Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Sociedad Ta-Ta | homicidio |

Todo muy raro

Homicidio de Ta-Ta: la Policía se llevó flor de sorpresa

Un hombre que apareció asesinado y semicalcinado en Melilla y otro que fue detenido son los sospechosos del crimen del trabajador de Ta-Ta.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Hace unas semanas el homicidio de un trabajador de Ta-Ta del Parque Rodó sacudió a la sociedad uruguaya. Desde ese momento la Policía comenzó a buscar a los delincuentes que dieron muerte al trabajador. En las últimas horas los uniformados se llevaron flor de sorpresa, cuando un hombre que apareció asesinado y semicalcinado era uno de los buscados por el crimen del trabajador de Ta-Ta. El cadáver fue encontrado este lunes en Avenida de los Deportes y Camino los Camalotes, en la zona de Melilla.

Tenía 19 años y era buscado intensamente por la Policía desde el crimen de Marcelo Demestoy, gerente de la sucursal de Ta-Ta de Parque Rodó asesinado durante una rapiña semanas atrás.

Personal de Bomberos se hizo presente para apagar el fuego y al llegar encontraron a la persona sin vida y semicalcinada.

En el lugar trabajó Bomberos, personal de Investigaciones de Zona Operacional IV y Policía Científica.

Lo que sabía la Policía es que los delincuentes frecuentaban la zona oeste de Montevideo, y tenían identificado a la persona que la conducía.

Este lunes, además, la Policía detuvo al otro involucrado en el crimen de Demestoy: se trata de un hombre de 22 años, autor material del asesinato.

El 29 de mayo dos hombres llegaron en una moto al local de Ta-Ta, ubicado en Carlos María Maggiolo y José Filgueira, en Parque Rodó, para cometer una rapiña. Redujeron a clientes y trabajadores. Uno de ellos obligó al guardia de seguridad y al gerente de la sucursal a ir al depósito. Allí le pegó un culatazo en la cabeza y tras el golpe, el arma se gatilló y la bala impactó en el gerente, Marcelo Demestoy, de 56 años y con más de dos décadas de trabajo en la empresa. Al notar la situación y al no poder hacerse del dinero del depósito, huyeron con 4.000 pesos que robaron de una caja.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO