Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política

Desde el gobierno nos empujan a la huelga

El gobierno nos ha puesto «en penitencia»

Venimos llevando adelante este conflicto hace más de un mes, por el no pago del viático de junio, decidido unilateral y de forma prepotente por la patronal del taxi.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El Sindicato Único de Automóviles con Taxímetro y Telefonistas (SUATT) se encuentra en situación de conflicto hace poco más de un mes.

El pasado 25 de junio luego de un comunicado dirigido al ministro de Trabajo y Seguridad Social Pablo Mieres, por parte de las microempresas del sector taxi, se conoció que, a partir del mes de junio, no se estaría pagando «el viático a los trabajadores del taxi», argumentando que la decisión era debido a que no pueden hacerlo.

La medida se hizo efectiva y ello fue respondido por el sindicato quienes iniciaron una serie de acciones dirigidas a revertir esta decisión unilateral de las patronales.

Para interiorizarse con este conflicto, Caras y Caretas Portal, entrevistó a Damián Fernández uno de los dirigentes del mencionado sindicato.

Para ello, solicitamos, en primer lugar, a Damián Fernández, nos describiera el punto de partida del conflicto en el que están inmersos en estos momentos.

Nosotros venimos llevando adelante este conflicto hace más de un mes, donde lo que ocasiona esto es el no pago, de manera unilateral, de manera prepotente de la patronal del viático correspondiente al mes de junio, no sólo no se pagó el viático, sino que se emitió los recibos de salarios sin esa partida”.

Es a partir de esta acción “prepotente y unilateral”, señala Fernández, que se inicia el conflicto “con la realización de movilizaciones a los lugares donde los diferentes administradores fijan para que se realicen los relevos de los chóferes”.

En paralelo a ello, se iniciaron gestiones en el ministerio de Trabajo hacia donde encaminaron la denuncia de lo sucedido.

A raíz de esta denuncia “se citó a la patronal por parte del ministerio y se generó una tripartita donde la patronal insistía con su decisión argumentando que no estaba en condiciones de poder pagarlo”.

El ministerio de Trabajo por su parte propuso que se abriera la octava ronda de salarios ya que el convenio anterior vencía el 30 de junio, propuesta a la que se opuso la organización sindical “nosotros logramos separar allí lo que significaba el pago del viático que correspondía a la séptima ronda del consejo de salarios de lo que venía a ser la octava ronda”.

En este sentido, al reflexionar sobre la propuesta que habían recibido por parte del ministerio de trabajo, el dirigente del SUATT expresó: “es imposible pensar que fuéramos a empezar a negociar una ronda salarial, la octava, sin que nos estuvieran cumpliendo el salario de la séptima, es como empezar un partido perdiendo tres a cero”, graficó Fernández con esta metáfora futbolística.

Esta decisión de la organización permitió “torcer” la posición de la patronal y avanzar hacia la firma de un “acuerdo de pago donde reintegraban lo que se adeudaba a los trabajadores, se firmó un acuerdo donde pagarían el viático de junio en dos meses”.

Luego de la firma del acuerdo, explica el sindicalista, “se comienza la octava ronda, una ronda muy particular en el marco de esta crisis económica, una ronda donde nuestro sector del transporte, nuestro grupo 13 del Consejo de Salarios, quedara por fuera de los lineamientos generales del gobierno, lo que ya representa una baja salarial importante porque los lineamientos marcan un aumento del 3% y la inflación que se estima para fin de año estaría en 10, lo que expresa una clara pérdida del salario real, al quedar por fuera de los lineamientos queda clara la posición del gobierno de rever toda la situación salarial del sector”.

Fernández destacó que, lejos de lo que pudiera pensarse o producto del desconocimiento existente sobre el trabajo que realizan ellos son “uno de los sectores más sumergidos donde los incumplimientos de la patronales y las coacciones hacia los compañeros para que no reclamen lo que les corresponde es muy grande, donde el papel del administrador es muy importante y con ese afán de la patronal de siempre estar intentando quitar salarial y desmejorar las condiciones de trabajo, no solamente para llenarse ellos los bolsillos, sino como un ataque directo a la organización sindical” y agregó con énfasis, “a la patronal del taxi les molesta que los trabajadores se organicen”.

Sobre el modo en que se viene desarrollando la octava ronda del Consejo de Salarios describió, además de lo ya señalado con relación al adeudo actual del viático del mes de junio, que la propuesta presentada por la patronal “es la esclavitud puesta en un papel y va desde pedir que un trabajador esté solo con el coche todo el día, hasta que trabajemos 12 horas y cobremos 8, eso es lo que presenta la patronal”.

Ante esto, refirió Fernández, el gobierno presentó “una propuesta de acercamiento” que para los trabajadores también resulta insuficiente, ya que el gobierno “se hace eco de algunos de los pedidos de la patronal, ante esta situación el planteo de los trabajadores implica que se asuma por el gobierno y la patronal, “que por ser unos salarios sumergidos en esta ronda no nos toque rebajar, ya que desde rondas anteriores los salarios del sector han crecido por debajo de la inflación”.

Fernández explicó que el ministerio “tomó mal las movilizaciones que se habían hecho por parte del sindicato” y “nos ha puesto en penitencia”.

Preguntado sobre por qué llegaban a dicha conclusión señaló: “este gobierno de Lacalle ha puesto a los trabajadores del taxímetro en penitencia, ha suspendido las reuniones de la octava ronda y estamos a la espera de ver qué va a hacer el poder Ejecutivo, cómo se va a seguir desarrollando esta ronda, con las negociaciones suspendidas por parte del ministerio por movilizar”.

Al solicitarle expliqué qué significa lo que señala expresó: “la semana pasada que teníamos una reunión cuando fuimos  la habían suspendido y teníamos una cantidad importante de policías esperándonos en el ministerio como si fuésemos delincuentes, como si nosotros no pudiéramos reclamar que nos están bajando el 30% del salario, el gobierno pretende que a nosotros nos bajen el 30% del salario y lo miremos por tele, es algo impensado para este gremio que se caracteriza por siempre estar peleando, por siempre luchar”.

Al finalizar la entrevista, Damián Fernández fue enfático y firme en trasmitir la voluntad del sindicato de generar las instancias de diálogo necesarias, sin que ello signifique abandonar las medidas de lucha que se decidan porque ello es parte de los derechos conquistados por los trabajadores.

Una de las medidas actuales que llevan a cabo es “trabajar a reglamento, parar de 22 a las 0600hrs todos los días, trabajando además en tareas organizadas en cada uno de cantones y comité de bases que son las paradas de taxi”.

El gremio evalúa que las medidas que viene adoptando el gobierno “los empujan a la huelga, porque con esta incertidumbre que tenemos no nos queda otra opción de lucha que seguir profundizando las medidas”.

El sindicalista agradeció, en nombre de todos los afiliados al gremio, la solidaridad que han manifestado en esta instancia de lucha por parte de otras organizaciones sindicales de quienes han recibido apoyo y solidaridad militante.

 

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO