Bolsonaro llega a Argentina para reunirse con Macri

Entre la agenda bilateral a discutir en Buenos Aires destacan los nuevos tratados comerciales con la Unión Europea, la cuestión de Venezuela y el actual rumbo económico regional.

Bolsonaro llega a Argentina para reunirse con Macri

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, llegó este jueves por primera vez a Buenos Aires, capital de Argentina, para sostener una reunión bilateral con su homólogo, Mauricio Macri. Este es el segundo encuentro que sostienen ambos mandatarios desde la asunción al poder del ultraderechista en el gigante suramericano, en enero de este año.

Aunque la agenda de los temas a discutir por los presidentes girará principalmente en torno a los nuevos acuerdos comerciales de la región con la Unión Europea y la reforma del conglomerado Mercosur, los contextos de ambas naciones encuentran un punto en común en las programas económicos que se llevan a cabo.

Bolsonaro aterrizó en una Argentina con un contexto social convulsionado, debido a la actual recesión económica que atraviesa el país sudamericano. Las políticas impulsadas por Macri —que recibieron el respaldo del mandatario de Brasil— afectaron principalmente el consumo interno, debido a la inflación, la pérdida de valor de la moneda local ante el dólar y la caída en la industria nacional. Además, el Gobierno argentino se encuentra condicionado por el financiamiento externo que recibió por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2018.

Por el lado de Brasil, la economía se contrajo por primera vez desde el 2016. Las previsiones de crecimiento descendieron por décimo cuarta semana consecutiva, a pesar de que la reactivación fue un pilar fundamental en la campaña presidencial de Bolsonaro.

Además, la popularidad de Bolsonaro continúa cayendo: la aprobación hacia el político se ubica en 34 %, mientras que el rechazo asciende a 36 %. En los últimos días, un recorte a la educación nacional causó que estudiantes y maestros de 150 ciudades salieran a las calles para manifestarse en contra de la medida que busca ajustar 30 % de los recursos para las universidades públicas.

Entre la agenda de los presidentes se encuentra la cuestión del Mercosur y una posible reformulación del principal conglomerado comercial de la región, con miras a profundizar los acuerdos de libre comercio con la Unión Europea.

Ariel Goldstein, analista político y autor del reciente libro ‘Bolsonaro: La democracia de Brasil en peligro’, explica que aunque existen similitudes y concordancias en los programas económicos de ambos países, se observan diferencias claras en otros aspectos.

«En términos de liberalismo económico sí se observan similitudes, como el tratado de libre comercio que se quiere impulsar con Europa. Pero esa afinidad no debe confundirse con que se repliquen la mayoría de las políticas […] Brasil no solicitó ninguna financiación externa al FMI, a diferencia de Argentina, pero sí comulga con valores e ideologías de Trump, como lo hizo al imitar su decisión de trasladar su embajada en Israel desde Tel Aviv a Jerusalén, algo con lo cual Argentina supo tomar una clara distancia, aunque mantenga actualmente una dependencia económica [con Washington]», asevera Goldstein.

Respecto al proceso de integración en América Latina, el especialista afirma que pese que la agenda política regional viró hacia la derecha, y se observa un enfriamiento del Mercosur, aún no se han materializado resultados con políticas integrales.

«Por un lado, la Unasur (Unión de Naciones Sudamericanas) está en un momento de desprestigio, con la sede central de Ecuador en desmantelamiento y afectaría a los acuerdos comerciales que se firmaron con el Mercosur. Por el otro, nace la integración Prosur, que apunta a ser un organismo de derecha en su totalidad. Esta claro que la agenda política de la región giró y encuentra en el liberalismo económico y la aproximación con los EE.UU y la Unión Europea un punto en común. Pero por ahora eso no se ha materializado más que de forma integral. Va a depender de lo que ocurra luego de octubre con Macri [elecciones presidenciales] y con las actuales dificultades actuales de Bolsonaro, ambos líderes de las principales economías», concluye Goldstein.

En la misma línea, Julio Burdman, doctor en Ciencia Política, coincide con el nuevo rumbo político de América Latina, pero destaca las diferencias entre los mandatarios.

«No tengo dudas de que Macri, Bolsonaro, Ivan Duque [presidente de Colombia] y otros serán vistos como parte de un giro a la derecha en la región. Pero hay diferencias. Macri está al frente de una coalición más centrista, y su discurso es más moderado, a diferencia del presidente de Brasil. Las bases electorales de uno y otro lucen diferentes: los sigo viendo como fenómenos distintos a pesar de las afinidades. Aunque también es verdad que ambos mandatarios van a sufrir el costo de las reformas impopulares que llevaron adelante con sus políticas», destaca Burdman.

Ante el tratado de libre comercio que se intentará impulsar con Europa, Burdman afirma que es más interesante para los negociadores europeos saber que están tratando con el Mercosur que con un solo país de la región.

«Es más interesante para los negociadores europeos saber que están tratando con el Mercosur que con un solo país de la región. Lo que sí creo que está llegando al fin provisorio la era de cooperación política regional. Sin embargo, no creo que se vaya a destruir la ingeniería institucional de lo que se vino forjando desde la década de los 80′ y 90′, con los procesos de creación del Mercosur. No se pueden suprimir instituciones de un día para el otro», finaliza el politólogo.

1 comentario en «Bolsonaro llega a Argentina para reunirse con Macri»

  1. Nunca nos dieron bolilla

Comentarios cerrados.

Compartir:
Leer entrada anterior
Alpinistas relatan su experiencia tras la mortal temporada de escalda en el Everest

Nepal ha recuperado cuatro cadáveres de escaladores en el Everest. Los montañistas desaparecieron en el lado indio del Himalaya a...

Cerrar