Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política Heritage | Sayagués | lavado

Sistema financiero

Denuncian que el Banque Heritage lavó decenas de millones de dólares

Para Sayagués, representante legal de uno de los estafados, el Banque Heritage sabía el origen del dinero y se prestó para la maniobra de blanqueo de capitales.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El abogado Enrique Sayagués denunció ante la Fiscalía de Lavado de Activos, a cargo del fiscal Enrique Rodríguez, que el Banque Heritage lavó decenas de millones de dólares que por lo menos 45 ciudadanos argentinos, que tenían dinero no declarado ante la AFIP, le entregaron a la ejecutiva de Cuentas Elena Nazarenko.

Mediante una maniobra financiera ella se apropió de unos 20 millones, según el Banco, o de poco más de dos millones, según ella. Por esa maniobra, la Justicia uruguaya la condenó a prisión.

Pero para Sayagués, representante legal de uno de los estafados, están claras varias cosas. “La institución bancaria sabía el origen de ese dinero, o sea, se prestó para una maniobra de blanqueo de capitales”.

El monto total de lo que esos 45 argentinos entregaron a Nazarenko es una cifra aún imprecisa. Pero por lo que se sabe hasta el momento hay “clientes” que tenían un millón de dólares y otros casi tres millones, por lo que es fácil deducir que la cifra superaría largamente los 50 millones de dólares.

Durante unos ocho años Nazarenko viajaba periódicamente a Buenos Aires, instalaba “su oficina” en el hotel Trianon ubicado en Callao al 1800, pleno barrio de Recoleta, y allí atendía a “los clientes” que hacían cola.

En algún momento vio que también había “un negocio” para ella y comenzó a retirar parte del dinero entregado, aunque a los propietarios les decía que “estaba colocado en un prestigioso Fondo de Inversión brasileño”.

Cuando buscaban en Google, veían que ese Fondo existía, como ella les dijo. Pero lo que no sabían era que había creado una empresa que tenía el mismo nombre de fantasía, pero no estaba vinculada al original. De esa forma armó una gigantesca “calesita” por la que pagaba dividendos con el dinero que otros le entregaban.

El resto del dinero estaba en el Heritage de Uruguay. Los pagos de comisiones o reintegros se hacían desde acá. Tanto que, según dijo Sayagués, “los movimientos de dinero que provenían de Argentina eran sistemáticamente eliminados de la contabilidad del banco. Y este dato fue confirmado ante la Justicia por la propia Nazarenko”. De esa forma escapaban al contralor del Banco Central.

Sólo Diego Lenguas, quien se desempeñaba como “valijero” –traía y llevaba dinero a Buenos Aires–, en apenas once meses trasladó algo más de 4 millones de dólares como pago de dividendos. Él cobraba una comisión por cada operación.

Cuando los clientes lo solicitaban, Nazarenko daba la orden de pago, Lenguas pasaba por la caja del banco, le entregaban el dinero y él lo trasladaba, vía Buquebus, a Buenos Aires. Lo curioso es que no iba a un solo lugar, sino que lo iba repartiendo entre inmobiliarias u oficinas indicadas por los clientes. Nunca hubo comprobantes de por medio. Por lo tanto, para el abogado está más que clara la participación del Heritage en toda la maniobra.

El banco acusó a Lenguas de haberse apropiado de parte del dinero y dijo en la Justicia que “los testigos lo iban a probar”. Pero ocurrió que de 45 testigos señalados, “vinieron los primeros 15, declararon que todo era plata negra, que el banco sabía perfectamente que Lenguas les había entregado todo perfecto y que nunca se entregaron recibos. Por supuesto, los otros 30 testigos después no vinieron. Como consecuencia de esas declaraciones, la causa penal contra mi defendido fue archivada por el fiscal Enrique Rodríguez”, dijo Sayagués.

El banco aceptó devolver el dinero a algunos depositantes, y por lo menos en dos casos les entregó más que el denunciado como faltante de sus cuentas.

El abogado Sayagués confirmó a Caras y Caretas que “cuenta con información y documentos que prueban que el Banque Heritage montó una importante operativa para recabar fondos de depositantes en Buenos Aires, en particular de residentes argentinos que no declaraban sus activos monetarios a la autoridad tributaria de ese país, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)”.

En la denuncia presentada hace unos dos meses al fiscal Enrique Rodríguez, el abogado señala la responsabilidad del Heritage en las maniobras fraudulentas y sostiene que estarían configurados “los presuntos delitos de estafa, apropiación indebida y lavado de dinero”.

A su juicio, “el Banque Heritage tenía pleno conocimiento de una maniobra de lavado de dinero que se realizó durante varios años, por muy importantes cantidades de dinero y con total ausencia de controles. Y esto porque el banco alteraba su contabilidad”.

Un informe realizado por la consultora Price Waterhouse, a solicitud del Heritage después que se conociera la maniobra de Nazarenko en el año 2017, detectó que hubo transferencias de dinero a través de por lo menos cuatro cambios: Montevideo Cambio y Turismo, Alter Cambio, Cambio Columbus y Cambio Monex.

Pero entonces el fiscal Rodríguez señaló que “no se logró probar la participación de ningún Cambio en las maniobras”.

¿Qué hizo la Senaclaft?

La semana pasada, desde la Secretaría Nacional para la Lucha contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo (SENACLAFT), se emitió un comunicado que pretendía responder información proporcionada por los colegas de M24 sobre el caso Heritage.

Curiosamente el comunicado no figura en la web de la institución –o es de muy difícil acceso– y nuestras fuentes del organismo dijeron desconocerlo, por lo que tal vez haya sido redactado por el abogado Jorge Chediak, jerarca máximo de la Senaclaft. Por considerarlo de interés, lo reproducimos en forma textual.

COMUNICADO

En función de la información que fuera difundida en el Programa “Nada que Perder” de Radio M24, relacionada con la denuncia presentada por el Dr. Sayagués Areco ante esta Secretaría, se realizan las siguientes puntualizaciones por así corresponder a la realidad de los hechos:

  • Con fecha 14 de octubre de 2022 el Dr. Sayagués Areco presentó ante esta Secretaría un escrito en donde denunciaba una supuesta maniobra de Lavado de Activos, que involucraba una institución financiera local y a una persona física que supuestamente se habría apropiado de un dinero de origen ilícito. Al momento de la presentación de la denuncia, se le advirtió al mencionado profesional que la Senaclaft no contaba con competencia legal para investigar delitos y que tampoco contaba con facultades de supervisión de instituciones financieras (Sujetos Obligados del BCU), con lo cual se le sugirió, para mayor éxito, que presentara su denuncia ante los organismos competentes (Fiscalía General de la Nación y Banco Central del Uruguay). En dicha oportunidad, no obstante la sugerencia realizada, el denunciante manifestó su voluntad de presentar su escrito de todas formas, el que fue finalmente recibido.
  • Una vez ingresada la denuncia (no obstante no contar esta Secretaría con competencia para investigar delitos), se dio pase de dichos antecedentes a la Comisión Investigadora (cuya función principal es la de investigar el incumplimiento de las normas de prevención por parte de los sujetos obligados no financieros), que funciona dentro del Área de Fiscalización (supervisora de los sujetos obligados del sector no financiero), a efectos que informara al respecto.
  • Con fecha 17 de octubre de 2022, la Comisión Investigadora elevó un informe a la Gerencia del Área, en donde en lo medular expresaba lo siguiente: 1) La operativa descrita en la denuncia presentada, es exclusivamente financiera ya sea en cuanto a los medios utilizados (depósitos/letra de cambio) así como las instituciones involucradas, no destacándose transacciones de bienes y/u otros de tipo de servicios; 2) no se pudo identificar transacción, realizada o no, vinculadas con Sujeto Obligados No Financieros (Art. 13 ley 19.574) que hayan o debieran haber intervenido; por lo que se sugiere elevar las actuaciones al Banco Central del Uruguay para la valoración de la operativa descrita bajo la órbita de sus competencias.
  • Cumpliendo con lo sugerido por la Comisión Investigadora, en el mismo mes de octubre esta Secretaría puso en conocimiento del Banco Central del Uruguay la denuncia presentada por el Dr. Sayagués Areco, por corresponder los hechos ventilados a sujetos obligados bajo su supervisión y porque además es dicho organismo quien cuenta con facultades y competencias legales para investigar operaciones inusuales o sospechosas y los movimientos financieros presuntamente realizados.

En definitiva, de todo lo antes relacionado surge que la Senaclaft dio cabal cumplimiento a lo dispuesto por el artículo 8 de la ley 19.574, recibiendo la denuncia (más allá de no contar con competencia para investigar el delito denunciado), dando trámite a la misma y poniéndola en conocimiento del Banco Central del Uruguay.

¿Lavado de manos?

El comunicado de la Senaclaft, o de Chediak, exhibe sin remordimientos la absoluta inoperancia en que ha caído el organismo durante la gestión actual. Porque, por ejemplo, en su página web y en el link sobre Cometidos, establece claramente en el primer párrafo del capítulo “Cometidos sustantivos”:

“Coordinar la ejecución de las políticas nacionales en materia de lavado de activos y financiamiento del terrorismo en coordinación con los distintos organismos involucrados”.

Y el párrafo 7 expresa: “Colaborar con la Fiscalía y autoridades judiciales en las investigaciones por crimen organizado, lavado de activos y financiamiento del terrorismo, integrando los equipos multidisciplinarios de asesoramiento”.

El comunicado de Senaclaft, o de Chediak, deja en claro la burocracia que rodea sus actuaciones. Porque hay asuntos muy obvios: el lavado de activos es considerado un delito en Uruguay; los miembros de la Senaclaft son funcionarios públicos; todos los funcionarios públicos están obligados a denunciar ante la Justicia cualquier asunto con apariencia delictiva del que tengan conocimiento ocurrido en su área (artículo 175 del Código Penal), en tanto el artículo 177 establece como falta grave “la omisión en denunciar”.

¿Qué hicieron con el Heritage? Pues recibieron de un prestigioso abogado una fundamentada denuncia por “presunto lavado” realizado por una institución bancaria de plaza y, en lugar de pasarla inmediatamente a la Fiscalía correspondiente, la dilucidaron dentro de su estructura burocrática.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO