Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política Lacalle |

Representación en barra

¿Por qué Lacalle no quiere ir solo a la asunción de Lula?

¿Cuál es el objetivo político de los recientes contactos de Lacalle Pou con Julio María Sanguinetti y José Mujica?

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La noticia ya ganó los titulares de los medios: el presidente Lacalle Pou se reunió días atrás con el expresidente José Mujica, y este jueves llamó a Julio María Sanguinetti y también a Mujica para pedirles que lo acompañen a la asunción de Lula da Silva como presidente de Brasil, acto que se realizará el primero de enero de 2023.

Tanto de la reunión con Mujica como de las posteriores llamadas telefónicas no han trascendido detalles sustanciales más allá de algunas declaraciones protocolares. Por lo que no es extraño que las especulaciones estén a la orden del día.

¿Qué objetivos políticos tuvo la reunión con Pepe? ¿Cuáles fueron los tema de coyuntura que se trataron en ese encuentro en Suárez Chico? ¿Habrán conversado sobre los casos de Astesiano y Marset? ¿Por qué Lacalle Pou le pidió a los expresidentes que lo acompañen a la asunción de Lula? ¿Este viaje "en barra" tiene que ver con la tensa situación que vive el Mercosur? ¿La idea de Lacalle Pou es que Sanguinetti y especialmente Mujica le "den una mano" para acercar posiciones con Lula con el objetivo de "aflojar" las tensiones regionales, sobre todo con el gobierno argentino?

¿Qué dijo Lacalle Pou?

“Ahora de tarde llamé al presidente Sanguinetti y al presidente Mujica para pedirles que me acompañen a la asunción del presidente de Brasil. Porque eso es lo que tiene que demostrar Uruguay”. Lacalle Pou dijo esto durante su discurso tras inaugurar la doble vía de la Ruta 3, en el departamento San José.

Después hizo la precisión política que se esperaba: “Nadie se va a llevar una sorpresa si digo que tengo alguna diferencia política con el presidente Mujica, y que tengo más coincidencias con Sanguinetti. Pero esto es la continuidad democrática, institucional y republicana que en el mundo de hoy pocos países pueden demostrar".

A esto agregó: "Dejemos de lado las diferencias políticas, dejemos de lado las rencillas diarias y tratemos de pensar en grande".

“A este gobierno le quedan 800 días. De mucho trabajo, de mucho esfuerzo, de mucho sacrificio, sabiendo que después que nosotros nos vayamos va a tener que venir alguien que la ciudadanía elegirá para seguir haciendo lo que esté bien, cambiar alguna cosa que esté mal y hacer lo que nunca se hizo. Al fin y al cabo, esa es la propia evolución del individuo y de la sociedad”, siguió Lacalle Pou.

La invitación, ya se conoció, fue aceptada por Sanguinetti y por Mujica. Así que a preparar las valijas.

Sobre la reunión de Lacalle Pou con Mujica en Suárez Chico no se sabe mucho, ya que ambas figuras políticas no hicieron declaraciones a la prensa.

Lo que se sabe es lo informado en la última edición del semanario Búsqueda, en el que se cita a fuentes de Presidencia que indicaron que en la reunión hubo "buena sintonía" entre ambos al tratar los temas de la coyuntura política.

Para cualquier ciudadano de a pie queda claro que la situación del gobierno nacional, tanto en lo regional como en lo local, está más que complicada. Entonces, ¿estos contactos con los referentes políticos del Frente Amplio y del Partido Colorado apuntan a "calmar las aguas"? ¿Qué pasará en estos 800 días que le quedan en Torre Ejecutiva a Lacalle Pou? ¿Cómo incidirá la saga de turbias revelaciones tanto del caso Astesiano como el de Marset?

Temas

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO