Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política

Con Gabriel Molina, del secretariado del Pit-Cnt

Molina: “Este es un año electoral y los trabajadores nos jugamos mucho”

Para el secretario de comunicaciones de la central sindical y dirigente del Sindicato Único de Telecomunicaciones (Sutel), los trabajadores tienen derecho a hacer política. Destacó que este 1º de Mayo tiene características especiales, ya que se realiza en el contexto de un año electoral en que, como en anteriores ocasiones, se enfrentan dos modelos de país.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

“Como todos los trabajadores, estamos atentos a los fenómenos que se desarrollan en nuestra región. No podemos dejar de ver la situación preocupante de agresión militar impulsada por Estados Unidos [EEUU] y los gobiernos cipayos de Colombia y Brasil contra Venezuela. El 23 de febrero hubo un claro intento de ingreso militar, con la mal llamada ayuda humanitaria. Con el correr del tiempo quedó en evidencia que atrás de eso había otra cosa: un intento de injerencia militar directa. Que no se llevó a cabo porque el ejército de Colombia, como el de Brasil, se negó a un enfrentamiento militar con sus pares venezolanos; situación que se da debido, justamente, al ataque feroz de EEUU por intentar apoderarse de las riquezas más grandes que tiene Venezuela, desde el petróleo a los minerales más ricos, que justamente son tan necesarios para la  industria tecnológica, como el silicio, por ejemplo. Si a estos le agregamos el oro, diamantes y agua dulce, estamos viendo en Venezuela una torta muy rica que el imperialismo estadounidense desea poseer. El traslado del petróleo es mucho más directo desde Caracas que dar la vuelta desde el Medio Oriente.

Está claro que en Brasil, [Jair] Bolsonaro, que llega elegido por la gente, ha tenido actitudes  homofóbicas, antidemocráticas, reivindicando el golpe militar, haciendo un llamado a los militares a salir a las calles. Y por eso, justamente por error, dicen, mataron a un cantante brasileño en plena calle cuando iba con su familia. ¡Por error! Ahí está el resultado del ejército en la calle. Efectos colaterales que le dicen. Y ahora sale a manifestar públicamente que Brasil, para ayudar a Venezuela, está dispuesto a invadir para liberarlo del oprobio de un gobierno dictatorial. Gobierno elegido democráticamente y que ha tenido un porcentaje muy alto de adhesión, como ha tenido el presidente [Nicolás] Maduro, elegido por los venezolanos, de la misma forma que los brasileños eligieron a Bolsonaro.

Del otro lado, Argentina, en una crisis enorme donde la inflación está superando el 35%. Donde  las medidas que se toman son aumentos de las tarifas públicas, ajustando las pensiones. Terminó con la negociación colectiva. Hoy la gente no puede pagar ni la luz. Todas las acciones sociales que estaban yendo a los sectores más pobres de la sociedad hoy se terminaron. Nuevamente Argentina está entrando en un nivel de pobreza muy grande, cosa que había bajado en épocas anteriores. En resumen, el resultado de las  políticas llevadas adelante por estos gobiernos ha sido nefasto para los intereses populares.

Si miramos hacia nuestro país, lo primero a tener en cuenta es que estamos en un año electoral, cosa que los trabajadores estamos mirando con atención. Entendemos que no podemos sentirnos culpables de que los trabajadores también opinemos de política, porque, si no, entonces la política sería el derecho de los que tienen y de los empresarios, pero no es el derecho de los que no tenemos y no somos empresarios. Me refiero a los trabajadores. Y en eso nos va mucho. ¿Si a los empresarios que están jugando a colocar en el centro del gobierno y del Estado a quienes mejor los van a representar en base a sus intereses y están dando la pelea para eso, por qué los trabajadores no podemos dar la pelea para mantener la conquistas que hemos obtenido? Evidentemente que hemos tenido conquistas de derechos en los últimos tiempos. Y vamos a conquistar más. Por eso no es un año fácil. Es un año muy complejo en el que los trabajadores debemos pensar muy bien lo que vamos a hacer. Porque todo lo que pase en octubre puede ser el resultado de que se sigan construyendo derechos para los trabajadores o que, de lo contrario, entremos en un proceso de retroceso que termine con todas las conquistas y entremos en un terreno de debilitamiento.

Por eso, este no es un 1º de Mayo cualquiera.

 

***

 

¿Qué temas estarán presentes en el acto?

Van estar los planteos que los trabajadores hemos hecho siempre. El papel del Estado y la inversión pública, como elemento fundamental para el desarrollo. Creemos que se debe mantener y aumentar. Es la única manera que tiene el Estado de tener un vínculo directo con la economía y el crecimiento del país. Eso es la inversión pública. Después habrá otras formas de inversión que bienvenidas sean. Pero esa es la base fundamental. A eso hay que agregarle todo lo que han ganado los trabajadores rurales, las leyes aprobadas, como la de Responsabilidad Penal  Empresarial, hasta la ley de Insolvencia Patronal. Pasando por la tan atacada Ley de Trabajo para Personas con Discapacidad, en la que todavía hay un debe con los trabajadores y esperamos que se resuelva lo más rápido posible. Todo eso va a estar en la oratoria de nuestro compañero Fernando Pereira.

Nosotros, en forma particular, como Antel, estamos muy preocupados también por todos los avances que ha tenido el tema comunicaciones, con el que hemos colocado a la empresa pública como una de las primeras y mejores en transmisión de datos y comunicaciones del mundo. Una de las mejores. En América Latina es la mejor. Eso es debido a dos cosas que han tenido una sinergia propia que permitió la utilización de la empresa y son justamente decisiones empresariales consultadas con los trabajadores. Eso permitió que se acompañara la inversión en la fibra óptica. Cuando muchos decían que se trataba de millones de dólares que iban a ser enterrados, hoy tienen que reconocer que esa inversión no era para tirar plata y taparla, sino que permitió que las comunicaciones tengan el nivel de hoy. Y son públicas.

A esto debe agregarse la construcción del Data Center Ingeniero José Luis Massera, en el Polo Tecnológico de Pando, que es uno de los mejores bancos de datos en América. Mutinacionales  como Google están usando esos servicios para poder volcar sus contenidos en el continente.

No debemos olvidar la inversión en el cable submarino que conecta a Uruguay con Boca Ratón en Miami, pasando por Maldonado y Recife; le da a nuestro país la posibilidad de tener la mejor velocidad en bajada y subida de internet. Todo eso hecho por una empresa pública que en 1992 la quisieron privatizar. Y en 2001 tuvieron otro intento a través de la ley de presupuesto de ese año, artículos 612 y 613. A pesar de que decían que la empresa pública si no se privatizaba, iba a morir porque no tenía  desarrollo, hoy tenemos una empresa pública de cara al desarrollo tecnológico, apoyando la educación y de alguna forma colaborando con todos los sectores. Ese es el rol que la empresa pública debe tener. O sea, este año se juega mucho de eso.

Y vemos de todo. Se dice de todo. Alguno que dijo que iba a ver los cabezudos al Teatro de Verano, como dijo un candidato que cayó en Uruguay con muy buena suerte y recursos. Como otros que dijeron que si ellos llegaran a ser gobierno, el Ministerio de Trabajo va a dejar de ser del Pit-Cnt. Y por otro lado, de adentro de las filas del movimiento sindical, hay quienes dicen que el Pit-Cnt tiene que dejar de ser el ombligo del gobierno. Oportunismo por un lado, infantilismo por otro. Lo que es claro es que el movimiento sindical uruguayo mantiene, mantuvo y mantendrá independencia de clase, la cual lo ha caracterizado desde su fundación.

 

La democracia y los derechos humanos, a la luz de los últimos acontecimientos, ¿van a estar en la proclama?

Hoy está en debate la cuestión militar. Hace poco el presidente de la República tomó una de las más valientes decisiones de los últimos tiempos, basada en la Constitución de la República, en su defensa y la democracia, como es descabezar la cúpula militar. Eso ha generado movimientos entre aquellos que dentro del oscurantismo e impulsados por algunos vientos que vienen desde el norte, de Brasil, promueven a personas como [Guido] Manini Ríos como precandidato presidencial. Es decir, la cuestión militar está arriba de la mesa, entre aquellos que quieren seguir manteniendo la impunidad y aquellos que queremos, en defensa de la democracia, que la  verdad y la justicia prevalezcan y los hechos que ocurrieron en este país se tienen que esclarecer.

Se hizo una movilización, que convocamos conjuntamente con Onajpu, con Fucvam, con Familiares y con la FEUU, justamente en defensa de la democracia y contra la impunidad.

Como se ve, estamos ante un año muy complejo, que caracterizamos de la siguiente manera: para los trabajadores es un año en el cual o continuamos peleando por más conquistas y derechos o entramos en un camino de retrocesos. Y sin tener temor a que nos critiquen, si los empresarios hacen política, ¿porque los trabajadores no podemos hacerla? Tenemos el mismo derecho porque vivimos en un país democrático que a todos nos abarca, por tanto, nosotros, como ellos, también tenemos nuestra cabeza y nuestro corazón en algún lado. En nuestro caso, la pata está metida en la defensa de la democracia, por las libertades, contra la impunidad, por seguir mejorando y construyendo una sociedad mejor que genere condiciones efectivas para seguir avanzando, lo que históricamente nuestro movimiento sindical ha reivindicado: una sociedad sin explotados ni explotadores.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO