Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Like

Descubren los restos de una civilización desconocida en una obra de construcción

Lo que parecía ser una zona de bajo interés arqueológico se ha convertido en una de las excavaciones más grandes de Colombia, abarcando aproximadamente 10 hectáreas, justo en el lugar del proyecto de construcción y mejoramiento de una serie de autopistas en Colombia.

En el proyecto de construcción y mejoramiento de la nueva autopista 4G Villavicencio-Yopal, se recuperaron 334 piezas y unas nueve toneladas de cerámicas y artefactos como partes de ollas, cuencos, urnas y herramientas que pertenecían a una civilización prehispánica que habitó en la región de los Llanos Orientales.

El monitoreo planeado dentro del Programa de Arqueología Preventiva implementado por la Concesionaria Vial del Oriente (Covioriente), encargada de este proyecto 4G, hizo posible que se identificaran en el inicio de las obras más zonas arqueológicas en las regiones de impacto. Esto permitió salvaguardar los restos arqueológicos.

De acuerdo con los arqueólogos, la mayoría de los vestigios hallados con patrones ocupacionales dataría de los años 800 y 500 a. C. y va hasta el 1.500 d. C.

Según recoge La Nación, con una inversión de más de 35 millones de dólares el programa de arqueología llevará a cabo el monitoreo, excavación, rescate de piezas, laboratorio especializado, informe final y socialización de las partes interesadas y disposición del material arqueológico.

«Son los recientes los que mostraron hallazgos porque son proyectos constructivos que cubren mayores áreas, tanto obras relacionadas con hidrocarburos como de vías. Eso vino transformando en los últimos años la imagen que se tenía del Llano», señaló el arqueólogo Juan Carlos Rubiano.

Antes de este descubrimiento, se creía que estos lugares eran habitados por sociedades nómadas con pocos vestigios. Ahora los arqueólogos pudieron comprobar que se trataba de una civilización con grandes asentamientos y patrones de ocupación diferentes a lo que se imaginaban.

«Se pensaba que estas áreas de vivienda estaban fundamentalmente en zonas altas, protegiéndose de las inundaciones y de todos los procesos propios de los ríos en la región, pero lo que se identificó, por ejemplo, en el marco del proyecto del corredor vial, es que hay muchos yacimientos, sobre todo en el departamento del Meta, que quedan en zonas bajas, inundables», detalló Rubiano.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO