Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Sociedad Bancos Privados | Caja Bancaria | PCP

Caja Bancaria

Los bancos privados y su búsqueda desmedida de rentabilidad

Hace 15 años que los bancos privados vienen gozando de un aporte patronal menor al máximo establecido por ley, mientras que trabajadores y jubilados cumplen totalmente con sus obligaciones

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La crisis por el déficit operativo a corto plazo que presenta Caja Bancaria es producto de la no aplicación de la Ley 18.396 del año 2008. Esta normativa incluye todas las medidas para la sustentabilidad definitiva del instituto, entre ellas, la prestación complementaria patronal (PCP).

La PCP, que grava a las empresas por sus activos financieros, es de un 4 por 10.000 (es decir, un 0,04%). Sin embargo, desde su creación la tasa que se aplica es de 2,5 por 10.000 (0,025%).

En momentos en que la banca privada presenta ganancias como nunca en la historia del país, se niegan a aportar lo que les corresponde por ley. Como señalamos a partir de un informe de la CTA de AEBU, en los últimos doce meses las ganancias de la banca privada extranjera supera los US$ 400 millones de dólares, logrando a lo largo de todo el período de gobierno, un desempeño 250% mayor que el del PIB.

En resumidas cuentas, no se habían visto ganancias tan altas desde que se tienen registros en la historia del país. Aun así, la banca privada continúa inflexible: quieren seguir maximizando sus ganancias a costa de trabajadores, jubilados, y la sociedad en su conjunto.

Y para justificar su codicia señalan: “Una persona saca un crédito, le cobran un 4% […] Un crédito hipotecario lo paga casi un 10% más caro por la PCP”. Y también lanzan advertencias: “Aumentar la PCP derivaría en un incremento del costo del crédito a la población”.

Pues resulta que lo que dicen son verdades a medias, o bien, directamente falsedades. Vamos a los hechos: la prestación complementaria patronal (PCP) es trasladada directamente a los clientes únicamente por parte de la banca privada, mientras que la banca oficial no la traslada debido a que constituye un costo adicional para las empresas. Es importante destacar que la Ley 18.396 no habilita a que este costo deba ser pagado por los clientes.

El total de los aportes patronales que recibe Caja Bancaria, incluida la PCP, equivalen únicamente a la tercera parte de los ingresos por comisiones que cobran los bancos privados.

Específicamente, la PCP se financia con tan solo el 11% de los ingresos por comisiones, lo que evidencia que no es necesario trasladar este costo directamente a los clientes, como hacen los bancos extranjeros, ni incrementar el costo del crédito.

En cuanto a la incidencia de la PCP en los créditos de los bancos privados, es del 0,3% anual. Este porcentaje aplicado por los bancos no representa el 10% de una tasa del 4% anual, como se ha querido establecer. Matemáticamente hablando, esta incidencia varía entre 0,7% y 5,7% de las tasas promedio del sistema financiero, según datos del Banco Central del Uruguay.

Ante estas evidencias, queda en claro que las afirmaciones de los bancos privados buscan eludir su responsabilidad de aportación, cargando a trabajadores y jubilados con el peso de la solución. Los bancos privados aprovechan el contexto para maximizar sus ganancias e imponer la negociación de aspectos que no tienen relación con Caja Bancaria. Intentan reducir sus costos, tanto en materia de derechos laborales como impositivos.

Los bancos deben aportar lo que establece la ley, teniendo claro que trasladar el costo de sus aportes patronales a los créditos no responde a una necesidad empresarial, sino a la búsqueda desmedida de rentabilidad.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO