Política exterior sin norte

El silencio de ¿los inocentes?

Por Juan Raúl de Ferreira.

Bustillo silencio

Una semana muy movida en el mundo. Israel, considerada libre de coronavirus, vuelve a atrasar la entrada de turistas, tras aumento progresivo de contagios por variante Delta. En el Caribe, movidas en el tablero político de Cuba y Haití. En EEUU solo el 3% de la población usa tapabocas, en momentos en que vuelven a dispararse los contagios con nueva cepa. En Sudáfrica un exmandatorio va preso por corrupción. Bolsonaro hace estragos en un hospital, internado. Castillo gana en Perú.

Las reacciones del gobierno uruguayo han sido dispares e ideologizadas. Silencios y exabruptos que no responden ni al interés nacional ni a la objetividad de los hechos. Silencio cuando debió hablar y se le va la moto cuando debería aconsejarse silencio.

El canciller adjetiva a Cuba como una dictadura. Pero guarda silencio por los sucesos del vecino Haití. ¿Son iguales o parecidos? Al salir la revista de esta semana, como en toda la que culmina, no ha habido un solo periodista preso o detenido en Cuba. No es así en Haití, donde además de crímenes y tortura, días antes del magnicidio, murió uno, Diego Charles, a metros de la residencia presidencial. Y son, antes que el suyo, muchos los asesinatos a miembros de la prensa, nacional y extranjera. Ocurren nada menos que en la primera república independiente del continente.

¿Haití no es una dictadura? ¿Por qué el silencio del gobierno uruguayo? ¿Tenemos embajador acreditado ya en Haití (aunque fuera concurrente en Dominicana)? La página web de nuestra embajada es muy elocuente: está vacía. La del consulado, la única información que contiene es la hora de atención al público. Aunque solo dice (textualmente) “el horario del cónsul puede variar”, pero no aclara cuál es.

En Cuba, en cambio, habla el propio ministro: “Es una dictadura”. ¿Cuánta gente manifestó en Cuba? ¿100, 200, 300? Digamos, razonando por el disparate, ¿1.000? Canciller a la prensa… Y de la manifestación de 100.000 personas en el acto presidido por Díaz Canel y Raúl Castro, ¿no encontró nada para decir? Y de las manifestaciones con muertos en Haití: ¿nada? Es una especie de dislexia ideológica.

En Sudáfrica, el mismo día que se conmemora “el día internacional Nelson Mandela”, un expresidente, que estuvo preso junto a él, es detenido por corrupción. El país ha pasado de tener presos políticos a tener políticos presos; mal endémico de nuestros tiempos. ¿Algún comentario, Sr. ministro? Recordemos nuestra deuda con el pueblo de Madiba (Nelson Mandela): el Apartheid termina en 1994. Uruguay (un gobierno colorado y otro blanco) no rompió relaciones con los gobiernos racistas. Argentina, por ejemplo, al retornar a la democracia, Alfonsín cortó de inmediato los lazos diplomáticos. Nosotros no. ¿Algo que decir, Sr. ministro?

A veces los desafines son en silencio. Otras, porque se habla demás. El presidente Lacalle (hijo) viene a ritmo invicto de una pelea con un jefe de Estado por cada Zoom. Alguna pelea cruzó el Atlántico y se hizo oír en el Coprincipado de Andorra.

Perú, después de marchas y contramarchas, tiene presidente electo: Pedro Castillo. Ahora bien, sí nos atrevimos a pegarle un reto al presidente argentino por haberle felicitado porque aún no había sido proclamado (¡qué tenemos que meternos nosotros!). Yo mando esta nota con Castillo ya proclamado y silencio uruguayo. ¿Les gustaría más “Quiero Fujimori”? En cualquier caso deben chequear bien las direcciones (para felicitación y condolencias) ya que ambos cambian de domicilio: uno al palacio presidencial y la otra, aparentemente, a la cárcel por corrupción.

¿Qué nos pasa? ¿Por qué un país que, como Uruguay, históricamente ha compensado su pequeñez geográfica, poblacional, productiva y de consumo con prestigio de su política exterior independiente, hoy comete estos errores? Venimos invencibles en no embocarle a una.

La semana anterior hablábamos de nuestro error en jugarnos a Bolsonaro en perjuicio de Argentina. Señalábamos que menospreciamos el papel de Itamaraty en neutralizar los dislates del presidente brasileño. Hoy agregamos que el año que viene habrá elecciones en aquel país: Lula duplica a Bolsonaro en las encuestas. Fernando Enrique Cardoso se saca una foto con Lula tras dos horas de reunión. Bolsonaro se pasea sin tapabocas por el hospital, donde se encuentra internado. Un poquito de sensatez vendría muy bien.

Nuestra política exterior es al revés que la célebre película de Anthony Hopkins: grito contra inocentes. El silencio sobre los culpables.
Qué pena.

9 comentarios en «El silencio de ¿los inocentes?»

  1. Juan Raúl, aquí hay un silencio peor y es el relativo a la pandemia. Muchos países hablan de «plandemia» Este 24 de julio, ayer, marchas multitudinarias en TODO el mundo contra la «plandemia» No sólo contra los pasaportes sanitarios, sino contra las vacunas y las muchas mentiras en torno a este tema. Marchas en Australia, Francia, Inglaterra, Italia, Nueva Zelanda, Finlandia, Grecia, Luxemburgo, España, Sud Africa, Portugal, Ucrania, Lithuania, Japón, etc. y aquí nadie SE ANIMA a decir nada, ni a favor ni en contra…. qué pasa? Solo pido que alguno de los que se dedican al periodismo tenga la valentía de analizar la otra campana de este tema. Ya hay dos juicios ganados contra las PCR (en Portugal y Alemania) y empiezan a aparecer muchas demandas. Lamentablemente vamos a llegar MUY tarde y al final, nos guste o no, algunos mas sacados como el Dr, Salle, van a tener razón… Si te animas, ve si puedes a hacer algo. Gracias.

    • Lo que pasa es que ocultan la Gran Conspiración que emana desde el Centro de Poder Mundial, del capitalismo sionista!!! Esto es todo un cuento inventado por Gran Pharma no sólo para llenarse de plata, sino para inocular a la gente con sustancias que les modifican el ADN y así ir moldeando gentes sumisas. Resistir!! Siempre Resistir!!!

  2. Muy buen artículo. Hay silencios que son atronadores y palabras (discursos enteros, a veces) que deberían esconderse de la vergüenza.

  3. Excelente comentario como siempre. Como va el dicho: «el que calla otorga», pero yo creo sinceramente que a Cuba no le interesa un comino lo que piensa o dice el gobierno uruguayo o sus representantes sobre su sistema politica.
    Ademas internacionalmente Uruguay como dijera Mujica:»Donde se deciden los recursos, no entramos ni para servir el café»

  4. World Wide Demostration 3.0 !!!!!!!!!!

  5. Muy buena la nota Juan Raúl, y muy triste ver el papel en el que queda Uruguay con esta política exterior.
    El enano para la asunción no invitó a Cuba y Venezuela por ser «dictaduras» justificándose que no era por temas ideológicos, pero si invitó a Bolivia en donde añéz había dado un golpe de estado.
    O sea, no había asumido y ya estaba dejando clara su desastrosa política exterior, sus mentiras y su odio.

  6. Excelente artìculo.Siempre se aprende sobre polìtica internacional con Ferreira.Saludos.

  7. Raul SansDiplome | el 27 julio, 2021 a las 12:16 am |

    JR contra Pancho!! Pelea entre blancos!!! Nada bueno puede salir de allí!

  8. paulina Asecas de Gosheneche Pradisho Cuesho Casaravisha Bobadisha Aveshaneda Paolisho Besho Padisha Batshe Lakkkashe Vishanueva (Gosho) | | el 28 julio, 2021 a las 8:08 am |

    Votar enanos adictos y terminar suicidándose = Estilo uruguayensis

Comentarios cerrados.

Compartir: