Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Sociedad Penadés | prisión preventiva | víctimas

DIEZ VÍCTIMAS DE PENADÉS

Penadés continuará en prisión y se sumaron nuevas denuncias a la causa

Penadés continuará preso en Florida, mientras Mauvezín seguirá en Campanero. Además, la jueza Vargas tomó declaración a dos nuevas víctimas del exsenador blanco

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La semana pasada, los medios comenzamos a informar, una vez más, sobre el llamado Caso Penadés. Se vencía el plazo de prisión preventiva de 180 días decretado el pasado 10 de octubre y los rumores de un lado y del otro no faltaron en las mesas de redacción.

Juana supo desde el vamos que la Fiscalía necesariamente pediría la prórroga de la prisión preventiva que cumple el exlegislador blanco en el penal de máxima seguridad de Florida. Delitos como la violación, el abuso sexual agravado y el atentado violento al pudor llevan a una exigencia que no puede eludir al Ministerio Público a partir de la entrada en vigencia de la Ley de Urgente Consideración (LUC). Por la gravedad de este tipo de delitos, se presume que existe riesgo de fuga, de ocultamiento y entorpecimiento de las pesquisas, así como un riesgo para la seguridad de las víctimas y de la sociedad que debe de ser acreditada frente al juez.

Extremos todos que, con el diario del lunes en la mano y con los 6 condenados que ya reconocieron en sede judicial haber formado parte de un plan “para ayudar al amigo” y estafar a la Justicia, están sobradamente probados.

La Dra. Alicia Ghione y su equipo llegarían a la audiencia fijada para el lunes 8 con sólidas razones para insistir con la preventiva.

Cuando escribía estas líneas, Juana pensó: “Qué ironía, el entonces senador Gustavo Penadés fue el presidente de la comisión especial que trató el proyecto de ley que dio forma a la LUC, y miembro informante en el Senado que un año después lo expulsó”.

El abogado del Consultorio Jurídico de la Udelar, Juan Raúl Williman, defensor de 7 de las víctimas (hasta ese momento) manifestó a Caras y Caretas que era partidario de mantener la prisión preventiva para Penadés porque otras medidas serían insuficientes, ya que la investigación está en desarrollo y siguen los riesgos, tanto para la indagatoria como para las víctimas, que permiten solicitar que permanezca recluido en la cárcel de máxima seguridad de Florida.

Juana supo, por un rumor a voces en Ciudad Vieja, que las defensas de Penadés y el profesor de Historia, Mauvezín, se opondrían a la prórroga a la hora de ser escuchados en la audiencia.

Los Dres. Homero Guerrero y Laura Robatto, defensores del formalizado Penadés, armaron su estrategia pensando en solicitar prisión domiciliaria. Juana, que es desconfiada y se jacta de serlo, sabía que era una jugada inteligente de los defensores para empezar de a poquito a intentar cambiar la percepción que la opinión pública tiene de su defendido. Dicho con otras palabras, victimizarlo. La realidad y lo que vino después dieron vuelta la taba.

El Dr. Juan Carlos Fernández Lecchini, abogado defensor de Mauvezín, se inclinaría por solicitar la libertad de su patrocinado y llegó a decir a quien lo quisiera oír que éste es una víctima más del caso Penadés. Pero vayamos por partes y veamos cómo siguió la historia.

Prisión preventiva por otros 180 días

El lunes 8 amaneció soleado y caluroso. Todo estaba perfectamente coordinado para que a las 14:30 horas, en el tercer piso de Juan Carlos Gómez 1236/1240, en la sede judicial de la Dra. Marcela Vargas, se desarrollara la audiencia de prórroga de prisión preventiva de los formalizados Penadés y Mauvezín. Los periodistas y fotógrafos que hemos cubierto este caso sabíamos que las primeras jugadas de este partido se disputaban a la vuelta, en el garage de la calle Bartolomé Mitre 1229, esquina Reconquista.

Allí estábamos todos apostados en esa callejuela de baldosines blancos cuando a las 2 de la tarde llegaron dos móviles grandes del INR y, por la movida y algún oficial canchero que se apiada de nuestro trabajo, supimos que llegaba Penadés.

Juana sintió una sensación rara. Llega a Montevideo escoltado con una seguridad sorprendente que avisa que viene un formalizado que es necesario cuidar. De lejos, Juana lo vio llegar. Pantalón beige, saco azul y esposado. Al verlo, recordó una frase que en una oportunidad manifestó la fiscal Ghione. “Las víctimas siempre lo recuerdan así, con pantalón claro…”.

Lo llevaron directamente al celdario. La audiencia comenzó sobre las 15 horas. Volvimos todos a Juan Carlos Gómez y vimos llegar de a uno los distintos equipos. La audiencia fue larga, eterna, se desarrolló tal cual lo previsto. La Fiscalía y el consultorio lograron su objetivo, la Dra. Marcela Vargas prorrogó por 180 días más la presión preventiva de Penadés en Florida y de Mauvezín en Campanero.

Las defensas de ambos formalizados apelaron la decisión.

Ese día, Penadés volvió a Montevideo después de aquel primaveral 10 de octubre en que la Justicia lo formalizó por 22 delitos. No sería la única visita a la capital, porque el miércoles 10 tendría que volver a la misma hora y al mismo lugar para cumplir con una nueva audiencia.

Dos nuevas víctimas

El miércoles 10 de abril se fijó una audiencia de declaración de prueba anticipada de dos nuevas víctimas del formalizado Penadés.

Juana conversó al respecto con el Dr. Juan Raúl Williman, quien explicó que estaba todo previsto para que las audiencias se llevaran a cabo, pero que el riesgo de que no se realizara siempre está. Juana supo, de antemano, que se trataba de dos menores en el momento de la comisión del delito y al denunciar. Hoy ya no lo son.

La Dra. Marcela Vargas le pidió a los medios que actuaran con reserva dada la fragilidad de ambas víctimas que tuvieron el coraje de denunciar.

Penadés llegó temprano. A las 14 horas estaba otra vez en la sede de Juan Carlos Gómez. Pasó largas horas en la sede penal. Se cumplieron seis meses exactos de su formalización.

Juana pudo saber que la audiencia se realizó conforme a lo previsto. Se utilizó el protocolo de interrogatorio consensuado en las audiencias realizadas el año pasado, y se agregaron algunas preguntas propuestas por la defensa de Penadés. Se utilizó el sistema de que las víctimas declararan en una habitación separada y se utilizó un sistema de deformación del audio para evitar cualquier asociación de identidad.

Juana supo que las dos víctimas que declararon el día miércoles no se conocían entre sí. Se acercaron a la Fiscalía en forma independiente una de la otra, y ambas eran menores cuando se vincularon con el formalizado Penadés.

Juana consultó al Dr. Williman, también patrocinante de ambas víctimas, sobre el desarrollo de las declaraciones de prueba anticipada de esta semana, quien manifestó: “Las declaraciones estuvieron muy bien, ya llegamos a 10 víctimas, con anticipada de muy buen caudal probatorio”.

Juana supo, además, que el equipo fiscal comandado por la Dra. Alicia Ghione también quedó muy conforme. La prueba, según dice, fue buena. Las víctimas tuvieron la oportunidad de contar con detalles lo que pasó.

Así, a diez meses exactos de que Penadés fuera formalizado por 22 delitos por la denuncia de 6 víctimas y un testigo, se sumaron dos víctimas y nuevos delitos.

El juicio

A partir de ahora, el equipo fiscal tiene 180 días más para reunir las pruebas que faltan para presentar la demanda acusatoria. Este próximo 10 de octubre, el mismísimo día que se cumple un año de la formalización del exsenador blanco por 22 delitos sexuales, se cumple el límite para que la Dra. Ghione y su equipo preparen todo para ir a juicio oral e intenten probar la culpabilidad, o, algo imposible a esta altura, pidan su sobreseimiento.

Caben dos posibilidades más. Que Penadés acepte el juicio simplificado, cosa improbable y que la Fiscalía descarta, porque les ha dicho en varias oportunidades “soy inocente y tengo la conciencia tranquila”. Frase que resonó fuerte en la sede de la Dra. Vargas al finalizar la audiencia que lo llevó a Florida. Lo mismo repitió en aquella carta, que se hizo pública a través de los medios, que le envió a Mauvezín en Navidad, cuando le decía: “Es duro por lo injusto de todo, pero la pelearemos hasta el final”.

Existe también la posibilidad conforme a derecho de que el próximo 10 de octubre la Fiscalía le pida a la Dra. Vargas la prórroga del plazo, que tiene como límite un año más. Todo lo cual deberá ser debidamente fundado.

Si al vencimiento de esta preventiva está todo pronto para ir a juicio oral, el inicio del mismo se pechará con la recta final de las elecciones nacionales. Los blancos lo tienen claro y Juana recuerda una frase que le dijo un legislador hace unos meses: “A Penadés solo le importa su suerte, el Partido ya no le interesa”.

Este nuevo mojón del caso Penadés suma dos víctimas más, nuevos delitos y un proceso que será largo y, aunque los blancos dicen que tendrá poca incidencia en la opinión pública en relación con las elecciones, están preocupados y saben que es una mochila que tendrán que llevar.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO