Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Sociedad La Niña | Uruguay | El Niño

Posibles sequías

Llega el fenómeno de La Niña: ¿Cómo se prepara Uruguay?

Uruguay se enfrenta a la posible llegada de La Niña, lo que requiere una preparación y adaptación adecuadas para mitigar sus efectos.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El episodio de El Niño de 2023-2024, que contribuyó al aumento de las temperaturas globales y a la aparición de fenómenos meteorológicos extremos en todo el planeta, está dando señales de estar llegando a su fin. De acuerdo con los datos más recientes de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), es probable que este mismo año se produzca una transición y se instaure un episodio de La Niña. Uruguay requiere preparación para mitigar sus efectos.

Los últimos pronósticos de los Centros Mundiales de Producción de Predicciones a Largo Plazo de la OMM prevén dos escenarios igualmente probables (50 % de probabilidad en cada caso), condiciones neutras respecto al fenómeno El Niño-Oscilación del Sur (ENOS) o una transición hacia un episodio de La Niña entre junio y agosto de 2024. La probabilidad de que se den las condiciones típicas de La Niña aumenta hasta el 60 % para los meses de julio a septiembre, y hasta el 70 % para el período de agosto a noviembre. En cambio, la probabilidad de que vuelva a formarse un episodio de El Niño durante ese lapso es ínfima.

¿En qué consiste el fenómeno de La Niña?

La Niña es un fenómeno que produce un enfriamiento a gran escala de las aguas superficiales de las partes central y oriental del Pacífico ecuatorial, además de otros cambios en la circulación atmosférica tropical, como en los vientos, la presión y las precipitaciones. Los efectos de cada episodio de La Niña varían en función de su intensidad y duración, así como de la época del año en que se desarrolla y de la interacción con otros modos de variabilidad climática. En muchos lugares, especialmente en los trópicos, La Niña produce efectos opuestos a los de El Niño. Sin embargo, estos fenómenos climáticos naturales ahora se dan en el contexto del cambio climático antropogénico, que provoca un aumento de las temperaturas globales, exacerba los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos, y altera la configuración de las temperaturas y las precipitaciones estacionales.

La Niña que podría presentarse con oscilaciones en los patrones de lluvias y sequías, así como una temporada fuerte de huracanes en otras partes del planeta.

Preparación de Uruguay ante La Niña

En Uruguay, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Fernando Mattos, reconoció que el ritmo de crecimiento de los sistemas de riego a nivel territorial "es mucho más lento de lo esperado" mientras su cartera se prepara para el posible impacto del fenómeno La Niña, en paralelo con la retirada de El Niño.

En una entrevista con radio Sarandí a mediados de abril, el ministro aseguró que "en este período de gobierno se avanzó bastante" en materia de riego, pero que "el ritmo de crecimiento de sistemas de riegos incorporados a la producción" no ha alcanzado lo que se pretendía, a pesar de haber incorporado "unas 30.000 hectáreas de sistema de riego", un aumento en el orden del 10%.

"Yo entiendo que ese crecimiento puede ser mucho mayor", manifestó Mattos luego de confirmar que la histórica sequía que vivió Uruguay entre 2022 y 2023 a raíz del pasado fenómeno de La Niña le costó al país más de 1.800 millones de dólares, y la emergencia agropecuaria aún persiste para el sector hortifrutícola debido a las inclemencias del viento.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO