Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política Luis Suárez | internas | escenario

El frío, el pistolero y las urnas

¿Luis Suárez "se comerá" las elecciones internas?

¿Qué dicen los politólogos del escenario hacia las internas? ¿El tiempo, Luis Suárez o la Copa América incidirán en la participación del electorado?

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

¿Qué pasará si el frío o la lluvia o el viento o las tormentas dejan de ser un pronóstico meteorológico y se apoderan del estado del tiempo del domingo 30 de junio?

El escenario: los especialistas tienen la palabra

Para analizar el escenario de las elecciones internas del 30 de junio, este martes, la Asociación de Dirigentes de Marketing del Uruguay (ADM) convocó a tres referentes de las principales consultoras locales: Eduardo Bottinelli de Factum, Mariana Pomiés de Cifra y Rafael Porzecanski de Opción.

Los tres especialistas fueron relativamente prudentes en sus análisis y proyecciones, y coincidieron en definir como muy ajustado el escenario de esta primera instancia del ciclo electoral, en el que el voto no es obligatorio.

Veamos qué plantearon sobre la campaña y lo que se puede esperar de las urnas.

El tiempo, Suárez y la Copa

Eduardo Bottinelli (Factum) fue directo al analizar una evidencia contundente. “Tenemos dos factores que de alguna forma conspiran contra una alta participación (del electorad). El primero es el frío, en dos sentidos: el frío que puede haber el 30 de junio y el frío que está teniendo esta campaña electoral”.

El otro factor (también cantado) es la Copa América, al que hay que sumar el comienzo de las tradicionales vacaciones de invierno: “La agenda mediática en la última semana nos muestra que estamos un poco más pendientes de Luis Suárez que de quién gana una interna”, afirmó.

Además, enfatizó, está claro que quienes más participarán de acto electoral serán los más allegados “a los partidos y a la actividad política”. Aún así, según los datos que maneja su consultora, se esperaría una participación del 60% de los habilitados para votar. Pero hay un dato que preocupa: solo el 33% de ese electorado sabe cuándo se realizará esta instancia.

Para Mariana Pomiés (Cifra) señaló que su consultora estima que 52% del electorado podría votar en estas internas: “Capaz que se distribuye distinto dentro de los partidos, pero la historia, la cercanía partidaria y los perfiles nos muestran que es difícil llegar incluso a un 50% del electorado participando en la elección interna”.

Rafael Porzecanski (Opción), por su parte, sostuvo que es posible que haya una sobredeclaración de voto. coincidió en que puede haber una “sobredeclaración” del voto. Esto, explicó, es un factor que dificulta las estimaciones, que, por tanto, es necesario aplicar un filtro y control de lo que declaran los consultados. En este caso particular, esta sobredeclaración “es particularmente relevante al interior del electorado del Frente Amplio”.

Además, siguió Porzecanski, otro fenómeno que hay que atender es el llamado “voto escondido”, que en las internas, se relaciona con el voto por “intereses departamentales”. “Las listas a diputados se ordenan muchas veces a partir de las elecciones internas en los partidos fundacionales y esto lleva a que en algunos casos haya subestimación de precandidatos que se benefician de la atracción local o que son particularmente fuertes en departamentos”.

El escenario frenteamplista

Para Porzecanski, no planteó mayor novedad: la interna del Frente Amplio está abierta y es “competitiva”: “No es lo mismo tener unos 15 puntos de ventaja en el rumbo a un balotaje que teneros rumbo a una interna”, especialmente al considerar la volatilidad que tiene el voto en una elección de estas características.

A esto agregó: “La mayor dificultad de la estimación de la interna frenteamplista es la estimación de su caudal electoral efectivo, que a su vez se ha correlacionado con la distribución de las preferencias”.

Bottinelli, por su parte, describió la interna frentista como estable. La distancia entre Yamandú Orsi y Carolina Cosse se mantiene, explicó, pero en la definición es importante no solo “cuánta gente va a votar” sino “qué perfil de personas son las que van a votar” el domingo 30.

Pomiés coincidió con Bottinelli en este análisis. Pero señaló que aunque se entiende que el votante frenteamplista es más participativo, “la interna no es una instancia que mueva”. No obstante, dada la competencia que hay entre dos de sus tres precandidatos, se podría esperar que este año haya más participación que en 2019 y 2014.

En este escenario, Pomiés afirmó que entre los militantes tienen “más peso las estructuras y los partidos que apoyan a Cosse”. Por tanto, estimó que si la participación en las internas es baja, “mejor le podría ir a Cosse y menos peso podría tener Orsi”.

¿Qué ocurrirá en tiendas nacionalistas?

El escenario del Partido Nacional está bastante “cantado”. En plena afirmación interna de la figura de Lacalle Pou, afirmó Bottinelli, la interna blanca no es “competitiva”.

Para Pomiés, hay “un dominio importante de la intención de voto de Delgado en todo el electorado nacionalista”, pese a que Laura Raffo tuvo un leve crecimiento en el electorado “más militante”.

Y Porzecanski fue en la misma línea: “El escenario no es competitivo”, el resultado de las urnas está “virtualmente resuelto”. “Por el peso de la estructura, por el apoyo de 13 de los 15 intendentes, por la fuerza sectorial, por el posicionamiento de ambos, es altísimamente probable que Delgado sea el candidato presidencial, abriéndose la gran interrogante sobre la composición de la fórmula y la distancia final”.

Ojeda y el pelotón

La situación de la interna colorada, según Bottinelli, es compleja. Por tanto, “hemos optado por no publicar los resultados por una cuestión estrictamente técnica; el margen de error, si nosotros queremos estudiar el electorado del Partido Colorado (PC), es del entorno del 10% y, por lo tanto, las distancias que hay entre las candidaturas están dentro del margen de error”.

Según los datos que maneja Factum “parece bastante claro que Andrés Ojeda se ha consolidado en un primer lugar y que el segundo lugar está en un empate virtual entre (Gabriel) Gurméndez, Robert Silva y Tabaré Viera”.

Pomiés fue casi en la misma línea: “Ojeda es el líder y los otros tres, si miramos el margen de error, vienen como en el pelotón”. El problema, señaló, es la escaza intención de voto que tiene esta colectividad histórica. En este panorama, Ojeda captaría el interés del electorado “menos fiel”, menos ajustado a las estructuras partidarias. Aún así, remarcó, pueden haber sorpresas al abrirse las urnas.

Para Porzecanski, Ojeda también corre como favorito, seguido de Robert Silva. Pero, como sus colegas, también planteó que hay que analizar este escenario con cautela dada la volatilidad del voto.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO