Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Columna destacada | año | gobierno | elecciones

2024

Los pingos en la gatera, nos espera: el año electoral

Ya quedan pocas semanas del modo pausa en que se encuentra el país entero. En pocas semanas, días quizás, da comienzo el año electoral.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Ya algunos contendientes hacen sus ejercicios de calentamiento, como ocurrió en un tradicional gimnasio de La Paloma la semana pasada. Intentaremos pegar una mirada a las condiciones, no solo domésticas, en que se dilucidarán las elecciones de este año.

En primer lugar, debemos de mirar al mundo en el que ocurrirán. Por ejemplo, será la primera vez en que las mismas serán el mismo año que las presidenciales americanas. Acá son cada cinco años, allá cada cuatro; pero esta vez coinciden en la fecha. En octubre ambos países votarán presidente. Allá no hay balotaje y el juramento presidencial del Norte será apenas un mes antes del cambio de gobierno en Uruguay.

El actual Gobierno comenzó un relacionamiento a largo plazo con el de Trump, que estaba en salida… El excanciller Bustillo viajó en plena pandemia a EEUU. Solo tuvo contacto con su par, Mike Pompeo, cuando ya Biden era presidente electo y Blinken ya había sido designado para el cargo. El error nos costó que este sea el primer gobierno desde el retorno a la democracia en que el presidente no recibe ni es recibido por su par estadounidense, salvo el año pasado, en un encuentro de ambos en un mismo evento.

El mundo que transcurrirá durante el año electoral estará atento a cuatro focos de confrontación, que dificultarán anunciar sobre cimientos seguros una política exterior sólida. Esto será válido para todos los partidos, ya que no sabremos cómo será el mundo en el que gobierne la autoridad electa este año, quizás en primera vuelta.

Mientras que en las últimas elecciones no hubo una guerra que internacionalizara las relaciones exteriores, en 2024 estamos ya por cumplir dos años de la guerra entre Rusia y Ucrania (24 de febrero), que consolidó a Occidente como un bloque. Pero la misma ha pasado a un segundo plano de la atención internacional, desplazada por el conflicto de Medio Oriente.

Este tiene dos características importantes. A diferencia de aquel, no hay una sección común de Occidente. Esto ha hecho modificar su postura a los propios EEUU, que ahora exigen a Israel reconocer el Estado palestino. Sin embargo, la BBC advertía en Navidad lo que esta semana confirma el New York Times: el electorado joven se aleja de Biden porque lo ve muy cercano a la política belicista de Israel.

Corea del Norte ha intensificado sus amenazas nucleares. Con la atención puesta en las dos conflagraciones descritas, Occidente no ha analizado a fondo el nivel de las amenazas. Pero esta semana, la prensa de EEUU ha coincidido con que esta “rueda de amenazas es más seria y peligrosa” que las anteriores.

Como si esto fuera poco, Estados Unidos se embarca en una difícil aventura: justificar los intentos independentistas de Taiwán. Desde el fin de la II Guerra el mundo reconoce que hay una sola China. Primero, fruto de la Guerra Fría, se reconoció a Taiwán, y en la segunda mitad del siglo XX, la ONU incluida, reconocieron al gobierno de Beijing en vez del de Taipéi. En el blog de Caras y Caretas analizamos esta semana este tema a fondo, como lo haremos pronto en las páginas de la revista.

Cuatro frentes de confrontación en el mundo en estas elecciones. Ninguno en las pasadas. El clima interno también es distinto desde el 2019.

Hace cinco años se cerraba un ciclo de 15 años de gobiernos del Frente, con el natural desgaste que ello implica. La oposición había jugado un papel muy distinto que el actual. Solo criticas fatalistas. Basta oír al actual presidente cuando desde su banca del Senado decía que no iba a subir las tarifas, no iba a cambiar la edad de jubilación y no iba a dar explicaciones sobre el por qué, sino solo bajar los índices de inseguridad.

Hoy la sensación pública de desprotección es mayor. Tengamos en cuenta que en materia de “hurtos” la gente no denuncia… El clima es tal que, primero a través de agitadores y luego en el Parlamento, comienza a plantearse la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad interna. Al estilo de Ecuador y El Salvador.

El año pasado hizo eclosión el desgaste acumulado desde el inicio. Ya en setiembre del 22 el jefe de seguridad del presidente fue detenido en su presencia. Llegaron a negar que el cargo “existiera”. (¿¿??.

Este año el caso fue seguido por el de Penadés, el presidente de CTM, un escándalo de obstrucción de la Justicia que costó el cargo a dos ministros y un subsecretario… Interior y Relaciones Exteriores, casi nada lo del ojo.

Hoy todos empiezan a abandonar el barco antes de las elecciones. El ministro de Turismo, Tabaré Viera, se queda un poco más porque en febrero tiene un viaje a Europa a la Feria de Turismo. No va a poder aplicar lo que aprenda porque al llegar, se va.

El PN enfrenta una interna compleja. Lacalle hijo apoya un candidato y el padre otra candidata. Heber presidente del “herrerismo” y Gandini el wilsonismo. El domingo cumpliría 105 años… Está lejos de los programas del nacionalismo, así como de su recuerdo.

El Frente lleva cuatro candidatos. No son iguales, pero todo frentista se siente representado por cualquiera de ellos, más allá de quién se imponga en las urnas de las internas. ¡Gran diferencia! Como hemos dicho más de una vez, no nos resignamos a ganar porque pierde el otro. Queremos construir con la gente esta victoria.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO