Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
coronavirus | pandemia |

Ojo no se desmadre todo, como en un partido en La Paz

Muy lejos uno del otro: estamos en relativo control

Conferencia de prensa del Grupo de Asesoramiento al poder Ejecutivo por la situación sanitaria

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

“La situación hoy se califica como de relativo control, pero se puede descontrolar rápidamente por la contagiosidad del virus”, advirtió Radi, uno de los miembros del Grupo Científico Asesor designado por el presidente de la República para trabajar asesorando las decisiones del gobierno en la conducción de los planes y desarrollo de medidas ante la emergencia sanitaria por COVID-19.

Para el experto “existe un relativo control de la pandemia en Uruguay, con un nivel de contagiosidad muy bajo” afirmó, ejemplificando sus dichos con el bajo cómputo de casos activos reportados durante los últimos doce días.

El denominado Grupo Asesor Científico Honorario, designado por el presidente de la República el pasado 16 de abril, está conformado en su “núcleo central” por Rafael Radi, Fernando Paganini y Henry Cohen.

Ayer jueves y luego de reunirse con el presidente de la República, este Grupo Asesor, realizó una conferencia de prensa, donde se explicó el proceso de trabajo adoptado y las formas en que se ha ido ampliando el trabajo integral de la comisión de asesores con otros investigadores.

La ampliación y las coordinaciones desarrolladas por el Grupo Asesor, han conducido a que el trabajo en equipo abarque la labor de 55 personas.

Se supo además que, “otro grupo de investigadores y académicos se conectan a través de ellos al Grupo Asesor Científico Honorario”.

“Constituimos dos grandes áreas de asesoramiento: salud, que coordina Henry Cohen, y ciencia y tecnología de datos, que coordina Fernando Paganini. Entre ambas hay sinergia, comunicación de saberes y trabajo interdisciplinario. Se estableció una secretaría técnica, que lleva adelante la coordinadora de la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología, Silvana Ravía”, así describía Radi, la estructura del trabajo y los asesores a cargo de las mismas.

De acuerdo a lo informado el trabajo se desarrolla sobre cuatro líneas directrices: progresividad, regulación, monitoreo y evidencia, ellas son las que orientan las posibles acciones para avanzar hacia lo que se ha definido como “nueva normalidad”.

“No tomamos decisiones de gobierno”, explicitó Radi, quien agregó “los terrenos de acción están claramente delimitados y la toma de decisiones, una vez que nosotros tomamos la evidencia, es de estricto dominio del Gobierno nacional”.

Una vez a la semana el “grupo primario se reúne con el Gobierno”, una instancia de trabajo que llaman “grupo de transición uy”, en la que participan otros actores, entre los que destacaron al titular de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Isaac Alfie.

El intercambio informativo y de cooperación del Grupo de Asesores se extiende a las academias de ciencias y medicina, las universidades de la República (Udelar) y ORT y los institutos de investigación que trabajan activamente para enfrentar la pandemia, como el Pasteur y el de Investigaciones Biológicas Clemente Estable.

Sus vinculaciones de trabajo abarcan diversas instituciones del Estado, como el Ministerio de Salud Pública, el de Educación y Cultura, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, la Agencia del Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y el Conocimiento (Agesic), el Instituto Nacional de Estadística y la Intendencia de Montevideo, entre otros.

Todos los reportes que se producen, a partir del trabajo conjunto y como resultado del mismo, son enviados semanal o quincenalmente al Poder Ejecutivo.

En la misma conferencia de prensa Henry Cohen, señaló “que el grupo enfocado a la salud tiene como objetivo trazar una estrategia general de apertura progresiva, regulada, constantemente monitorizada y, en lo posible, basada en la evidencia, que busque el equilibrio entre algunos elementos centrales, como el control y el manejo óptimos de la enfermedad en forma individual y colectiva y el restablecimiento del funcionamiento en el tránsito hacia la “nueva normalidad”.

Por su parte, Eduardo Paganini, según señala la página de Presidencia, se ocupó de describir las características del “trabajo del equipo que encabeza, dedicado a herramientas informáticas para ayudar a combatir la COVID-19, los modelos matemáticos y estimaciones sobre la epidemia”.

En ese sentido se conoció que la “estructura de colaboradores incluyó a 20 personas de diversas organizaciones”, entre los que fueron mencionados: Javier Barreiro, de la Agesic; María Inés Fariello y Federico Lecumberry, de la Udelar; Andrés Ferragut, de la ORT; Juan Gil, del MSP, y Ernesto Mordecki, de la Academia de Ciencias.

En esta área de trabajo se conformaron tres grupos: uno denominado “Datos para la vigilancia epidemiológica” que concentró sus tareas en los esfuerzos tecnológicos para mejorar los sistemas informáticos del MSP para el seguimiento de casos.

Un segundo grupo, “Movilidad y aplicaciones informáticas, para el monitoreo de la movilidad de personas” y un tercero,” Modelos y proyecciones, utiliza modelos matemáticos y estadísticos” encargados de medir la tendencia de los contagios y proyecciones de impacto en la salud, así como del muestreo y análisis estadístico.

Éste último grupo, se ocupa de realizar evaluaciones de “fenómenos no observados, como, por ejemplo, cantidad de asintomáticos o niveles de contacto social, a partir de estudios o encuestas” que se realicen.

En las conclusiones de la conferencia de prensa, Rafael Radi señaló: “La situación hoy se califica como de relativo control, pero se puede descontrolar rápidamente por la contagiosidad del virus”.

Por ello, explicó, las actividades que se vayan habilitando requerirán monitoreo y seguimiento estricto, “acompañados de testeos focalizados y aleatorios, con estudio de modelos predictivos para prever el avance de la enfermedad y los requerimientos del sistema de salud”.

Radi hizo particular énfasis en señalar que “el área educativa fue analizada por el grupo con las herramientas elaboradas por los distintos científicos para concluir en un informe que servirá de insumo para las decisiones del Gobierno”.

“La única estrategia sustentable para el país es evitar los contagios y, para esto, la herramienta más potente es el distanciamiento físico sostenido”, recalcó Radi.

Una medida que debe acompañarse de otro conjunto de acciones: uso correcto de tapabocas, higiene personal y ambiental, ventilación de espacios cerrados y tiempos de exposición acotados, señaló.

El reconocido científico recomendó la importancia de respetar y cumplir con “un distanciamiento físico de dos metros entre dos personas de pie, cinco metros mientras se camina y diez a veinte metros cuando el desplazamiento es en bicicleta (…) Esta es la estrategia más potente para impedir el contagio y mantener los niveles de infección bajos mientras se sigue avanzando en el proceso de transición a la “nueva normalidad”, concluyó el científico.

Para Radi, parte relevante del éxito en el control relativo de la pandemia emerge de la detección precoz de un foco y su “apagamiento”, articulado con los meses de buen clima y un comportamiento del conjunto de la población acorde a las circunstancias: “Si hay otros elementos que tienen que ver con la respuesta inmune, no tenemos datos para afirmar. Sobre el consumo del mate no tenemos ningún dato”, dijo.

Remarcando lo anterior, pero enfatizando que la situación no ha sido dada por terminada señaló: “Lo fundamental ha sido la detección precoz, el aislamiento de casos y que las condiciones sanitarias y del sistema de salud nacional son buenas. Tenemos que superar los meses del invierno con la pandemia controlada. El gran esfuerzo tiene que ser lo que resta de mayo, junio y julio y ver cómo estamos en agosto. Esto es como estar jugando un partido en la altura de La Paz aguantando el 0 a 0. Estamos bastante contentos, pero nos pueden golear en tres minutos. No aflojar en las medidas y saber, como sociedad que, si vamos a caminar a nuevas reaperturas, la única forma es evitar el contagio. Debemos superar estos meses y volver a conversar cuando termine el invierno”, enfatizó Radi.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO