Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Mundo

Xiomara Castro asume hoy como la primera presidenta mujer de Honduras

La toma de posesión presidencial ocurrirá en medio de la inestabilidad institucional que provoca la existencia de dos directivas que reclaman la dirección del Congreso Nacional.

Xiomara Castro de Zelaya, será la primera mujer que se sentará en la silla presidencial en más de 40 años de retorno a la democracia en Honduras, con ello se convertirá en décima fémina en ejercer la más alta magistratura en un país latinoamericano tanto que su traspaso de mando ha generado expectación al más alto nivel en el mundo.

La toma de posesión presidencial ocurrirá en medio de la inestabilidad institucional que provoca la existencia de dos directivas que reclaman la dirección del Congreso Nacional.

La presidente Castro promovió a Luis Redondo, quien le tomará la promesa de ley, como titular del Congreso Nacional y en esfuerzo de última hora propuso a Jorge Cálix, el otro proclamado presidente del Congreso Nacional, que lo acompañe en su gabinete en su condición de Coordinador general.

Cálix agradeció la oferta e indicó que pronto le dará la respuesta, manteniendo en el aire la crisis en el legislativo.

Se espera que antes que se realice la entrega de la banda presidencial, la crisis en el parlamento se haya resuelto.

Pero más allá de esto son 200 años de historia del país centroamericano, con su elección se rompió con el bipartidismo que históricamente ejercieron el Partido Nacional y Partido Liberal, Castro llega bajo la bandera del novel partido Libertad y Refundación (Libre) fundado el 15 de marzo de 2011, tras la crisis política de 2009.

Desde entonces tras el derrocamiento de su esposo, Manuel Zelaya Rosales, inició su lucha política en las calles de Honduras, defendiendo el orden constitucional, fue además tres veces candidata presidencial en Libertad y Refundación -2013, 2017 y 2021, pero en su segunda postulación cedió la aspiración en una alianza en beneficio de Salvador Nasralla.

Pero en este último intento por llegar al poder, el triunfo de la exprimera dama (2006-2009) fue incuestionable, tras lograr más de 1.7 millones de votos en los comicios generales, ante el nacionalista Nasry Asfura, que sacó 1.2 millones de marcas. La contundente victoria generó confianza en la comunidad nacional e internacional, algo que no ocurrió en 2017.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO