Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

COSAS DE DIEZ

Venezuela cuenta con un nuevo aspirante a soldado de nombre Diego Armando Maradona

El exfutbolista argentino, Diego Armando Maradona, se puso a la orden de Maduro si fuera necesario alistarse para combatir por «una Venezuela libre».

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La oposición venezolana no pega una. Meta buscar aliados por todo el mundo y lo único que ha logrado son líderes copetudos de países -muchos, es verdad, pero no todos los que quisiera- que, de una u otra forma, necesitan que Venezuela deje sus ideas socialistas de lado porque en materia energética les será más fácil «asociarse». Si se tiene poder, es mejor ser amigos de aquellos que no complican la posibilidad de acceder con facilidad a un petróleo que se le ocurre manar apenas se rasca un poco el suelo. Si no se tiene poder, pues hay que ser amigo de los amigos e indignarse junto a ellos, aunque ni siquiera sean registrados. Para algo servirá en algún momento. Pero, con lo que seguramente quisiera contar entre sus filas la oposición venezolana, es con uno de esos personajes que son conocidos en todo el mundo por hacerse famoso a puro talento. Uno sin un traje que a su paso recuerde las injusticias económicas y sociales de un mundo hecho por y para los crápulas; uno que haga olvidar que Lilian Tintori se va con sus hijos a un curso de verano en una escuela de las afueras de Nueva York, mientras tiene el tupé de denunciar las faltas de oportunidades que da el gobierno de su país, como si lo hiciera desde una cueva; un Diego Armando Maradona, ¿qué más pedir? Pero resulta que «el Diego» tomó postura, clara y concisa, a favor del gobierno de Nicolás Maduro. En su Facebook, el famoso Diez escribió: «Somos chavistas hasta la muerte. Cuando Maduro ordene, estoy vestido de soldado para una Venezuela libre, para apelar contra el imperialismo y los que se quieren apoderar de nuestras banderas, que es lo más sagrado que tenemos». Para que no queden dudas, no sea cosa que luego culpen a los traductores, el mensaje está en español, italiano e inglés. Este soldado no tendrá puesta la vino tinto, sino los colores de la bandera de Venezuela y no será un pan, precisamente, lo que traerá abajo del brazo. O capaz que sí.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO