Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política

Pereira: el FA “ha logrado ser un partido histórico, pero puede llegar a ser un partido tradicional”

El flamante presidente de la coalición de izquierda participó de una actividad en la Huella de Seregni junto a otros líderes progresistas. Pereira volvió a exponer su pensamiento crítico con los gobiernos de izquierda en Uruguay, sin “dejar de reconocer las transformaciones profundas que hizo el Frente Amplio” en dichos períodos. También insistió con la idea de incorporar al FA la visión de los movimientos sociales emergentes, como el feminismo.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El flamante presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, participó en la tarde de este martes en un intercambio “acerca de los retos actuales para gobiernos y partidos progresistas”, en el participaron además Karina Batthyány, secretaría ejecutiva de Clacso (Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales); Giorgio Jackson, próximo ministro de la Secretaría General de la Presidencia de Chile; y Rolf Mützenich, jefe de la bancada del SPD (Partido Socialdemócrata de Alemania) en el parlamento germano.

La actividad se transmitió en vivo a través del canal de Youtube de la Fundación Friedrich Ebert, principal organizadora de la charla, y tuvo lugar en sede del Frente Amplio.

Las intervenciones de los participantes estuvieron principalmente enfocadas en cada experiencia propia, por lo que Jackson centró sus alocuciones en los desafíos del nuevo gobierno chileno, Mützenich lo hizo en cuanto a los problemas que deberá enfrentar el SPD en Alemania ahora que logró formar gobierno, y Pereira en los desafíos del Frente Amplio, desde la contraparte de la oposición.

En su primer intervención, Pereira remarcó la diferencia “entre ser un partido histórico y ser un partido tradicional”. “La izquierda hasta ahora ha logrado ser un partido histórico, pero puede llegar a ser un partido tradicional, por lo cual dejaría de ser la esperanza de aquellos que creen en un cambio real”, consideró.

No obstante, expresó que “no se puede dejar de reconocer las transformaciones profundas que hizo el Frente Amplio”. Sin embargo, acotó que a la fuerza política le faltó hacerse una pregunta: “¿Si esas eran las transformaciones que nuestro pueblo quería?”.

Pereira contó que ha estado “cruzando información” sobre “obras infraestructurales imponentes” que realizaron los gobiernos del FA en distintas localidades y “luego cómo esos pueblos la valoran”.

Al respecto, dijo que “claramente” hubo un “desacople” entre la construcción de la coalición de izquierda y la “demanda del pueblo del lugar”. A esto agregó que hubo otro “desacople”, entre el “gobierno y el partido”.

“Si yo preguntara acá, en el Frente Amplio: ¿Qué es más importante? ¿Ser jefe de partido o jefe de gobierno? Todo el mundo respondería jefe de gobierno y yo creo que es ser jefe de partido”, opinó.

Según Pereira, esa consideración hace desconfiar a las mayorías que él mismo quiere “ser candidato a algo (..), porque no se concibe que el lugar más importante sea ser jefe de partido”.

Para dar un ejemplo de su pensamiento, el presidente del FA hizo mención a la figura “más importante de la izquierda”, Líber Seregni, quien “nunca fue jefe de gobierno”. “Y Tabaré Vázquez, su primer lugar fue ser jefe de partido”, añadió.

Siguiendo con su razonamiento, Pereira abogó por la conexión entre las dos figuras (jefe de partido y jefe de gobierno), y consideró que “si no la hay”, la coalición de izquierda perdería la conexión “con los nuevos movimientos sociales”.

Según el presidente, cuando esto ocurre, la fuerza política “desconecta con los jóvenes, la cultura, la intelectualidad, trata a los periodistas como si fueran enemigos y si alguien tiene una (camioneta) 4 por 4 porque es productor, le decimos terrateniente aunque esa sea una herramienta de trabajo”. “Aquí está la separación brutal entre un discurso que nada tiene que ver con la realidad, con las categorías históricas y mucho menos de las categorías actuales”, agregó.

Por otra parte, volvió a defender la idea de incorporar al Frente Amplio la visión de los movimientos sociales emergentes, como el feminismo.

Para Pereira, es tarea del FA acercar esas visiones, pero nunca con “la práctica de sumisión”. “Si uno le dice a los feminismos: vengan, intégrense al Frente Amplio que nosotros les vamos a decir cómo tienen que hacer las cosas, perdónenme pero no va a entrar nadie”, opinó.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO