Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política

Director de Dinamige, un jerarca con conflicto de intereses

MIEM le devolvió a Cemento Artigas los títulos mineros que le había quitado por error

Por Carlos Peláez.

Un error cometido por la abogada Ana Goñi, abogada del ministerio de Industria y asesora legal del Director de Dinamige, puso en riesgo la seguridad  jurídica de Uruguay, uno de sus principales valores a la hora de atraer inversiones extranjeras. Más grave aún porque afectó los intereses de Cemento Artigas, una de las principales empresas mineras del país y quien ocupa el segundo lugar en la producción de cemento portland, propiedad de la brasileña Votorantim y la española Cemento Molins. A mediados de enero el ministerio revocó su resolución.

 

En la edición de Caras y Caretas del pasado 29 de octubre informábamos que 14 días antes el ministro de Industria y Energía, Omar Paganini,  “en ejercicio de atribuciones delegadas”, había firmado un decreto caducando los títulos mineros de los yacimientos de piedra caliza explotados por la empresa Cemento Artigas en Minas.

Por la vía de los hechos, esta resolución debería implicar el cierre de la planta de la segunda empresa cementera del país ya que al quedarse sin materia prima no podría producir clinker, principal componente del portland.

“Sin comentarios” fue la respuesta que obtuvimos entonces en todos los ámbitos consultados.

“Cuando por los pasillos del ministerio va y viene mucha gente, algo importante está por ocurrir”, dijo una fuente ministerial. Exactamente eso ocurrió a mediados de octubre cuando comenzó a circular un expediente que contenía un decreto recién firmado por el ministro Paganini.

El decreto establecía que “la Dirección General de Minería y Geología (Dinamige) promueve la caducidad del título minero concesión para explotar otorgado a la Compañía Uruguaya de Cemento Portland por resolución del Poder Ejecutivo del 16 de mayo de 1974. Ese título fue concedido por el plazo de 30 años sobre un yacimiento de piedra caliza ubicado en los padrones 126 y 89 de la primera sección judicial del departamento de Lavalleja”.

Agregaba que “por acta de asamblea extraordinaria del 8 de junio de 2006 la empresa Compañía Uruguaya de Cemento Portland resolvió modificar el nombre de la sociedad pasando a denominarse Cemento Artigas SA, aprobada por la Auditoría Interna de la Nación el 23 de agosto de 2006”.

El decreto decía a continuación: “Por resolución ministerial, dictada en ejercicio de atribuciones delegadas, se confirió prórroga por el plazo de 15 años el título minero otorgado a la Compañía Uruguaya de Cemento Portland en 1974 afectando a los padrones 86, 126, 131 y 12.443, todos de la localidad catastral de Minas en un área de 28 hectáreas”.

En los considerandos el decreto establecía que “de acuerdo a lo informado por el Área de Minería el 7 de agosto pasado, con fecha 1º de abril de 2021 se produjo la causal de caducidad establecida en el artículo 21 numeral II, literal c, inciso 4 del Código de Minería.

La asesoría Jurídica del Ministerio de Industria, Energía y Minería entiende que corresponde dictar el acto que declare la caducidad  del título minero otorgado a la Compañía Uruguaya de Cemento Portland, hoy Cemento Artigas”.

La resolución firmada por Paganini -“en atribuciones delegadas”- establece que atento a lo informado por Dinamige y la Asesoría Jurídica del Ministerio “se declara que con fecha 1º de abril de 2021 se produjo la caducidad del título minero otorgado”.

 

Un error que debieron ver por lo menos seis jerarcas

El informe aconsejando la caducidad de los títulos mineros de Cemento Artigas fue elaborado por la abogada Ana Goñi, funcionaria del Ministerio de Industria y asesora jurídica del responsable de la Dirección Nacional de Minería y Geología (Dinamige), mayor (r) Marcelo Pugliesi.

De acuerdo a las normas, el informe de Goñi fue aprobado por el área de Minería de Dinamige, luego por Pugliesi, se debió dar vista a la empresa, luego pasó a dependencias del ministerio, Jurídica, Dirección General, Secretaría y al propio ministro. Por lo menos seis jerarcas.

Según tres fuentes, que pidieron reserva de sus nombres “para evitarse problemas”, “nadie se percató de que Goñi había cometido un error al confundir la fecha de otorgamiento de los títulos con la fecha de posesión de los mismos, entre los que puede haber varios meses de diferencia”.

Ni siquiera los escribanos de Dinamige se percataron y autorizaron la liberación de los padrones explotados por la empresa. Tanto que por lo menos hasta la semana pasada esos padrones aparecían como “libres” en el Catastro Minero y en la web institucional. Así lo revelaba el “Visualizador geológico minero”.

El lunes 1º de noviembre pasado representantes de Cemento Artigas se reunieron con el director  Dinamige para conocer detalles de la  resolución que los afectaba.

Según una fuente de ese organismo, Pugliesi les dijo que “hicieran los trámites rápido y les devolverían los títulos mineros”.

Fuentes del sector minero dijeron a Caras y Caretas que el jerarca “es un problema para la minería, porque conoce poco las normas y dirige con criterio militar. No leen informes, no miran los expedientes, no confían en los buenos funcionarios porque tienen miedo a que les hagan zancadillas. Prefiere a los besamanos”.

Finalmente hace pocos días el Ministerio de Industria debió revocar una resolución errónea, pero que  muchos vieron sin decir nada. Y además debieron reinscribir los títulos mineros que, por error, les habían quitado.

 

Pugliesi nunca debió ser nombrado

El mayor retirado Marcelo Pugliesi nunca debió ser nombrado para dirigir la Dinamige porque, al momento de su designación, era accionista y administrador de una empresa minera. Por lo que tenía un conflicto de intereses claramente determinado por el Código Minero y el Código de Ética de la Función Pública.

Pugliese, un experto en explosivos, es integrante de Cabildo Abierto.

Entonces integraba una sociedad  llamada Prevol SRL, sociedad constituida conforme a Ley 16.060, y publicada en el Diario Oficial “el día 14 de diciembre de 1998, 4181-C. Con fecha  de Publicación: 16/03/1998,  Página: 5640-C,  Carilla: 72,  Sociedades de Responsabilidad Limitada, Prevol SRL, Cesión – Modificación. Contrato: 30 enero 1998. Inscripción: No. 277 Fo. 371 Lo. 4 (Legajo 7240/93). Cedente: Cristian Castro (30 cuotas). Cesionarios: Marcelo Pugliesi (15), JOSE LUIS ECHEVERRIA (15). Administración: Marcelo Pugliesi. 22) $ 494 1/p 15527 Mar 16 – Mar 16 (0126). Fuente: Diario Oficial”.

Prevol SRL se dedica, según dicen, a actividad minera. En su página web informan que su actividad principal es “minería, demoliciones, excavaciones, trabajos de ingeniería con materiales explosivos”.

Es decir, el director se dedicaba en su actividad privada a la minería. Por lo tanto estaba impedido de asumir en Dinamige porque violaba el artículo 20 del Código de Minería y todas las incompatibilidades señaladas en el Topuf (Texto Ordenado de Normas Sobre Funcionarios Públicos)

Uno de sus principales clientes era la empresa brasileña Odebrecht. Pero también tuvo a cargo la demolición del Cilindro Municipal por contrato de Antel.

Cuando se revisa en YouTube, se encuentran algunos trabajos de voladuras con explosivos realizadas por Prevol en un parque eólico de Valentines a nombre de Bersur SA. Pero jamás se supo cómo se adquirieron los explosivos ya que Bersur nunca fue titular de permiso minero de concesión para explotar.

Es decir, como minero Pugliesi violentaba normas que luego como director debía obligar a otros a cumplir.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO