Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Sociedad terapia | Tango | Anabella Consonni

Con Anabella Consonni

El tango como terapia de evolución

Un proyecto de terapia alternativa que conjuga herramientas sensoriales, culturales y comunicacionales, para mejorar la calidad de vida de adultos mayores

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La Tangoterapia, método innovador desarrollado por Anabella Consonni, promueve acompañar y mejorar la calidad de vida de los Adultos Mayores, con capacidades disminuidas, tales como: Parkinson, Alzheimer, Diferentes Demencias, Accidentes Cerebrovasculares, Cardiovasculares, Conducción de la Marcha y Equilibrio, Afasias, entre otros. Esta terapia abordada desde el tango desarrolla capacidades personales, como la concentración, la improvisación, la sensibilidad, la creatividad, la capacidad de reacción y la relación social.

También ayuda a desarrollar aspectos comunicativos como son el interés y la entrega, la responsabilidad, la confianza propia y en los demás, la motivación y capacidad de disfrute, la actitud activa, los criterios propios y la valoración constructiva de los demás.

Desde el aspecto expresivo, los ayuda a desarrollar la expresión personal del mundo interno, la capacidad de reflejo y reacción a diversos impulsos y estímulos, la capacidad de concretar una idea, la creación propia, la coordinación y la precisión.

Se realiza a través de una actividad vivencial, utilizando la información motora de cada individuo, con intercambio de energía para motivar. Desde esta perspectiva se ve al Adulto Mayor como una totalidad: comprometiendo su cuerpo emocional, físico y social.

Caras y Caretas conversó con Anabella Consonni sobre los detalles de esta terapia alternativa que lleva 10 años aplicándose en diferentes lugares del país y que ha trascendido fronteras por los resultados obtenidos.

***

¿Cómo surgió la idea de iniciar con el proyecto de Tangoterapia?

La propuesta de Tangoterapia como propuesta misma surgió de la idea de Luis Trochón, que me mostró un artículo sobre tango para Parkinson en 2007, cuando yo había regresado de un viaje a Italia. Mezclado un poquito con mis ganas de juntar algo que era muy nuestro, que veía que tenía mucho éxito en el exterior, no como terapéutico sino justamente como género, dije bueno hay que hacer algo y aparece este artículo de los beneficios del tango para el Parkinson. Empiezo a estudiar Parkinson, características y todo lo que la patología lleva, y me lleva a la demencia, porque en general estas patologías neurodegenerativas llevan a eso. Entonces me enfoco en Parkinson, Alzheimer y demencias, y armo una propuesta donde digo todas las propuestas positivas que tiene el tango para estas patologías desde el punto de vista motor hasta el punto de vista cognitivo. Y de esa manera empieza mi investigación y mi estudio hasta llegar a armar una propuesta bien concreta y en 2011 mandarla a todos los residenciales después de que la viera un geriatra y empezar a aplicarse de forma semanal. Pero pasó por todos esos pasos de investigación, y justamente después en el 2012 empezó a ponerse en práctica hasta la fecha.

¿Qué características potenciales tiene el tango para elegirlo como género musical a utilizar?

EL tango tiene características por su timbración, que predomina el bandoneón, el bajo y el piano, que hace que se escuche de forma casi inconsciente, aunque la persona haya perdido bastante la parte auditiva. Después está la parte de la cadencia que tiene el tango, también lo que genera la utilización de los clásicos que son clásicos en el mundo, a través de los cuales se utiliza la memoria, la memoria motora, que es la del baile, esa está como un tatuaje. Asimismo, se utiliza la memoria semántica, las palabras, los significados, los lugares, las locaciones. Todo lo que dice el tango está en una memoria y se puede analizar, es muy rico en análisis, en reflexiones también, por lo cual lleva a que pueda ser utilizado en muchas cosas. Entonces la memoria semántica es importante, la memoria motora es importante y la memoria episódica también es importante. Se apela a todas las memorias y sumado a la cadencia lo vuelve muy propicio para la marcha, un acento muy claro que hace que pueda hacer ejercitación aún sentado, que pueda conectarse con el movimiento e ir en ese compás y que además se sienta en total conexión con los demás porque están hablando de lo mismo, es como un lenguaje, se vuelve comunicación. Tiene muchos beneficios a raíz de todo esto, trabaja por todas las memorias y además trabaja la sociabilización, lo vincular. Así que en general siempre se obtienen buenos resultados.

¿Cómo se coordina e interactúa con la parte médica a la hora de elaborar nuevas herramientas para el desarrollo del método?

En los residenciales se trabaja en forma multidisciplinaria. O sea, estamos todos conectados, desde el doctor técnico que dirige el residencial hasta el fisioterapeuta, el sicólogo, el terapista ocupacional. Todos estamos conectados, de hecho, tenemos una plataforma donde podemos entrar y registrar ciertas características del taller, de como se desarrolló y cosas puntuales, como que tal persona en la marcha no estuvo bien, que, en la parte emocional tampoco, en la parte del equilibrio tampoco, en la parte cognitiva manifestó ciertas problemáticas. También los doctores y el sicólogo visitan los talleres para saber de que forma participan, entonces a los profesionales médicos les resulta más fácil saber, comprender a esa persona después de una sesión de tangoterapia porque la ve en acción. Así se trabaja en los residenciales, de forma interdisciplinaria o multidisciplinaria, y somos trabajadores gerontológicos.

¿Cuáles son los principales beneficios que han notado en los pacientes que practican tangoterapia y de qué manera se miden los avances?

Lo que he logrado en la medida que se aplica la tangoterapia de forma sistemática es generar un hábito saludable. Que el usuario, el paciente espere la actividad, se prepare para la misma, la disfrute, incluso se proyecte por medio de ella. En los pacientes que la comunicación no es verbal también se notan los beneficios, pues todo lo que tiene el tango, lo antes mencionado, la timbración, la poesía, la filosofía, se usa en todas sus memorias y alguna lo va a capturar. La medición se hace a través del bienestar de los pacientes, antes durante y después de la sesión, al estar generado el habito el paciente espera la sesión y le provoca su bienestar y cambiando también su pensamiento en forma positiva, su estado de ánimo sintiéndose motivado, estimulado, y mejorando su autoestima.

También trabajas en la formación. ¿Cómo es el curso y quienes está dirigido?

En cuanto a la formación pertenezco a un grupo de especialistas en demencias en una plataforma on line que se llama Comunicación y Demencia, una plataforma española que me convocó para armar un curso para facilitadores, cuidadores, trabajadores de la salud, fisioterapeutas, que tengan herramientas para convivir con una persona demenciada y usarla a favor. En esa plataforma existe un curso que tiene todo lo básico como para armarse una estrategia y poder aplicarla. No depende de mi porque ya está todo registrado, tiene una parte teórica y una parte práctica a través de videos y una certificación. Ese curso se toma de forma virtual y es en esta plataforma Comunicación y Demencia y es de Tangoterapia para demencias y Alzheimer.

¿Cuánto conoce Uruguay y el mundo sobre tu proyecto de Tangoterapia?

En Uruguay mi método es conocido a través de los residenciales en los que lo aplico de forma semanal desde 2012 sin interrupciones, en pandemia fue por ZOOM, está probado y sistematizado. Y a nivel institucional es conocido por ser parte de la propuesta del sociólogo Ricardo Alberti, master en gerontología, que generó un trabajo de preparación jubilatoria en instituciones como UTE, Bancarios y Escribanos, que lo que pretende es que cuando se están por jubilar hacer una charla y presentarles herramientas para su nueva etapa de vida. Este equipo ganó el premio a las prácticas saludables de américa, justamente por lo que propone, prevenir en salud para tener una mejor calidad de vida.

A nivel internacional he tenido visitas en 2018 y 2019 por parte de Francia, La Caravana de la Memoria, que en este momento está haciendo una investigación científica sobre los beneficios del tango sobre el Alzheimer, y de esta visita ha surgido una invitación para ir en setiembre de este año a realizar talleres y participar de la formación de facilitadores. También por la efectividad del sistema he llegado a la plataforma on line española Comunicación y Demencia, y he realizado talleres en Madrid en julio del 2021 en centros diurnos, invitados por mi trabajo gerontológico que llegó a conocimiento de la vicepresidente de la asociación geriátrica de España Lourdes Bermejo. También me han visitado de Argentina, de hecho, la resultante de eso es que soy socia fundadora de la Academia de Tango Terapia Argentina, porque he participado de sus congresos y han conocido mi propuesta.

Testimonios de profesionales médicos

Pedro Bustelo, Psiquiatra social de Red Bienestar, director de la Fundación Cazabajones Cuando se hace ejercicio –bailar, por ejemplo– se mueven cinco litros de sangre por minuto, es decir, “toda la sangre que tiene el ser humano”, algo beneficioso para el nivel cardíaco. No en vano, en Red Bienestar hay clases de gimnasia cuatro veces por semana, contó el psiquiatra. Pero bailar tango tiene otros beneficios para la salud, agregó. Primero, porque se trata de ejercicio físico entretenido, que no es monótono. Además, es un baile de contacto. “Cuando una persona sostiene a otra por más de 30 o 40 segundos el cuerpo empieza a liberar oxitocina, que es la hormona de los vínculos”. Al bailar también se libera dopamina, el neurotransmisor del placer. Es lo mismo que libera la droga, como la pasta base, comparó el psiquiatra. Bailar también ayuda a mejorar la coordinación de los movimientos, otro de los efectos positivos de esta terapia con tango, resumió Bustelo.

Ricardo Aberti, sociólogo responsable del Programa Nacional de Adulto Mayor del MSP.

(nota enviada a la asociación de alzheimer sobre una clase abierta de tango terapia) “la instancia de Tangoterapia, presentada por una increíble profesional como Anabella Consonni enmarca la importancia del contacto físico , el abrazo antes y después de bailar como forma de prólogo y epílogo, más que de una actividad lúdica terapéutica, de una forma de comunicarse con la persona con demencia. Me fue inevitable cuestionar mi trabajo profesional y preguntarme; - ¿cuántas veces trato de comunicarme con personas con Alzheimer con los mismos mecanismos que con el resto de las personas? ¿no estará el canal afectivo más apto que el verbal?, ¿cuánto más efectivo y terapéutico es un mensaje que comienza y termina con un abrazo? Sin duda el tercer milagro de la integración.”

Perfil de Anabella Consonni

Bailarina y coreógrafa profesional interesada desde su juventud en el movimiento, el cuerpo, espacio, emociones. Desde el año 1991 hasta 2012 dicta talleres de expresión corporal como una materia curricular en escuelas públicas a niños y a docentes para relacionar el aprendizaje con el arte y lo que aporta este último para crear realidades alternativas, siendo una experiencia novedosa y poco habitual en la enseñanza. En el año 2010 vuelca sus vivencias y su arte en talleres para jóvenes y adultos de hasta 40 años Down y Autistas el centro SUYAY donde comienza a investigar diferentes formas de potenciar una capacidad disminuida ,con énfasis en el tango. En el año 2012 como resultado de su búsqueda e investigación comienza a aplicar (hasta la fecha) su propuesta de tangoterapia siendo un emprendimiento innovador y la primera vez que se aplica el tango para Alzheimer y similares en Uruguay. Resultando su abordaje y metodología una alternativa no convencional para una mejor calidad de vida y acompañar un envejecimiento saludable. En el año 2015 obtuvo el Certificado emitido por la Biblioteca Nacional de la República Oriental del Uruguay por la Ley sobre Derechos de Autor de la obra titulada “Tangoterapia- Método Anabella Consonni”. Integra desde el año 2015 a la fecha el equipo de trabajo de prevención en salud que dirige el Sociólogo Master en Gerontología Ricardo Alberti, ganador en 2017 de prácticas saludables de América.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO