Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Sociedad aduana | cocaína | Puerto de Montevideo

Duro de roer

Aduana no revisó contenedor con droga que llegó a Bélgica

El destino y la mercadería hubieran ameritado un doble control en aduana: de escáner y manual. A pesar de ser un cargamento sospechoso sólo pasó por el escáner.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El jueves 28 de diciembre, funcionarios de la aduana de Amberes interceptaron 2,16 toneladas de cocaína en un barco que viajaba desde Montevideo, Uruguay. La droga había ingresado al puerto de Montevideo unos 14 días antes, oculta en un contenedor con miles de unidades de mercadería en la que se encontraban budines y alfajores. El valor de la mercadería “legal” rondaba los 50.000 dólares, entre budines, alfajores y vermouth. El contender logró eludir la revisión del escaner sin que fuera detectada la droga y no tuvo ninguna revisión visual o manual de los funcionarios aduaneros, de acuerdo a lo informado por El Observador.

A pesar de que este tipo de cargamentos es identificado como sospechoso por la Aduana, no se realizaron controles alternativos al escáner. El contender antes de ingresar al puerto de Montevideo, pasó por Zonamerica. Las características de los paquetes y sobre todo el destino, evidenciaban que se trataba de un cargamento sospechoso. Evidentemente, Uruguay no exporta este tipo de mercaderías a Europa ni quien realizaba la exportación era la empresa encargada de producir y comercializar los productos. Según lo consignado por el citado medio, la fiscal de estupefacientes, Stella Llorente, es la encargada de llevar a cabo la investigación del caso.

Como informó Caras y caretas, el puerto de Amberes, es uno de los principales destinos elegidos por el crimen organizado para la entrada de la cocaína a Europa. En el año 2022 fueron incautadas más de 100 toneladas de cocaína. Se trata del segundo puerto más grande del viejo continente, y el crecimiento del tráfico de la cocaína ha venido aumentado significativamente año tras año. Días antes de la incautación de la droga proveniente de Montevideo, las autoridades de Bélgica habían detectado más de una tonelada de cocaína en un barco proveniente de Guayaquil, Ecuador.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO