Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Cultura | memoria | Ante la jubilación | Teatro El Galpón

un texto paradigmático

Cuando la memoria es una necesidad urgente

Con la dirección de Margarita Musto y Levón, sigue en El Galpón la puesta de "Ante la jubilación", de Thomas Bernhard, con la memoria como clave existencial.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

En un tiempo en que las embestidas de las derechas enarbolan banderas de destrucción y negacionismo, con liderazgos que aman la exposición mediática -Milei, Bolsonaro, Trump y tantos más- la memoria -las memorias- se constituyen en arma de resistencia, en narrativas urgentes de la conciencia de lo vivido en tiempos no tan lejanos, en ese valioso dispositivo que devuelven los sentidos a esas dolorosas huellas de las violencias ejercidas en nombre de los Estados en armas.

En un artículo publicado en la revista Revista Socio Espectacular (setiembre, 2023), Juan Pedro Ciganda anota: "El arte, la dramaturgia, la literatura, el cine tienen efectos importantes en la memoria cultural, ya sea individual o colectiva. Las artes son medios de salvaguarda de la memoria. No son indiscutibles, pero tienen un valor especialísimo luego de experiencias traumáticas y se convierten en un antídoto contra el olvido". Y esa memoria deviene así en indispensable.

Con esa convicción, sigue en la cartelera del Teatro El Galpón la obra Ante la jubilación. Una creación del notable dramaturgo Thomas Bernhard, que cuenta con el trabajo artístico de cuatro grandes de la escena teatral. La dirección está a cargo de Margarita Musto y Levón, y el elenco lo integran, además de Levón, Myriam Gleijer y Silvia García.

La puesta va los sábados a las 20.30 y los domingos a las 19 horas, en la Sala Atahualpa.

ante la jubilación 2.png

A partir de un hecho real –un ministro que dimitió en 1978 cuando se hizo público que había sido juez de la marina hitleriana y había firmado numerosas condenas a muerte – Bernhard plantea en esta obra uno de sus textos más implacables con el pasado de Alemania, donde reprocha la colaboración de la sociedad civil con el nazismo y la muy débil política de “desnazificación” cumplida luego de terminada la Segunda Guerra Mundial.

La obra muestra a unos hermanos afectados por el virus de la mutación actual del nazismo, encerrado en una existencia familiar falsa, en una prisión estrecha y asfixiante, creada y custodiada por ellos mismos en el que se respira el odio, el miedo y la imposibilidad de ser feliz.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO