Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

Moro en el ojo de la tormenta

ONU declaró que proceso contra Lula no respetó sus derechos

La defensa del expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, calificó de histórica la declaración.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró este jueves que la investigación contra Luiz Inácio Lula da Silva por parte del entonces juez Sérgio Moro no fue imparcial y violó derechos del expresidente de Brasil. Por esos procesos Lula fue condenado a 12 años de prisión por delitos de corrupción, en una sentencia que luego fue revocada.

“La investigación y el proceso penal contra el expresidente Lula da Silva violaron su derecho a ser juzgado por un tribunal imparcial, su derecho a la privacidad y sus derechos políticos”, afirma un comunicado del comité, que se manifestó después de que la defensa de Lula recurriera a ese ámbito.

El comité recibió cuatro quejas y las estudió durante seis meses. Una aludía al reconocimiento de la parcialidad de Moro en sus actuaciones judiciales, otra a la arbitrariedad de la detención de Lula, otra a la violación de mensajes privados de la familia del expresidente y la cuarta a una maniobra para impedir su candidatura en 2018. En el análisis de cada una de las quejas el órgano encontró violaciones de derechos.

La defensa de Lula recordó también que Moro se pudo beneficiar de su condena porque la prisión apartó al expresidente de la carrera electoral y permitió la victoria de Jair Bolsonaro en las elecciones de 2018. “Él (por Moro) aceptó participar en el gobierno de Jair Bolsonaro”, denuncia una de las peticiones de la defensa de Lula ante el comité.

“Si bien los Estados tienen el derecho de investigar y perseguir los actos de corrupción, así como de mantener informada a la población especialmente cuando se trata de un expresidente del gobierno, estas acciones deben llevarse a cabo de una manera justa y respetando las garantías del debido proceso”, señaló el comité, según citaron Folha de São Paulo y Efe.

En su declaración recuerda que durante el proceso, que comenzó en 2016, el juez Moro autorizó a la Fiscalía a intervenir el teléfono personal de Lula y de sus familiares, y afirma que estas escuchas fueron filtradas a la prensa incluso antes de que el fiscal presentara los cargos. En estas acciones detecta una “clara violación a su derecho a la intimidad”. Por otra parte, se filtró a la prensa una orden de detención para interrogar a Lula, en otra vulneración de sus derechos, indicó el comité.

En Brasil, el Supremo Tribunal Federal también encontró irregularidades en el juicio contra Lula y anuló las condenas que pesaban sobre el expresidente.

Según informó el corresponsal en Ginebra del portal brasileño UOL, Jamil Chade, que dio la primicia, el gobierno brasileño tenía expectativas el año pasado de que, como se analizaba también en Brasil el proceso contra Lula, no se seguiría esta investigación en el ámbito de la ONU. Sin embargo, los abogados del expresidente insistieron en que el caso debía ser examinado y que existían “daños irreversibles” sufridos por Lula, entre ellos los 580 días de prisión que cumplió y el impedimento de ser candidato a la presidencia de Brasil en 2018.

“Aunque se anuló la condena y el encarcelamiento de Lula en 2021, estas decisiones no fueron suficientemente oportunas y eficaces para evitar o reparar los abusos”, manifestó el comité de la ONU. Agregó que Brasil debe asegurar las garantías del debido proceso en juicios futuros.

El abogado de Lula, Cristiano Zanin, dijo en una conferencia de prensa que el pronunciamiento del comité es una “decisión histórica”, y la calificó como “una victoria no sólo del presidente Lula, sino de todos aquellos que creen en la democracia y en el Estado de derecho”. Zanin agregó que la decisión del comité ratifica que Lula “no tuvo derecho a un juicio justo e imparcial” y fue, además, “privado indebidamente de participar en las elecciones de 2018”.

De acuerdo con el abogado, el gobierno de Brasil tiene un plazo de 180 días para comunicarle a la ONU qué medidas tomará para “reparar los daños causados al expresidente” y para evitar que le ocurra lo mismo a otras personas.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO