Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Mundo

Horror: encuentran otras 93 tumbas de niños indígenas en Canadá

La Escuela Residencial de la Misión de Saint Joseph fue solo una de las 139 instituciones canadienses creadas en el siglo XIX a las que se envió de manera forzada a niños de comunidades indígenas del país para “integrarlos”.

Un equipo de investigación encontró 93 posibles tumbas sin identificar cerca de la Escuela Residencial de la Misión de Saint Joseph, un antiguo internado para niños indígenas ubicado en Columbia Británica, Canadá.

Este hallazgo se suma a otros similares, como los de la Kamloops Indian Residential School, donde se encontraron los restos de 215 niños indígenas, y los de la fosa común de otra escuela católica en la provincia de Saskatchewan.

El jefe tribal Willie Sellars, del clan Williams Lake First Nation, explicó en una conferencia de prensa que esas 93 posibles tumbas están situadas cerca de un cementerio y dentro del recinto de la escuela, que dejó de funcionar hace décadas.

La directora de la investigación, Whitney Spearing, dijo que el hallazgo es «coherente con un enterramiento humano».

Integrantes del clan Williams Lake First Nation participaron de la inspección geofísica del terreno que se realizó con distintas tecnologías, como radares.

Sellars subrayó que es posible que los restos de muchos de los niños que fallecieron en ese internado, que estuvo abierto entre 1891 y 1981, no se recuperen nunca. «Sus cuerpos fueron lanzados al río, abandonados en las profundidades de lagos, arrojados como basura a incineradoras», lamentó.

«Para esos niños -siguió-, no habrá ninguna lápida, ninguna tumba sin marcar, ningún pequeño fragmento de hueso, que sea analizado de forma forense».

El jefe tribal también afirmó que la investigación ha develado abusos cometidos contra los internos de esa escuela, como torturas, secuestros, aislamientos forzosos y «condiciones de vida horribles, como el consumo de comida podrida, peligro de incendio, hacinamiento y enfermedad». Los niños, agregó, habían denunciado la situación ante las autoridades, pero nadie actuó para defenderlos.

Sellars denunció que responsables religiosos, el Gobierno federal y la Policía Montada de Canadá engañaron a la opinión pública sobre lo que estaba ocurriendo en el internado y acusó a las autoridades de haber destruido documentos al respecto.

La Escuela Residencial de la Misión de Saint Joseph fue solo una de las 139 instituciones canadienses creadas en el siglo XIX a las que se envió de manera forzada a niños de comunidades indígenas del país para “integrarlos”. La mayoría de las instituciones eran controladas por la Iglesia católica. Esta política estatal se mantuvo hasta 1997.

Según una investigación, durante este período alrededor de 150.000 niños amerindios, mestizos y enuit, fueron reclutados contra su voluntad para ser ingresados en estas escuelas y entre 3.200 y 4.100 murieron, en su mayoría de tuberculosis.

El año pasado, después de que se descubrieran las tumbas de 215 niños indígenas en la Kamloops Indian Residential School, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, exigió que la Iglesia Católica y el papa Francisco se disculpen públicamente por los abusos cometidos en estas instituciones.

“Encuentro muy difícil que la Iglesia Católica siga rehusando disculparse y participar en este importante proceso”, remarcó en esa ocasión. Sin embargo, Trudeau no mencionó la responsabilidad del Estado, que fue quien implantó esta política en detrimento de las culturas de las tribus del país.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO