Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política

no resiste archivo

En 2017 Lacalle cuestionaba un TLC con China

El gobierno de Lacalle Pou avanza hacia un TLC con China, el mismo tipo de acuerdo al que cuestionaba cuando era senador.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El gobierno de Luis Lacalle Pou y su “coalición multicolor”, que algunos pretenden llamar republicana, han anunciado muchas iniciativas desde su asunción, varias de ellas ya en funcionamiento como el descuento personalizado del IVA o el turismo social. Otras han sido iniciativas de los gobiernos anteriores, como es el caso del Tratado de Libre Comercio (TLC) con la República Popular China.

Durante el gobierno de Tabaré Vázquez, siendo canciller Rodolfo Nin Novoa, Uruguay comenzó conversaciones con China para estudiar un TLC. Por ese tiempo, en 2017, el entonces senador Luis Lacalle Pou planteó “dudas”. Lacalle convocó al canciller Nin Novoa a la Comisión de Asuntos Internacionales del Senado con la intención de que este despeje sus dudas.

La versión taquigráfica de esa sesión de la comisión indica que Lacalle dijo que “las principales oportunidades están para los sectores exportadores de soja, lana, carne bovina y lácteos”. Recordó que si bien “sabemos los aranceles que pagamos y lo que hacen nuestros competidores, pero también somos conscientes de que se pueden generar corrientes de importación que perjudiquen a algunos sectores de nuestro país”.

No obstante reconoció que habría perdedores. “Los sectores más sensibles en una negociación con China son la cadena textil, la de la vestimenta, ropa de cama y calzados”, y puntualizó que eso englobaba a unos 8.300 trabajadores.

Precisó que hay un “segundo escalón” integrado por las industrias químicas básicas, al plástico, a la metalurgia, al sector automotriz y al papel, lo que afectaría a unos 24.600 trabajadores más.

Lacalle sostenía que “los beneficios o efectos de un acuerdo comercial –sobre todo en estos sectores– no dependen únicamente del resultado de la negociación con China y la salvaguardia que de alguna manera se pueda obtener, sino de las acciones internas que tome el Uruguay, es decir, cómo nos preparamos para ese encuentro con la República Popular China”.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO