Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Columna destacada | Virginia Cáceres | canallada | Olmos

Un poco de memoria

Sexo y canalladas

No cuestiono la capacidad de Virginia Cáceres, ni sus ganas ni su inteligencia; pero no comienza tendiendo puentes, sino dinamitándolos.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Al asumir su cargo como nueva presidente del Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Virginia Cáceres se victimizó e indicó que la oposición a su nombramiento obedecía a prejuicios machistas. El tiro iba para el Frente Amplio, ya que sus legisladores no votaron la venia.

La verdad fue que los frenteamplistas pidieron acreditación de su trayectoria y formación en el ámbito educativo y Cáceres no pudo hacerlo. ¿Desde cuándo el Frente Amplio se ha opuesto al nombramiento de una persona por ser joven o mujer? Por el contrario, es el partido que más ha luchado contra el machismo, lucha en que los acusadores han brillado por su ausencia.

Un mes atrás, el primero en dar manija fue el ministro de Educación y Cultura Pablo Da Silveira cuando publicó en la red X: “Se propone una mujer joven para presidir el Codicen y empiezan a saltar los prejuicios. En los 15 años anteriores a 2020 ninguna mujer ocupó ese cargo. Ni antes tampoco. Es un paso histórico”.

Una canallada. No tenían nada que ver ni su género ni su edad.

Por su parte, el diputado colorado Felipe Schipani posteó que Luis Yarzábal (cuya venia sí se aprobó en 2005) es un médico que “nunca había pisado un aula de la ANEP” y que la diferencia con Cáceres es que ella “es mujer y joven”. Obviamente, el diputado ignora la trayectoria académica nacional e internacional del expresidente del Codicen; si no, no diría semejante barbaridad.

Ahora, el punto no es si Cáceres puede llegar a hacer o no una buena gestión y si la ley exige tal o cual requisito. Aquí lo malsano es ver a figuras del Partido Colorado acusando de machismo al Frente Amplio. El partido que fuera batllista hasta que murió Batlle y Ordóñez irá a las internas con 6 y, posiblemente, 7 candidatos. Todos hombres. En cambio, el Frente Amplio lleva a Carolina Cosse con gran posibilidad de triunfo en las internas, y, hoy por hoy, está al frente de la intendencia más importante (en términos electorales) del país.

Es el Partido Colorado el que, traicionando el legado ideológico de su principal referente (presidente en 1903 y 1911), se ha convertido en cortesano de su adversario histórico y ha hecho una alianza con los dos partidos más machistas y homofóbicos del Uruguay.

¿No oyeron a Pablo Iturralde, presidente del Honorable Directorio del Partido Nacional, nada menos que en el 24° Encuentro de Mujeres Nacionalistas, recomendando callarse la boca si no tenían nada bueno que decir de los compañeros? La recomendación la hizo pocos días después de que el edil blanco de Soriano Israel Ferreira fuera denunciado por filmar a una compañera mientras se duchaba. El mensaje no podía ser más claro: callar para no perjudicar al partido.

La digna y heroica lucha por la igualdad de géneros se envilece al mostrar como víctima del machismo a una mujer cuando, en este caso, el tema nada tiene que ver con eso.

Si Virginia Cáceres quiere dar cátedra contra el machismo, me parece perfecto; pero eligió al alumno equivocado.

El caso Olmos

Buscando demostrar que en el Frente Amplio hay tanto o más machismo que en el resto de los partidos, los defensores de la coalición gobernante han invadido las redes refregando el caso del actual diputado Gustavo Olmos. Parece que, en el extremo de la mediocridad, quieren convertir este tema tan serio en un partido de fútbol; pero bien, aceptemos y entremos en comparaciones.

A fines de noviembre de 2023, el diputado Gustavo "Tato" Olmos, fue acusado de acoso sexual y laboral por Martina Casás, su suplente en la Cámara de Representantes, quien denunció al legislador en la interna de Marea Frenteamplista, el sector al que ambos pertenecen. Olmos pidió licencia del Parlamento inmediatamente para evitar el contacto con la denunciante mientras su sector eleva el caso al Tribunal de Conducta Política del FA. La banca está ahora ocupada por Casás.

En ningún momento ha salido una figura del Frente Amplio a descalificar a la denunciante o intentar proteger al acusado.

Sin adelantar una conclusión sobre un caso que se está investigando, el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, dijo a la prensa: “Las mujeres que están participando en política deben tener una protección especial”. Es más, como hasta el momento Casás no presentó una denuncia ante Fiscalía, Pereira agregó que “si la compañera resolviera hacerlo, el FA la acompañaría”.

Muy diferente fue la reacción de la derecha con los casos del intendente de Colonia Carlos Moreira y del exsenador Gustavo Penadés. Con el primero fingieron una expulsión del Partido Nacional; una farsa que pocos meses después quedó al descubierto. Al segundo le dieron todo el apoyo que pudieron.

Las defensas públicas del denunciado vinieron de parte del ministro del Interior, del director de Seguridad y Convivencia, del presidente del Mides y varios senadores; pero la más fuerte por su importancia fue la del propio presidente de la República. Todos trataron de dejar a las personas denunciantes como calumniadoras. A eso se sumaron oficiales de Policía y hackers armando un plan para mostrar a Penadés como víctima de un complot. Todo el aparato del Estado a su disposición, incluyendo el Sistema de Gestión de la Seguridad Pública y los archivos de la Corte Electoral.

Un poco de memoria antes de hablar de otros

Ya que quieren hablar de machismo y abusos, recordemos:

* Abril de 2019. Juan Carlos Martinicorena. Partido Nacional. El alcalde de Baltasar Brum (Artigas) fue denunciado por violencia doméstica. Se le incautó un arma de fuego indocumentada. El Partido Nacional no le pidió el cargo.

* Abril de 2022. Mario Bandera. Partido Nacional. Escribano y dirigente de Alianza Nacional, fue electo alcalde de Quebracho (Paysandú) en 2010 y reelecto en 2015. Ese año llegó a ser intendente interino en suplencia de Bertil Bentos y candidato a la Intendencia de Paysandú. Fue condenado por violencia doméstica agravada y tenencia no autorizada de armas de fuego.

La esposa denunció que Bandera les había amenazado, tanto a ella como a su hijo de 3 años, con un arma y que causó varios daños en la vivienda. La Policía incautó varias armas en el lugar. El Frente Amplio de Paysandú exigió que Mario Bandera dejara su cargo de asesor en la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), lo que recién se concretó el martes 19 de abril.

* Mayo de 2020. El diputado suplente Nicolás Ortiz (Ciudadanos) es imputado por explotación sexual de menores en la Operación Océano. Literalmente, por “la reiterada retribución a una adolescente a cambio de la ejecución de actos sexuales”.

También fueron imputados los empresarios Diego Susena, integrante de la lista 40 del Partido Nacional, y Ariel Pfeifer, el cual se ha mostrado orgulloso posando para una foto con la precandidata blanca Laura Raffo.

* 3 de agosto de 2021. Mercedes. Oscar Daniel Fracuelli Fernández, edil de la lista 22 del Partido Nacional (que llegara a dirigir la Junta Departamental) fue formalizado por haber abusado de su hijastra, junto al abuelo de la niña y la complicidad de la madre, desde que la víctima tenía 8 años o menos.

* 19 de noviembre de 2021. Juan Andrés Oronoz. Partido Nacional. En noviembre de 2021, el alcalde de Dolores (Soriano) renunció formalmente al cargo de alcalde, cargo que ya no ejercía por haber sido condenado en marzo por ciberacoso contra un menor de edad. El político blanco había contactado al menor para obtener fotografías de contenido sexual por WhatsApp.

Sergio Puglia lo había apoyado fervorosamente durante la campaña, resaltando en un video sus cualidades personales.

* 17 de marzo de 2022. Humberto Allende. Partido Nacional. En Cerro Largo, el alcalde de Cerro de las Cuentas, por el Partido Nacional, fue imputado por la violación de una anciana de 77 años. El Partido Nacional no le pidió el cargo.

* 11 de mayo de 2023. El director de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Santiago González, renunció tras descubrirse que se había atendido en el Hospital Policial.

Sin embargo, el verdadero motivo fue que tanto él como el director nacional del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), Luis Mendoza, fueron denunciados por actos de discriminación por “orientación sexual y acoso laboral”. Paralelamente, se viralizó un patético video del jerarca en el cual invitaba a una mujer a un encuentro sexual, estando él desnudo en la ducha. Lo cierto fue que al virulento Santiago González se le venía la noche y renunciar por algo menor como lo relativo a la atención en el Hospital Policial, le permitía irse de manera menos indigna.

* 18 de septiembre de 2023. Andrés “Mono” Capretti. Partido Nacional. El asesor del ministro del Interior Luis Alberto Heber renunció tras ser denunciado por acoso sexual y laboral. Heber lo nombró su asesor directo en el Ministerio del Interior pese a que ya había tenido problemas por un tema similar. Durante la campaña electoral de 2019, el Mono había sido denunciado por violencia de género en la Seccional 15 de Montevideo por la madre de una de sus hijas.

* 25 de octubre de 2023. Diputado Martín Sodano. Cabildo Abierto. Fue citado por la Justicia tras ser denunciado por violencia doméstica por su esposa. Sodano fue el que en 2020, al opinar sobre el aborto, expresó: “Si te gustó, bancátela”.

Ahora, cuando una persona denuncia que fue víctima de abuso sexual, cualquiera sea su sexo, edad o circunstancia, tenemos que apoyarle, abrazarle, darle confianza y contención, pero sin caer tampoco en la simpleza de condenar sin pruebas al acusado. Nuestro sistema jurídico establece que toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario, a la vez que asegura a todos los ciudadanos el derecho a defenderse. Hay que cuidarse de no revictimizar a quien se atreve a denunciar y, a la vez, no condenar al acusado antes de mano. Debemos mantener el equilibrio con la mayor precaución.

Finalmente, por respeto a los incontables millones de mujeres que han sido discriminadas y maltratadas a través de la historia por su género, hay que terminar con esta deplorable costumbre de victimarse cuando no corresponde.

No cuestiono la capacidad de Virginia, ni sus ganas ni su inteligencia (ojalá le vaya bien al frente del Codicen); pero no comienza tendiendo puentes, sino dinamitándolos.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO