Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Mundo vacuna |

México reforzará vacunación con el inmunizante cubano Abdala

La isla está a punto de vender al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador un buen cargamento de dosis de Abdala, la obra del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnológica que ha asombrado al mundo.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

A finales de diciembre, la Comisión Federal para la Prevención contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), de la Secretaría de Salud mexicana, aprobó el uso de Abdala. En 2022, muchas personas en México se vacunarán con el fruto de la ciencia médica revolucionaria, tal cual lo harán en otros países como Venezuela o San Vicente y las Granadinas.

Las repercusiones de esta noticia son grandes. Se trata del país más influyente del área continental latinoamericana colocando al biológico cubano en el mismo rango de las vacunas Pfizer o AstraZeneca (algo que ya había hecho la prestigiosa revista The Lancet).

El hecho constituye un golpe al ego del Imperio que, por meses, ha intentado socavar el prestigio de los laboratorios isleños. Y una dura lección a los monopolios mediáticos que continuaron el juego de la posverdad atacando a las vacunas hechas en Cuba. Se espera, pues, que muchos más países se sumen a este ejemplo.

Para México, la utilización de Abdala es un muy importante refuerzo en su lucha contra la covid-19. El país se ha esforzado en inmunizar a la mayoría de su población mayor de 15 años, y lo ha logrado, pero, en su afán, ha tenido que lidiar con los Gobiernos de Estados Unidos y Europa, con tal de que no falten inmunizaciones. Un caso penoso le ocurrió con Rusia, país que nunca cumplió con el envío de 25 millones de vacunas Sputnik, obligando al Gobierno federal a negociar todavía más con Washington.

De manera que Abdala ayudará a suplir los necesarios arrestos que López Obrador ha debido ocupar en la consecución de biológicos, comprando vacunas cubanas a un menor precio, con resultados iguales o mayores de efectivos que sus contrapartes estadounidenses e inglesas.

Incluso, siguiendo el ejemplo de La Habana, el país podría vacunar a niños y niñas, lo cual no ha podido hacer pues solo la dosis de Pfizer está aprobada para ese fin. Así, la amistad entre México y Cuba se anota otro éxito.

Temas

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO