Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política Cámara | Diputados |

Cuestionamientos

Cámara Uruguaya de Marcas y Empresas Inmobiliarias rechaza proyecto de ley que se vota el martes

La ley del operador inmobiliario tiene como uno de sus objetivos regular el ejercicio de la actividad profesional inmobiliaria.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La Cámara Uruguaya de Marcas y Empresas Inmobiliarias (CUMEI) expresó en un comunicado dirigido a legisladores y a la opinión pública, su rechazo al proyecto de Ley de Operador Inmobiliario que está a estudio de la Cámara de Diputados y que se pondrá a consideración de la misma el próximo martes 7.

El proyecto de ley de Operador Inmobiliario establece, entre varias cuestiones, la regulación de la actividad de los operadores inmobiliarios en Uruguay. De acuerdo a un informe de la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración de la cámara baja al que accedió Caras y Caretas, el proyecto "responde a la necesidad de regular una actividad económica de relevante incidencia en la sociedad".

En el primer artículo de la ley se indica que la misma tiene como objeto regular la actividad profesional inmobiliaria, y esto engloba a comisionistas, agentes, corredores, brókers, operadores, empresas prestadoras o prestadores de servicios inmobiliarios y empresas prestadoras o prestadores de servicios inmobiliarios turísticos.

De acuerdo al texto, para ejercer la actividad de un operador inmobiliario será necesario estar inscripto en el Registro Nacional de Operadores Inmobiliarios, elemento que se crea en la presente ley. Para quedar inscripto en el mismo, se deberá ser mayor de edad, ciudadano legal o natural uruguayo, o extranjero con residencia legal otorgada por la Dirección Nacional de Migración del Ministerio del Interior y no estar impedido para ejercer el comercio, acreditar la aprobación de los cursos de operador inmobiliario reconocidos por el Ministerio de Educación y Cultura, acreditar la inscripción en los organismos fiscales y de la previsión social, estar registrado como sujeto obligado en el organismo de control de lavado de activos y financiamiento del terrorismo, cuando corresponda conforme a la Ley N° 19.574, y no haber sido condenado por delitos contra la fe pública o contra la propiedad.

El rechazo CUMEI

Desde CUMEI, sostienen que si bien "muy importante" que el Parlamento regule la actividad inmobiliaria en el país, se oponen "firmemente" a que se haga "desconociendo todos los aportes que han realizado en la comisión respectiva para legislar sin poner en peligro nuestra actividad y la fuente de trabajo de 700 familias uruguayas de manera directa, a lo que deben sumarse los puestos indirectos generados por nuestra actividad".

"Nuestra Cámara señaló oportunamente que la ley a estudio del Parlamento incluye aspectos inconstitucionales, de acuerdo a un dictamen del reconocido catedrático Martín Risso que, oportunamente, pusimos en conocimiento de los señores diputados. En todos los casos, no nos limitamos a cuestionar puntos clave del proyecto, sino que ofrecimos soluciones y redacciones alternativas que no sólo mejoraban la iniciativa en la que habían trabajado los parlamentarios, sino que realmente generaban las condiciones para el desarrollo y modernización del mercado inmobiliario", señala CUMEI.

En ese sentido, aseguran ver con "gran preocupación" que sus argumentos no hayan sido considerados: "Algunos sectores parecen empeñados en un régimen corporativo que limita para el futuro el ingreso a la misma de los que hoy integran ciertas asociaciones que nuclean a un grupo de inmobiliarias ya establecidas".

La cámara inmobiliaria reitera que el proyecto de ley "ignora la realidad de una parte importantísima del mercado inmobiliario uruguayo".

"Volvemos a reclamar que de manera urgente se interrumpa la consideración parlamentaria de una iniciativa que sólo traerá perjuicios y atraso, y se instale una verdadera mesa de diálogo de la que participen todos los actores del sector, sin exclusiones, para trabajar en una legislación que garantice el derecho de todos los operadores, y no solamente de algunos, y que se sustente en la libre y sana competencia de todos los actores, de modo de potenciar al mercado y de contribuir a su permanente actualización", finaliza el comunicado.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO