Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Entrevistas Pereira | gobierno |

Golpe a golpe

Fernando Pereira: «Una parte del gobierno perdió el rumbo»

Pereira señaló que hay actitudes de legisladores de gobierno que son "incalificables" y consideró que el presidente de la República no "las tendría que tolerar"

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

En los últimos días, distintos actores del oficialismo han salido a criticar al presidente del Frente Amplio (FA), Fernando Pereira. Uno de ellos fue el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, quien dijo que el líder de la fuerza política de izquierda “todos los días tiene un cuestionamiento diferente”, por lo que ya tiene un “bibliorato de críticas” de Pereira. Por su parte, el senador nacionalista Sebastián Da Silva incluso llegó decir que Pereira parecía una “máquina” y en otra oportunidad aseguró que el dirigente del FA “no tenía cultura de trabajo”.

Por su parte, el presidente del FA no se quedó sin salir a contestar los cuestionamientos. En una entrevista con Caras y Caretas, aseguró que varios dirigentes del gobierno gastan “demasiado tiempo” en contestarle a él en vez de aplicar políticas que ayuden al país.

Sostuvo que “una parte del gobierno perdió el rumbo” y que muchos de sus integrantes, motivados por el dolor de “no poder cumplir” las promesas electorales, realizan este tipo de declaraciones en contra del presidente del FA.

“Les duele no poder cumplir. Haberle dicho a la gente que iba a vivir los mejores cinco años de su vida y llevan casi la mitad del gobierno y han sido los dos años y medio peores de los últimos 17 y medio. Les duele que haya carestía, haberle dicho a la gente que no iban a subir los combustibles y es la novena suba consecutiva de combustibles en dos años y medio de gobierno. Les duele haberle dicho a la gente que iban a mejorar la educación pública y eso no ha dado resultado. Yo creo que una parte del gobierno perdió el rumbo”, agregó.

Señaló que hay actitudes de legisladores de gobierno que son “incalificables” y consideró que el presidente de la República no “las tendría que tolerar de sus senadores”, posiblemente en referencia al legislador Da Silva.

“Una cosa es el debate de ideas y otra es la descalificación, comparar al presidente del FA como una máquina, es deshumanizar la política, yo jamás haría eso, no lo compararía ni como un bicho, ni con una máquina, en todo caso que discrepe con ideas, que eso siempre es sano en el sistema político”, afirmó.

El martes, Delgado dijo en rueda de prensa que tiene “un bibliorato de críticas de Fernando Pereira”. Asimismo, aseguró que Pereira tiene “a veces doble condición de mantener la presidencia del Pit-Cnt y la presidencia del Frente Amplio”.

Por su parte, Da Silva sostuvo que Pereira “pareciera” que tiene una máquina para “cavar la grieta”.

“Acá lo que hay es la grieta, están cavando la grieta, un día sí, el otro también. Un día lo hace el Pit-Cnt, un día lo hace Fernando Pereira, que pareciera que tiene una Caterpillar, porque es la forma que tiene de cavar la grieta”, manifestó el legislador.

Delgado dijo que tiene un “bibliorato de críticas de Fernando Pereira”. ¿Cuál es su opinión sobre estas declaraciones?

Creo que se dedica mucho a las opiniones del presidente del FA. Para una conferencia del presidente del FA hubo dos ministros, un senador y el secretario de la Presidencia por responderle y poco a las acciones políticas para que ese bibliorato no se llene. Si hay cada día más situaciones de gente en la calle, el bibliorato se llena de gente en penuria social. Si se aumenta la cantidad de niños en situación de calle y ellos terminan en refugio, tiene que entrar en la página del bibliorato. Si le prometieron a la sociedad uruguaya que no iban a bajar los salarios y descendieron dos años consecutivos, tiene que entrar en el bibliorato. Si les dijeron a los trabajadores públicos que iba a haber un convenio de recuperación para alcanzar el salario que tenían para 2024, pero todavía no hay ninguna propuesta, tiene que entrar en el bibliorato, si prometieron construir el Mides en Casavalle y no hay ninguna construcción en ese barrio, tiene que entrar en el bibliorato. Si faltan remedios en los hospitales, tiene que entrar en el bibliorato. Si hay demandas sociales vinculadas a que 100.000 uruguayos se atienden en ollas populares, tiene que entrar. Si les dijeron a los uruguayos que el gasto social no iba a disminuir y solo en la educación bajó 80 millones de dólares luego de haber firmado en el libro de Uruguay XXI que se comprometían a destinar un uno por ciento del Producto Interno Bruto, es decir 550 millones de dólares, tiene que entrar en el bibliorato. Si pocos uruguayos acumularon 9.500 millones de dólares y 100.000 uruguayos se alimentan en ollas populares, tiene que entrar en el bibliorato. Entonces, gastan demasiado tiempo en contestarme a mí y poco tiempo en la aplicación de políticas públicas que vayan quitando hojas del bibliorato. Finalmente, le dijeron a la gente que llegaban a hacerse cargo y eso pasa por cumplir sus promesas de campaña, que obviamente no lo están haciendo.

¿Cuál cree que es el interés que motiva a Delgado a decir esto entonces?

Les duele no poder cumplir. Haberle dicho a la gente que iba a vivir los mejores cinco años de su vida y llevan casi la mitad del gobierno y han sido los dos años y medio peores de los últimos 17 y medio. Les duele que haya carestía, haberle dicho a la gente que no iban a subir los combustibles y es la novena suba consecutiva de combustibles en dos años y medio de gobierno. Les duele haberle dicho a la gente que iban a mejorar la educación pública y eso no ha dado resultado.

Pero supongo que el dolor genera muchas cosas; yo algunas las puedo contestar, analizar y otras no tengo ni idea. Pero un gobierno que no acepta las críticas de la oposición no sé dónde está parado. En verdad creo que es un modelo que fracasó, un gobierno que fracasó, falta de competencias para llevar adelante las políticas públicas que se comprometieron con la sociedad, con lo cual los uruguayos viven peor. Eso lo nota cualquier uruguayo cuando va al almacén, no es que necesitan de mí para hacer esta síntesis, el bibliorato sería mucho más grande si se tomaran en cuenta las demandas sociales que hay en cada pueblo; ese bibliorato seguramente es muy chico, debería tener 10 o 12 biblioratos de personas que dicen que estaban peor de lo que estaban, que no acceden a un salario adecuado, que les bajaron el salario. Los trabajadores de algunos de los sectores que tuvieron el privilegio de precios internacionales altos y grandes niveles de exportaciones no mejoraron el poder de compra. Claro que hay cosas que seguramente no las entienda porque es un gobierno con una concepción que está equivocada, esa equivocación lleva a que la gente tenga menos salarios menos ingresos, no escuchen a los jubilados con la canasta de invierno, no escuchen los trabajadores con sus demandas, aunque hay una pérdida de salarios, estas cosas tal vez duela escucharlas. Pero ese es el papel de la oposición. ¿Cuál querían que fuera el papel de la oposición? ¿Que vieran todos estos errores y los mantuvieran en el silencio? Todas estas críticas son respetuosas, no han escuchado aquí ningún adjetivo ni agravio cuando a mí me tratan como si fuera una máquina, me llaman por el nombre de una máquina, esa es la forma de trato que tiene una parte del gobierno con el presidente de la fuerza política mayor de Uruguay. Eso yo no lo hago con ellos.

¿Cree que una parte del gobierno está intentando crear una grieta en la sociedad?

Yo creo que una parte del gobierno perdió el rumbo. ¿Cuál es la política anterior del gobierno? ¿Dónde está el convenio con China que iba a estar en diciembre del año pasado? ¿Qué pasa con los documentos con Turquía? ¿Cuál es la política exterior y la de seguridad pública? Ahora Rubio va a interpelar al ministro Heber. Tendrá tiempo para decir cuál es su plan para mejorar la situación de seguridad en uruguaya, sobre todo bajar la tasa de homicidios, pero cualquiera que lea el diario sabe que esa tasa no bajó, sino que aumentó en términos siderales. El problema de seguridad no se resolvía con jarabe de palabras. Se resuelve con una política pública integral. Ni siquiera nosotros pudimos hacerlo y tenemos la humildad de reconocerlo. Ahora, cuando le decís a la sociedad que el problema está resuelto, estás dando señales totalmente erráticas en relación a lo que la gente siente y vive en cada barrio en Uruguay. Hay un conjunto de acciones que toma el gobierno que son erráticas. Si ellos quieren tener la grieta, pienso que no, pero hay actitudes de senadores de gobierno que son incalificables, que el presidente de la República no las tendría que tolerar de sus senadores, que una cosa es el debate de ideas y otra es la descalificación, comparar al presidente del FA con una máquina es deshumanizar la política, yo jamás haría eso, no lo compararía ni con un bicho ni con una máquina, en todo caso que discrepe con ideas, que eso siempre es sano en el sistema político.

«Es paranoico» decir que soy presidente del Pit-Cnt

Otra de las críticas que hizo Delgado es que usted tiene una doble condición al ser supuestamente presidente del Pit-Cnt y del Frente Amplio. ¿Qué piensa sobre esto?

Es que yo no mantengo la presidencia del Pit-Cnt. Es más, desde que dejé la presidencia del Pit-Cnt, no he ido más a la central sindical. Eso es paranoia. Se llama paranoia.

Renuncié cuando fui candidato, no cuando gané la elección. Que hicieran un homenaje en el congreso del Pit-Cnt por los años que dediqué a la central sindical no quiere decir que yo sea presidente. Claramente no estoy en la dirección del Pit-Cnt, quiero mucho a mis compañeros, respeto mucho la independencia entre partidos políticos y del resto de las organizaciones de la sociedad, pero al mismo tiempo siento mucho orgullo de haber formado parte del movimiento sindical. Lo escucho lo más que puedo, pero eso no significa dirigir un movimiento, que ni siquiera físicamente lo he visitado desde que dejé la presidencia. Lo que le está diciendo a la gente prácticamente es una falsedad.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO