Se va 2018, que venga 2019

Por Juan Raúl Ferreira.

Se fue el año casi que sin darnos cuenta. No será recordado como un gran año. Los resultados de las elecciones intermedias en EEUU demuestran una crisis en su liderazgo, con denuncias de crímenes de su jefe de Estado y una permanente ola de renuncias en su equipo sin precedentes en la historia. Año de opinión volátil, Macron baja del 64% al 21,3% de aceptación. En Brasil, ordenan la libertad de Lula, pero una jueza  desacata la decisión del Tribunal competente. Argentina se arrodilla ante el Fondo y, aún así, la reunión del G20 demuestra su incapacidad de generar una mínima confianza de la comunidad internacional.

Año difícil. Naturalmente capturó el ánimo de los uruguayos. Es así como hemos logrado siempre superarnos en medio de crisis que otros países no hubieran soportado. Críticos, pero constructivos. Si algún dirigente político cree que hay que copiar a la ultraderecha que avanza en el mundo para ganar, no entendió nada.

Los números nos ponen en primer lugar en todo: calidad de vida, seguridad (el tema que más nos disgusta a todos, porque no miramos el mundo en el que estamos insertos, sino el pasado que añoramos).También estamos primeros en calidad de vida democrática; baja de mortalidad infantil y mas bajos en analfabetismo. Pero mucha gente anda legítimamente molesta, con sensación de insuficiencia. Un país extraordinario por el que vale la pena luchar. Porque el Uruguay es exigente, ojalá en eso nunca cambiemos.

No es un fin de año de júbilo. Es de esperanza en profundizar los cambios que han puesto al país en el mundo como modelo en varios temas. Todos esos temas que a la gente no le son suficientes, la oposición los quiere derogar. En efecto, a la gente no le basta con lo que avanzamos, quiere más. Pero la oposición le ofrece ir a menos, cuando la gente quiere ir a más. A la oposición no se le cae una idea, una propuesta.

Sólo hablan de lo que van a derogar: el matrimonio igualitario, la despenalización del aborto, la regulación del cannabis (sobre este tema digamos que ya algunos estados de los EEUU han tomado Uruguay como ejemplo, así como muchos países del primer mundo). También van a derogar la tolerancia cero de consumo de alcohol para conducir. Se ha reducido la muerte en accidentes de tránsito en una forma desconocida hasta ahora en la región. La Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) sostiene que haber llevado a cero el límite de alcohol en los conductores incidió en la baja de la siniestralidad en un 12% en el primer semestre del primer año. La Organización Internacional de Accidentes de Tránsito (OIAT) dice que el promedio disminuyó en un 4% anual desde entonces.

Lacalle Pou dice que va a prohibir las excavaciones en los cuarteles en busca de los desaparecidos. España es un buen ejemplo de cómo el tema, si no se soluciona, termina saltando, en ese caso 70 años después. El joven Sartori dice que el drama de las familias que no saben qué fue de los suyos es “ideológico”. (¿?)

Este además dice que se puede votar viviendo en el exterior, pero viniendo al país. Pero él nunca vino a votar. Debutará con el voto como candidato presidencial.

Es obvio que el mundo protagoniza un derechazo violento que algunos creen que tiene espacio en Uruguay. Salvo el triunfo de Manuel López Obrador en México, todas las demás noticias han sido malas. Aun cuando creíamos que, luego de robarle las elecciones, en Brasil liberaban a Lula, una jueza de menor rango desoye el mandato del Tribunal Supremo y lo deja preso. A Macron lo tiran abajo manifestaciones populares, pero las alternativas son más a la derecha. Cuando Merkel renuncia al liderazgo de su partido en Alemania  es porque la sustituye una mujer más de derecha.

2018 fue año de dolores y alegrías; esperanzas y frustraciones; de seriedad y demagogia. Pero Uruguay encara el año que se inicia con fuerza y ganas de avanzar en sus conquistas. Exige más pero no permitirá, fiel a su historia, ni un paso atrás. Todo eso nos da fuerza. Energía de lucha. Y por eso podemos desearles a nuestros/as lectores/as un desafiante pero feliz año 2019 de alegría y lucha. Las dos armas contra las que nunca ha podido el fascismo.

3 Comentarios en "Se va 2018, que venga 2019"

  1. Claro y preciso,sin vueltas.Gracias Juan Raúl y que se mejore pronto de ese atropello.

  2. Gracias Juan Raúl por venirte al Frente. Con el aporte de tus decenas de miles de votos aseguras la victoria en la primera vuelta!!!

  3. Te gusta Maduro? Ahora todos son ultrsderecha? Que bajo caiste.

Los comentarios están cerrados.

Compartir:
Leer entrada anterior
Otra vez se “protestan” las cifras oficiales y opina el FMI
Otra vez se “protestan” las cifras oficiales y opina el FMI

El PIB de Uruguay creció 2,1% en el tercer trimestre, y se apresta a completar 15 años de crecimiento ininterrumpido,...

Cerrar