyen en las prioridades en otras, y sin dudas despreocuparse o tener falencias en un plano a la larga o a la corta termina influyendo. Argentina ha sido un ejemplo y la complejidad de esta economía ha llevado a salir corriendo detrás de los problemas. Pero la actual campaña electoral donde la economía ha sido el centro, se abrieron muchos debates, además de que la misma campaña tiene efectos directos en la coyuntura.

La inflación ha sido un problema, y la realidad cambiaria junto con la suba de los precios ha llevado a la necesidad de buscar alternativas de parte del gobierno para atender los efectos que el aumento del IPC tiene sobre el poder adquisitivo de los ingresos. A pesar de las dificultades, el gobierno actual ante las diferentes realidades tuvo centro en la pérdida de capacidad adquisitiva de los ingresos.

En un artículo reciente de Página 12, David Cufré plantea una comparación entre lo que fue la propuesta de Macri, la de la actual Administración y los anuncios de Javier Milei, que lleva a una importante reflexión sobre la importancia del rol del Estado en la distribución del ingreso. El mismo surge a partir del análisis de un estudio publicado por la Fundación Fundar, en el que se analiza en profundidad los ingresos en un contexto de alta inflación comparado con la evolución de los últimos tiempos. Se muestra con claridad como el manejo y las alianzas sociales que hace un gobierno, junto con la determinación de los grupos de poder, son determinantes en la definición de la política salarial, lo que trasciende al contexto macroeconómico pero es parte de la respuesta ante situación de crisis. De esta forma, viendo lo que pasó en las últimas dos Administraciones, es parte de los aportes para analizar las propuestas de campaña y prever para el próximo período.

En el trabajo mencionado se demuestra que los salarios están bajos en términos históricos, pero la pérdida de poder adquisitivo es bien diferente entre el periodo de Macri y el actual. En concreto, se destaca que “en la actualidad los salarios son bajos en términos históricos, pero no caen desde hace dos años”. Sin embargo hay dos períodos bien definidos: “Mientras que bajo el gobierno de Cambiemos, entre 2016 y 2019 los salarios de los trabajadores registrados perdieron un 12%, durante el gobierno del Frente de Todos perdieron un 2% en el primer año de pandemia, para luego estancarse”.

De esta forma el debate se centra entre la realidad de que ante un escenario de aumento de los precios se va hacia la lógica de la “ley del más fuerte” o a la preocupación de atender los grupos de población que tienen mayores dificultades promoviendo políticas de diferente tipo que atienda esta situación, lo que implica diferentes ámbitos de acuerdo o negociación.

La perspectiva del mercado de trabajo no es neutral y la atención de los efectos sobre los diferentes grupos es una realidad. Al respecto se marca que si bien no se logró con la actual Administración cumplir los objetivos, sí existió preocupación y se movilizaron recursos en la búsqueda de apuntalar ingresos. Los resultados no fueron uniformes y ni siquiera favorables a los más perjudicados en todos los casos porque la propia fragmentación del mercado de trabajo los superó.

La principal diferencia entre la evolución diferente fue el esfuerzo o prioridad en la agenda y cómo salir a atender la pérdida de ingresos reales ante la aceleración de la inflación, principal diferencia con las posiciones más neoliberales. Entonces, cómo se piensa en una propuesta como la de Milie donde se prescinde del Estado atender una realidad inflacionaria que va a estar presente, quién atiende la inflación sin políticas para cuidar ingresos.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO