Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Sociedad Educación | docentes |

Huelga

La educación "no nos da lo mismo"

Gremios de diferentes ámbitos de la educación se declararon en huelga contra la reforma educativa del gobierno y por el presupuesto.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El martes 4 de octubre comenzó en Uruguay una huelga en la educación contra el recorte presupuestal y la reforma impulsada por el Gobierno del presidente Luis Lacalle Pou. La medida se decidió luego de dos meses de ocupaciones en diferentes centros y tras la negativa de las autoridades a dialogar e incluir a estudiantes y docentes en las discusiones y decisiones referentes al futuro de la educación en el país.

La huelga, que en principio culminó el viernes 7 de octubre, fue impulsada por la Intergremial Universitaria (la Udelar no se declaraba en huelga hace veinte años), la Asociación de Docentes de Enseñanza Secundaria (Ades) Montevideo, gremios de estudiantes de secundaria del área metropolitana, gremios de formación en educación y la Asociación de Funcionarios de UTU (AFUTU) Montevideo.

En este contexto las FacultAdes de Medicina, Ciencias Sociales y el Centro Regional de Salto se encuentran ocupados. Además, el jueves 6 de octubre se realizó una marcha en defensa de la educación pública desde la explanada de la Udelar hasta el Palacio Legislativo.

La huelga tiene una consigna clara, que se repite en discursos y redes sociales: "No nos da lo mismo, que no te dé lo mismo". Un mensaje que apela de manera directa a la indiferencia.

Georgina Bustelo, vocera del Centro de Estudiantes del Instituto de Profesores Artigas (CEIPA), dijo a Caras y Caretas para esta nota que tomaron la medida de la huelga "por la gran cantidad de reivindicaciones que no tienen respuesta, por reclamos de todo el estudiantado que no nos han respondido".

Las principales reivindicaciones de los estudiantes de formación en educación son la reestructura curricular del IPA, la falta de presupuesto para la educación, y el rechazo a la reforma educativa y "de la participación nula de los y las estudiantes en esto".

Declararse en huelga conlleva esfuerzo y pérdidas. Sobre eso Bustelo aseguró que "tuvimos mucha convocatoria de estudiantes en las últimas instancias de participación y movilización, evidentemente para nosotros implica una pérdida, la huelga es un riesgo que tomamos como colectivo porque entendemos que es necesaria, necesitamos presupuesto para estudiar en condiciones decentes y de manera digna".

Las y los docentes de Udelar también se manifestaron sobre los sacrificios que conlleva declararse en huelga. "Nos cuesta mucho llegar a declararnos en huelga, es un sacrificio importante. Nos descuentan los días de huelga, debemos luego replanificar y ajustar los cursos. Lo que nos gusta es enseñar, investigar, hacer extensión y contribuir a construir un futuro mejor", declararon en una publicación en sus redes sociales.

Camila Menchaca, vocera de Ades Montevideo, explicó a Caras y Caretas: "Al contrario de lo que muchos dicen, nosotros los días de huelga no estamos en casa tomando mate, estamos realizando acciones para informar a la población sobre lo que está sucediendo con algo que es tan importante como la educación. Estamos yendo a la huelga porque queremos trabajar, queremos asegurarnos el trabajo para el año que viene, cosa que para un montón de compañeros y compañeras no está asegurado porque no están claras las condiciones para la elección de horas, ni el tema del recorte de las asignaturas, ni cómo se van a desarrollar los talleres ni si permiten o no el acceso a la efectividad".

Para Ades la huelga "viene de la mano de un conflicto desde que arrancó el año, e incluso antes, en el marco de lo que las autoridades llaman transformación educativa, que en realidad es un recorte pedagógico, presupuestal y de derechos en el sentido de recortar asignaturas, conocimientos, promover la competencia sobre el contenido. Esto ha venido de la mano de un recorte de 151 millones de dólares que con este presupuesto no se recupera, ni se atienden las principales urgencias de la educación pública. Venimos en una escalada autoritaria, con hechos penosos desde sancionar docentes por parar hasta solicitar a los docentes que indiquen cuáles son los estudiantes del gremio, incluso directoras filmando estudiantes para identificarlos".

La medida incluyó concentraciones frente al Codicen y ocupaciones de varios centros de educación secundaria como el Dámaso, el Miranda y los liceos 39, 43, 22, 75, 73, 65, 11, 43.

El domingo 9 de octubre habrá asamblea general de delegados para ver si se toman medidas a nivel país, pero Ades Montevideo ya tenía previsto discutir el tema de la huelga y en el marco de la autonomía de cada filial decidieron iniciarla en Montevideo, "precipitada por el nivel de incertidumbre sobre el año que viene". En otros departamentos hubo paros el jueves para asistir a la movilización.

Menchaca contó que todos los adolescentes que están cursando primer año el año que viene cursan octavo, "nadie sabe qué significa eso, qué materias va a tener, cuáles van a ser los planes y programas, el reglamento de pase de grado. Es una situación caótica que genera muchísima incertidumbre".

"A las mismas personas se nos pide cada vez más trabajo con un salario cada vez menor", dijo a Caras y Caretas Portal el lunes 3 de octubre Héctor Cancela, presidente de la Asociación de Docentes de la Universidad (Adur). La pérdida salarial del cuerpo docente de Udelar ronda el 7,96% en los dos últimos años; esto genera una "ecuación que como trabajadores no nos parece justa".

En la Rendición de Cuentas la Udelar recibe 0% de aumento presupuestal, es decir, cero recursos para paliar la inflación; pero, además, afecta los proyectos de la institución y profundiza la dificultad de atender a todo el estudiantado. Consultado sobre cómo afecta el recorte a la universidad Cancela dijo que "el punto esencial es que está creciendo la cantidad de estudiantes. Crece la necesidad de atención a la salud, la necesidad, también, de generación de conocimientos. La sociedad nos pide cada vez más tareas, lo que está bien porque quiere decir que el país necesita a la Universidad, pero la cantidad de personas que trabajamos en la Udelar está estancada y el sueldo está bajando. En definitiva, a las mismas personas se nos pide cada vez más trabajo con un salario cada vez menor".

El miércoles 5 de octubre Adur se reunió con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS). Allí el gobierno reafirmó que no va a asignar nuevos fondos para apoyar el aumento del presupuesto universitario y propuso que la universidad reorganice los fondos asignados a la interna.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO