Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
mermelada de naranja | cítrico | receta

Ideal para la época

Receta milenaria: Mermelada de Naranja

Es una receta que tiene siglos en la historia de la humanidad y los seguirá teniendo. Una solución fácil, rápida y rica para aprovechar el cítrico.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Aprovechando que este cítrico se encuentra a buen precio en el mercado uruguayo últimamente y que muchos cuentan con naranjo en su propio jardín, te contamos una receta que podes hacer.

El origen de la mermelada data de la antigua Grecia, según se incluye en el recetario de cocina de Apicio (romano del Siglo I), donde se consta que en aquel tiempo cocía membrillo con miel para endulzarlo. La palabra "mermelada" refiere a "confitura de membrillo", ya que en portugués el membrillo se dice marmelo; pero el termino tiene raíz en el latín melimelum, un tipo de manzana típico de la antigua Grecia.

La mermelada de naranja en específico se piensa que fue creada por el médico de María, Reina de Francia, en 1561, quién mezcló pulpa de naranjas con azúcar molida para aliviar los mareos de la Reina en sus viajes en barco. Y hay quienes aseguran que la palabra mermelada proviene del francés "Marie Est Malade" o sea, "María está enferma".

Ingredientes

  • 1 kg. de Naranjas
  • Azúcar
  • 2 clavos de olor o ramas de canela

Procedimiento

  1. Exprimir las naranjas. Pesar el jugo, mezclarlo con el mismo peso de azúcar, y agregar los clavos de olor.
      • Se puede utilizar la pulpa si se quiere para obtener un resultado más grumoso y espeso, en cuyo caso se pueden pelar la mitad de las naranjas y agregar picadas y el otro tanto en jugo.
      • Se puede utilizar un poco de la cascara cuidando el amargor.
  2. Llevar la preparación a fuego fuerte y cocinar por aproximadamente 1 hora, ir testeando la consistencia.
      • Se recomienda que durante la cocción se vaya sacando la espuma que se forma. E ir revolviendo.
  3. Una vez finaliza la cocción, retirar del fuego y quitar los clavos de olor.
      • Para saber si está en cocción se puede sacar un poco de la mermelada, esparcirla en un plato y intentar hacer una granja en el centro con la cuchara; si se puede hacer sin que se una la mermelada, está lista.
  4. Luego de entibiar, colocarse en frascos con tapa y darlos vuelta, al otro día llevar a la heladera.
      • Se recomienda esterilizar los frascos para una correcta y segura conservación.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO