Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política

Últimas andanzas del faraón y sus cortesanos

Por Enrique Ortega Salinas.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La semana pasada comentamos, con tanto asombro como indignación, lo que cuesta mantener en la mansión de Suárez y Reyes a Luis Lacalle Pou. Lo más llamativo no es que se pasara de 20 guardias a 80; sino que los uruguayos estén pagando para que el presidente y su familia tengan cocineras, niñeras, peluqueras, maquilladoras, camareros y personal de lavandería. Lo más escandaloso es que gastemos 47.000 pesos mensuales en servicio veterinario para atender a la “mascota presidencial”, según datos de la Contraloría General de la Nación dados a conocer por El Eco digital.

Debemos felicitar al nacionalista Martin Lema, quien siendo presidente de la Cámara de Diputados promovió un recorte de gastos que suma un ahorro anual de 3.250.000 dólares. Entre otras cosas, se recortó el infame “gasto de prensa”. El conjunto de medidas, apoyado por todos los legisladores (sobre los cuales pesaba la presión social) contrasta con los lujos faraónicos del presidente de la República. 400.000 dólares por mes y 24 millones de dólares es lo que nos costará mantenerlo con su esposa y tres hijos en dicha mansión.

Gracias al medio digital “Otros titulares” nos enteramos de la compra directa  5116/2021, realizada por Presidencia de la República, cuyo monto no es alarmante, sino el detalle y el destino. Se trata de un gasto de $9.915 por un surtido de almacen: pan rallado, mayonesa, queso, carne, manteca, lentejas, crema doble, canela, etcétera. El punto es que hasta la comida le pagamos a la familia del presidente.

Aparte de eso, el año pasado, Lacalle sacó a un médico de la Udelar para atender a su padre de manera personal. Como hemos señalado antes, la medida no es ilegal; pero no parece ética, considerando los envidiables ingresos que tienen tanto el padre como el hijo.

Viendo la tormenta de críticas que estas informaciones levantaron en las redes sociales, y a modo de contraataque,  la diputada colorada por Colonia Nibia Reisch hizo un pedido de informes sobre el destino del dinero recibido por la venta de la casa presidencial de Punta del Este, tratando de arrojar sombras sobre el gobierno de José Mujica. La respuesta de Alejandro “Pacha” Sánchez, en la radio M24, fue contundente. Acusó de ignorante a la legisladora derechista y de intentar enchastrar al expresidente, a sabiendas de que “esa información fue aprobada en la Rendición de Cuentas del año 2013”. Sánchez expresó que Reisch debería retractarse públicamente y decir que “ese dinero fue efectivamente al Plan Juntos como establecía la Ley y que además se llevó adelante conforme a todos los procedimientos establecidos, rindiendo cuentas no solo ante el Parlamento sino ante el Tribunal de Cuentas de la República”.

La estrategia de la derecha es elemental: al quedar al descubierto infinidad de hechos de corrupción de la coalición en poco más de un año, tratar de enlodar a la oposición.

Mientras tanto, y por esos días, nos enteramos de que el BSE gastó 1 millón de pesos en «regalos institucionales», mediante el mecanismo de compra directa y sin especificar en qué consisten. 200 unidades de no sabemos qué ni para quienes a casi 5.000 pesos cada una. El 25 de marzo, y tras haber circulado por las redes que el Ministerio de Turismo había comprado autoadhesivos exteriores a dos tintas (Compra Directa 415/2020) a FIMARAN S.R.L.  por valor de $51.484, el MINTUR canceló la adjudicación. Tal como sucedió con las ya famosas milanesas con puré y las engrampadoras del MRREE, las echadas para atrás se realizaron luego del buchoneo de los cibernautas.

En diciembre, la Licitación Abreviada 21299/2020 llamó también la atención desde las redes sociales. Se trataba de la contratación de un servicio de tratamiento de olores en la Tahona por el periodo de 12 meses. El contrato se adjudicó a la empresa Bantial S.A.

Nada como tener de vecino a un presidente para que todo se arregle de inmediato en el barrio. Esto no era así a principios del siglo pasado. Uno de los vecinos se lamentó por aquel tiempo ante un periodista: – Es cierto que he tenido el honor de vivir en la misma calle que el señor Presidente de la República; pero no podría arrendar a nadie los beneficios, porque desde que Don Batlle y Ordóñez asumió el cargo hasta que lo entregó, no ha venido ninguna máquina del gobierno a arreglarla, ni ha mejorado ninguno de los servicios, ni hemos obtenido privilegio alguno.

Blancos pillos

Por otra parte, continúa el nepotismo en filas multicolores. Tal como informó Búsqueda, el Intendente de Florida Guillermo López, dejando a un lado el informe negativo de la JUTEP y el articulo 36 del Código de Ética de la función Pública, contrató a su propio hermano, el exdiputado nacionalista Arturo López, para un cargo de particular confianza, grado 10, como asesor del Director de Asuntos Legales y Jurídicos y con un salario superior al del jerarca inmediato superior.

Pero no todos los blancos han podido eludir la ley. Una nueva pericia realizada al expresidente de la Junta de Cerro Largo Gustavo Viera, determinó que el exedil nacionalista estaba apto para ir a la cárcel por dos años y medio por explotación sexual de menores. Viera había sido condenado el 9 de diciembre; pero por problemas de salud se le otorgó la prisión domiciliaria, medida que se revierte con una segunda evaluación médica.

En Dolores, el arquitecto y alcalde Juan Andrés Oronoz, fue condenado a seis meses de prisión efectiva y seis más de libertad vigilada. El político del Partido Nacional había contactado a un menor para obtener fotografías de contenido sexual por WhatsApp, incurriendo en un delito previsto en el artículo 277 bis del Código Penal. Sergio Puglia lo había apoyado fervorosamente durante la campaña resaltando en un video sus cualidades personales.

 

El mismo libretista

Y mientras transcurrían todos estos eventos, una foto del presidente caminando por la calle con su esposa (aparentemente de compras) como una pareja más, llenó de emoción y orgullo a sus seguidores. Solos, sin custodia. La imagen daba a entender que el cariño popular era su mejor defensa. Ahora, si bien es cierto que la mayoría de nuestros presidentes podía hacer esto porque no somos un pueblo salvaje, la realidad saltó pocas semanas después. Juan Raúl Ferreira publicó una foto más amplia donde se mostraba que la pareja estaba siendo filmada por todo un equipo de profesionales. Era, una vez más, puro marketing; una puesta en escena planificada previamente.

La estrategia que le diera un buen resultado a Mauricio Macri, por lo menos durante su primer año y antes de que el desastre en Argentina fuera absoluto, está siendo reflotada detalle por detalle en Uruguay. Las fotos de ambos presidentes comprando verduras, cruzando un alambrado, paseando con la esposa, conversando con niñas, etcétera, parecen fotocopias.

A los duranbarbistas no les importa quedar al descubierto. Saben que aun así, esta clase de marketing político continúa surtiendo efecto. El dilema es cómo evitar que siguiendo el mismo camino de Macri, tanto en lo publicitario como en lo político y económico, se llegue al mismo fin. Hay señales de alerta. Si bien Lacalle II conserva un alto índice de popularidad, ya comenzó la línea descendente.

En fin, ya quedan menos de cuatro años de circo y joda. A resistir compatriotas… y para la próxima, por favor, a pensar antes de votar.

 

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO