Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Like ropa interior | sexo | ropa

Tienen sabor a vainilla

Así es la ropa interior que evita enfermedades de transmisión sexual

La ropa interior hecha de látex con sabor a vainilla ha llegado para hacer historia porque es la primera aprobada con fines médicos.

Contrario a lo que muchos creen, el sexo oral no está libre de riesgos: muchas enfermedades venéreas pueden transmitirse por la vagina o el ano mediante estos encuentros, para los que ahora hay una nueva opción de protección: por primera vez la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) ha aprobado una ropa interior que evita el intercambio de fluidos y, por tanto, el contagio.

En la larga lista de enfermedades que pueden transmitirse durante el sexo oral están el herpes, la gonorrea, clamidia y sífilis, así como el virus del papiloma humano (VPH), que está asociado al cáncer cervical y de garganta.

Más prácticas sensuales

Hasta ahora la única forma de protección autorizada para el sexo oral eran las barreras bucales ( dental dams), que son trozos rectangulares de látex o poliuretano poco amigables que se colocan entre la boca y la vagina o el ano para impedir la transmisión de fluidos corporales.

Pero no son ni sensuales, ni muy prácticos pues hay que sostenerlos con una de las manos para que permanezcan en su lugar. Todo apunta a que muy pocas personas lo usan.

“Mucha gente reporta que las barreras bucales son raras y arrebatan el placer al sexo oral tanto para quien lo da, como para quien lo revive. La gente los odia incluso más que al condón”, cuenta al New York Times, Chris Barcelos, profesor de estudios de la mujer, sexualidad y género de la Universidad de Massachusetts.

Fue justamente eso lo que impulsó a la abogada Melanie Cristol, a inventar esta pieza de ropa interior. En entrevista con ese medio cuenta que, durante su luna de miel en 2014 con su entonces esposa, descubrió que tenía una infección que podía transmitirse por vía sexual, y se sintió defraudada al constatar cuán limitadas eran sus opciones de protección.

“Quería sentirme sexy y con confianza en mí misma y usar algo hecho con mi cuerpo y sexo en mente”, dice sobre el momento en que se le ocurrió inventar estas prendas de ropa interior a las que bautizó como ‘Lorals’.

ropa de latex.jpeg
A simple vista las ropa interior llamada 'Lorals' parecen tradicionales, pero en realidad están hechas de látex y están concebidas para servir de barrera durante el sexo oral.

A simple vista las ropa interior llamada 'Lorals' parecen tradicionales, pero en realidad están hechas de látex y están concebidas para servir de barrera durante el sexo oral.

¿Qué tanto protege esta prenda íntima durante el sexo oral?

Entre los requisitos que debieron cumplir estas nuevas panties para recibir la aprobación de la FDA están parámetros de elasticidad, resistencia y carencia de hoyuelos y pruebas de toxicidad, irritación y sensibilidad para asegurarse de que sean compatibles con el cuerpo humano.

No hubo necesidad de conducir un ensayo clínico, por lo que no hay datos del mundo real de cuán efectivas son en bloquear la transmisión de ETS, pero la aprobación de la FDA indica que son equiparables a las barreras bucales en efectividad, con la ventaja de que son más fáciles de usar, más divertidas y ofrecen mayor cobertura.

Se ajustan “como tu lencería favorita”

La ropa interior aprobada por la FDA para proteger durante el sexo oral consiste en unas panties o bragas diseñadas para “personas con vulvas”, hechas de látex e igual de delgadas y elásticas que un condón.

Según su empaque, “se ajustan como tu lencería o ropa interior favorita” y bloquean “la transmisión de fluidos corporales, patógenos nocivos e infecciones de transmisión sexual durante el cunnilingus y el rimming (‘beso negro’)”.

Quienes las han probado aseguran que mantienen la sensibilidad y que su sabor a vainilla no es sobrecogedor.

Vienen en tallas y modelos diferentes (tipo bikini o short). Por ahora solamente están disponibles en color negro, pero pronto ofrecerán una presentación transparente.

Un paquete de 4 cuesta 25 dólares y, al igual que el condón, están diseñadas para usarse una única vez.

Sus fabricantes aseguran que no sólo sirven para proteger contra infecciones, sino que también pueden ser útiles en otras circunstancias como cuando la persona tiene la menstruación o si la barba de su pareja le incomoda.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO