Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

UTE: FA denuncia que presupuesto pone en peligro calidad de atención

El presupuesto fue dado a conocer al FA apenas 24 horas antes de ser tratado por el directorio.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Con el voto contrario del representante del Frente Amplio (FA), Fernanda Cardona, el directorio de UTE aprobó el presupuesto quinquenal, el que para la oposición pone en peligro la continuidad de las inversiones y los objetivos estratégicos del organismo.

Según se indicó desde el FA, el presupuesto se puso en conocimiento de la directora Cardona 24 horas antes de votarlo.

“El avasallamiento de las minorías, la poca información, la imposición sistemática, el no otorgamiento de prórrogas ni aplazamientos de temas que llegan sobre la hora del comienzo del Directorio está siendo una práctica habitual. Muy por el contrario a la práctica democrática realizada por los Directorios del FA”, indicaron.

Respecto del presupuesto aprobado indican que los lineamientos de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) solicitan que el tope máximo a ejecutar no supere el promedio de la ejecución 2015-2019. Lo ejecutado en ese período es de aprox. US$ 1.200 millones, lo que da un promedio de US$ 240 millones por año. Según los lineamientos recibidos de OPP, este tope se debe reducir al menos en un 15%.

El quinquenio anterior UTE tuvo un presupuesto global de inversiones de US$ 1.400 millones. Finalmente la ejecución concreta del quinquenio fue inferior y rondó los 1.200 millones.

Vistos los números, “la preocupación fundamental radica en el impacto negativo que esto tendrá en el servicio eléctrico, en el desarrollo de UTE en este mercado competitivo de la energía, en la garantía del derecho de acceso a la energía de la población y en la pérdida de trabajo indirecto que deriva del volumen de inversiones de UTE”.

Entre los elementos que preocupan al FA se encuentran la supresión de la inversión de la planta solar fotovoltaica, la incertidumbre respecto a la renovación de la central hidroeléctrica de Baygorria, y la posible privatización de los parques eólicos o la nueva Central de Ciclo Combinado, que “permitirían una liquidez del entorno a los 900 millones de dólares que prometieron”.

“El Uruguay realizó una enorme transformación en sus fuentes de energía eléctrica y permitió una baja real de la tarifa, pero ese era solo el primer paso, ahora tocaba avanzar en Trasmision, Distribucion y Comercial, para lograr que nuestro pueblo se pudiera apropiar de todos los beneficios. Este presupuesto pone en duda esa posibilidad”, concluye.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO