Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
OEA | Gobierno argentino | antiderechos

Escándalo diplomático

La OEA, la ultraderecha en el poder y una furiosa cruzada antiderechos

En plena Asamblea de la OEA en Paraguay, el gobierno argentino causó otro escándalo diplomático al tratar de imponer una reaccionaria postura antiderechos.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Esta postura que expusieron los representantes de la política exterior libertaria provocó las reacciones contrarias de varios países, incluyendo a la delegación que representa a Estados Unidos, el país tan admirado por Milei.

Antes de que este escándalo estallara, el uruguayo Luis Almagro, secretario general de la OEA, apelo a una “tibia” declaración de “pluralidad” en una rueda de prensa. Reconoció que era posible que exploten “grandes dificultades” para llegar a acuerdos, e insistió en una postura ¿conciliadora con la derecha?

“La discusión tiene que ser plural, tiene que ser diversa y comprender a todos”, dijo el polémico jerarca. “Si uno se quedara callado en la OEA verdaderamente no estaríamos representando la democracia en la región y no seríamos el principal foro político en la región”.

Contra la inclusión y la igualdad

En su discurso de este jueves, Diana Mondino, canciller de Argentina y figura cercana al núcleo duro de Milei, reclamó que la OEA “vuelve a los principios que le dieron vida” y que no se oriente a promover “iniciativas ideológicas” que van en contra de “la defensa de la vida, los derechos individuales y la libertad”.

La ministra libertaria también instó a que el organismo no se convierta “en un ámbito en el que puedan converger iniciativas ideológicas que, buscando construir sociedades más inclusivas e igualitarias, en realidad promueven la adopción de modelos que arrasan ideales como defender la vida, los derechos individuales y la libertad”.

Y recicló un viejo latiguillo de las derechas: “La defensa de la vida, la libertad y la propiedad es vital. Nuestra Constitución nacional consagra estos derechos y creemos que la dignidad de cada persona es un fin en sí mismo y no un medio para otro fin”.

Se veía venir

Como lo adelantaron algunos medios argentinos (los no oficialistas, claro) esta cruzada contra los derechos de casi todas las comunidades (diversidad sexual, mujeres, pueblos originarios, personas con discapacidad, etc.), sigue afirmándose en el gobierno de Milei.

En un artículo publicado en Página 12 se indica que lo que Argentina reclama, en contradicción con la propia legislación nacional y los consensos internacionales, es barrer con toda referencia a la “población lgbti” y “género”, entre otros conceptos declarados no gratos para la ideología libertaria.

Sigue el artículo: “En el marco de la Asamblea, Úrsula Basset, señalada como la abogada detrás de esta profundización del giro reaccionario en la política exterior de Argentina que lleva adelante estas posturas contrarias a la Agenda 2030 de la ONU, se hizo presente en Asunción para ‘explicar estas posturas’ ante la comunidad internacional. Basset es conocida por sostener públicamente posturas extremadamente retrógradas contra la educación sexual integral (ESI) en las escuelas, la Ley de IVE, las reformas del Código Civil aprobadas en 2016 y, en 2010, además fue una activa militante contra la Ley de matrimonio igualitario”.

¿Cómo reaccionó Estados Unidos?

El embajador de Estados Unidos ante la OEA, Frank Mora, marcó claramente su postura en una entrevista con la radio paraguaya ABC Cardinal. Allí instó al gobierno de Milei a no convertir la aprobación de los textos finales, que se conocerán este viernes, en un “show” y enfatizó que no se puede “entrar a renegociar algo que ya estaba negociado”.

Después de conocerse la postura argentina, la Casa Blanca se contactó con Mondino para hablar de las presiones que su gobierno está ejerciendo para introducir modificaciones en el documento final de la asamblea de la OEA.

Tras este “llamado de atención”, la canciller tuvo que viajar de urgencia a Paraguay y se desató un entrevero con la delegación libertaria que ya estaba en tierras guaraníes.

La salida, han marcado varias posturas diplomáticas, es que Argentina plantee sus reclamos y posturas como notas al pie en el documento final, ya que buena parte de los países asistentes, salvo los que están gobernados por partidos de derecha, se manifestaron en contra a tales cambios.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO