Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Deportes Peñarol | Apertura |

Peñarol 1 Plaza 0

Peñarol ganó por la ley penal

Peñarol ganó frente a Plaza por un penal convertido por Ceppelini en un muy mal partido en general

Muy mal encuentro el jugado en el estadio Profesor Alberto Suppici, un penal innecesario de Facundo Kidd a los catorce minutos, en el que el lateral de Plaza calcula mal en el salto, no cabecea y la pelota le da en el brazo abierto, a instancias del VAR el árbitro Christian Ferreira lo cobró y Pablo Ceppelini lo convirtió tirando fuerte al medio para poner el 1 a 0 en favor de Peñarol.

Debe haber sido el peor partido del Torneo Apertura, casi sin intención de juego asociado, imprecisos en los pases los dos equipos, sin circuitos de juego, nada.

Fuera del penal el primer tiempo sólo tuvo un tiro de media distancia de Dibble que se fue alto.

Para el complemento como que pretendieron jugar a algo en el inicio ambos equipos, a los cuarenta y nueve minutos se da una jugada de un centro y el cabezazo de dos jugadores de Plaza en el área, el segundo fue Quintana y Dawson hace la atajada del partido, pero el línea cobra una posición adelantada que no existió.

A los sesenta y dos minutos un quite de Musto, la pelota que va a hacia la izquierda, alarga Carrizo a Saravia que le pega de zurda y muy suave a las manos de Guirín. Arias se lesiona en un cierre y debe salir, dejando su lugar a Da Silveira.

Después cortado, sin que los laterales pasen al ataque, sin tiros al arco y muy luchado.

La entrada de Silvera, Mederos y Moura en Plaza le dio aire a Plaza de la mitad de la cancha hacia adelante y se llevó a Peñarol contra el aire de Dawson, pero sin llegar claro.

Diez minutos después es Larriera quien manda cambios, Busquets por Aguirregaray, Bentancour por Carrizo y Viatri por Alvarez Martínez, hasta aquí Peñarol jugó siempre largo, Carrizo la veía pasar por arriba y el Canario luchaba contra tres y sin nadie que fuera a la segunda pelota. A partir de los cambios y con Plaza adelantado en la cancha, Viatri encontró la posibilidad de poner a correr a Laquintana para incomodar al local, pero sin discernir bien.

En definitiva un partido muy mal jugado que se definió sólo por ese penal fuera de contexto, pero bien cobrado.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO