Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política Ripoll | Esta boca es mía | Victoria

Como Mirta: "Este programa trae suerte"

Ripoll: "'Esta boca es mía' me dio la oportunidad de salir de la etiqueta de sindicalista"

¿Cuál será el destino mediático de Valeria Ripoll? ¿Seguirá como panelista de “Esta boca es mía”? ¿El espectáculo se comió a la política?

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

¿Ripoll continuará con su carrera como “estrella mediática”? ¿Era este tipo de perfil que necesitaba el Partido Nacional (PN) para agitar la campaña hacia las elecciones de octubre? O, como han dicho algunos en los corrillos políticos, ¿a los blancos no les alcanzaba con Graciela Bianchi y Sebastián Da Silva para generar titulares estridentes? ¿La banalidad cultivada en la vidriera mediática se comió a la política?

Pocas horas después de que el triunfador de las internas blancas tirara la bomba que no tuvo muchos aplausos pero sí muchos abucheos y silbidos, varias columnas y notas periodísticas se dedicaron a repasar el “pasado que la condena” a la exdirigente de Adeom y exintegrante del Partido Comunista devenida en estrella nacionalista.

En su periplo mediático, entonces, Ripoll habló con el programa “Las cosas en su sitio”, en radio Sarandí, y la entrevista tuvo un capítulo especial para su carrera televisiva.

¿Seguirá como panelista en “Esta boca es mía” (Canal 12) o contará con la bendición de Victoria Rodríguez y la productora, Kubrick Media, para dedicarse exclusivamente a la campaña electoral?

La confesión de Ripoll fue clara: “’Esta boca…’ es un programa al que le debo mucho”; y la frase que sigue es contundente: “Me dio la oportunidad de salir de la etiqueta de sindicalista".

Pero sobre su futuro como panelista no dijo mucho y prefirió aplicar “la fría”: "No sé, Es algo que no hemos hablado".

Victoria se lo recordó

Victoria Rodríguez, conductora de “Esta boca es mía”, no podía dejarla pasar. Una de sus panelistas estrella, que competía (o compite) por el podio a ser de las más polémicas, ahora tiene una novedosa carrera política, así que había que afirmar el papel del programa como plataforma de lanzamiento.

“Un día vamos a compartir la lista pero efectivamente es un programa que tiene una exposición importante”, dijo al aire Rodríguez. Y la selló: “Eso es un insumo para nosotros, que ha llevado gente a ocupar cargos políticos, en gobiernos municipales, en gobiernos nacionales, senadores, una vicepresidenta y, por ahora, una candidata en la fórmula blanca”.

Ya lo sabemos: en su década y media al aire, por este programa han desfilado como panelistas varias figuras “resonantes” de la política vernácula. La lista tiene nombres como los de la inefable Graciela Bianchi o Washington Abdala, también Virginia Cáceres y Diego Durán, entre otros.

Todavía no cantes victoria

Caras y Caretas ya consignó que varios dirigentes nacionalistas no están conformes con esta decisión de Álvaro Delgado. La noche del domingo en varias tiendas de los blancos las caras largas eran muy notorias. Así fue con Laura Raffo que, después de jugarse por otra campaña que fracasó, no tuvo más remedio que poner cara de “todo bien”. Otros pasaron lista del pasado “zurdo” (o pseudo zurdo) de la candidata a vice, y otros tantos recordaron que no tiene historia saravista ni es blanca como “hueso de bagual”.

La historia, pese a los esfuerzos retóricos de Delgado, quien sostiene que esto es “un cambio de paradigma”, no está cerrada.

Ahora la convención nacionalista tendrá que votar. Y el éxito no está asegurado: no faltarán los rebaños tan blancos como “hueso de bagual” que pondrán resistencia.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO