Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
La Revista |

CELSA PUENTE SOBRE LA POLÍTICA EDUCATIVA

"La mirada es controlar y cortar cabezas"

La realidad de la educación y la actitud de sus autoridades muestra una distorsión "entre lo que se dice y lo que se hace", opinó la exdirectora de Secundaria, Celsa Puente. Para la docente nada ha mejorado sino que todo ha empeorado y no se cumplen las promesas. Recordó que se prometieron 136 nuevos liceos y nada se ha construido y que todos los anuncios tienen un carácter refundacional o sera que desconocen todo lo hecho hasta el momento.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La exdirectora general de Educación Secundaria Celsa Puente sostiene que las actuales autoridades de la educación tienen una mirada destinada a “controlar y cortar cabezas”. Precisó que en los centros educativos hay temor y un desconocimiento de las normas que protegen la actividad gremial de los docentes. Puente publicó en su cuenta de Twitter un hilo en el que detalla su visión sobre la situación actual de la educación en la que ella ve una distorsión “entre lo que se dice y lo que se hace”.

“Dicen que encontraron todo mal en la #Educación”, tuiteó. “Miremos qué hicieron ellos en estos dos años de gobierno: Disolvieron los consejos de educación aduciendo que los órganos unipersonales permitirían agilizar la toma de decisiones y los procesos”, precisó y agregó: “NO hay ni una sola señal que demuestre que esto ha mejorado. Muy por el contrario, la concentración de poder en una sola persona y el afán controlador han enlentecido toda la tramitación. Todo es lento y engorroso”.

Agregó que “prometieron mejorar la elección y cobertura de horas. Esto no ha ocurrido. A la fecha hay más de doce mil (12.000) horas sin cubrir entre secundaria y UTU, lo que deja a un incalculable número de alumnos/as sin clases y ya estamos en la mitad del año lectivo”.

“Frente a los estragos de la pandemia la única medida aplicada fue la disminución de las exigencias para promover de curso. No ha habido diseños de desarrollo de aprendizajes ni propuestas para recuperar los tiempos de aislamiento, lo que ha sido mucho más profundo”, subrayó

Consultada al respecto por Caras y Caretas Puente señaló que “hay una distorsión entre lo que se dice y lo que se hace. En principio, si uno mira los spots de ANEP sobre la transformación educativa, hablan de no ser refundacionales. Eso es una idea fuerte. Es una idea que apunta a acumular más allá de lo político, a cosechar juntos los logros, sin embargo todas las señales que se dan a través de las acciones son refundacionales. Por ejemplo, se presenta un documento se un marco curricular que no considera el marco curricular nacional que se hizo en 2017. Eso es un aspecto significativo, por que, ¿que es lo primero que ellos tenían que haber hecho? Conocerlo y a partir de allí abrir una discusión. Esto no ocurrió”.

Agregó Puente que otro ejemplo es el Plan Ceibal al que el gobierno le cambió el nombre y el logotipo que lo identifica. “¿Que deberían hacer con respecto al Plan Ceibal? Un plan al que además se dedicaron a desacreditar y criticar sobre todo en voces de algunas figuras importantes en tiempos anteriores. Pues lo que han hecho es apropiárselo como si fuera una creación de ellos, e incluso hasta cambiando el nombre. Lo recuerdo en un tuit, Bourdieu (Pierre Bourdieu, psicólogo francés) lo tenía muy claro cuando decía que “el que nomina, domina”. Tengo claro que es el mismo juego que hizo Don Quijote con Rocinante: le cambió el nombre como si con eso le cambiara la esencia”.

“Hay un conjunto de señales que me dejan muy mal”, sostuvo y recordó, entre estas, que durante la campaña electoral “se habló de 136 liceos y se hizo énfasis en eso. Antes de la campaña recuerdo a (Ernesto) Talvi hablando de eso. Ahora se habla de los liceos Espínola. En realidad los liceos Espínola toman centros educativos que ya estaba en proceso de transformación profunda, como son los liceos de tiempo extendido, los de tiempo completo que se crearon durante nuestra gestión, como son los centros educativos integrados de UTU. Esos ya estaban creados, estaban en proceso de transformación y otra vez con dos adornos lo que hacen es cambiarle el nombre”.

“Veo una actitud general de mucho cartel, pomposa. Veo que se dicen cosas que no coinciden con lo que realmente se hace”, sentenció.

Cuestionó el creciente autoritarismo en el sector. “A pesar del recorte, ampliaron la plantilla de la Inspección y fortalecieron el sistema jerárquico y de CONTROL. Una medida nada inocente”, publicó. “Lo que se transmite desde los centros educativos es que la gente está atemorizada y que en algunos casos hay un desconocimiento fuerte de la normativa, un arrasamiento deliberado, incumplimiento del acta 90, que es la que recoge la que ampara el ejercicio de la libertad sindical”, dijo a Caras y Caretas.

Recordó que en mayo, durante un paro parcial, “hubo una orden expresa desde la Inspección, en forma oral, de que los profesores no se podían reunir en los centros educativos. Eso contraviene el acta 90. Esta habla de que los centros educativos son espacios de reunión previo coordinación con la dirección y en acuerdo al funcionamiento del servicio. Si hay un paro decretado, ¿como no van a poder usarse los centros educativos como centros de reunión? Aumentan la cantidad de inspectores porque evidentemente la mirada es controlar y cortar cabezas”.

Comedores y reforma

“Y ni que hablar de los centros educativos en los que hay comedor y se retacea el alimento. Prácticamente hay que presentar un certificado de pobreza para obtenerlo”, agregó en otro tuit. No obstante una diputada blanca, Alexandra Inzaurralde, propone declarar la esencialidad de los comedores escolares ante el paro previsto para el 15 de junio. “En realidad yo declararía la esencialidad de la alimentación todos los días del año, porque los chiquilines están pasando realmente muy mal. Pero no porque me avenga a lo que dice la diputada, que me parece totalmente descolgado, sino para restarle importancia del valor que tiene alimentar bien a las niñas, niños y adolescentes para que tengan un buen nivel de desarrollo”.

Sobre la anunciada reforma del marco curricular Puente precisó que “se puede escribir el documento más maravilloso, aunque en este caso el documento que mandaron contiene muchas debilidades, pero ese curriculum solo va a tener sentido si se convierte en un curriculum vivo en las aulas. ¿Para que me sirve un documento, por maravilloso que sea, si no logro que impacte en la realidad? ¿Quienes están en las aulas? Los docentes. Entonces, pretender elaborar un documento de transformación curricular dejando de lado la palabra de los docentes para mi es un acto de desinteligencia”.

Para Puente “la concepción de la educación que sostienen hoy las autoridades es como una tecnología donde se va a aplicar una receta y va a haber un resultado. Pero eso no es así. La educación es un proceso de desarrollo humano que reclama de un vinculo entre los educadores y los educandos. Un vínculo que supone una mirada compartida, que tiene una serie de definiciones, es una actividad de carácter político, no partidario, sino político en cuanto a la mirada que se tiene del desarrollo de esas personas. La mirada que hoy se tiene es una mirada tecnocrática, es una mirada donde parece qué si se aplica esta fórmula vamos a ver este resultado. Pero no. Eso en la vida real, entre las personas no corre”.

“Va a ser una reforma aparente, que no se va a consolidar”, sentenció.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO