Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Cultura y espectáculos Juan Amorín | Futurock | Argentina

Entrevista

Juan Amorín: "Tenemos un gobierno que no quiere medios de comunicación críticos"

La Gira Futurock llega a Uruguay para realizar un show en la Sala del Museo del Carnaval con Julia Mengolini, Vanesa Strauch, Mati Rosu y Juan Amorín.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El proyecto radial argentino Futurock dará un show este sábado 13 de abril en la Sala del Museo del Carnaval. El evento contará con la presencia de los referentes del proyecto Julia Mengolini, Vanesa Strauch, Mati Rosu y Juan Amorín.

Futurock tiene su base en Buenos Aires y que transmite a través de Internet. El proyecto, fundando por Federico Vázquez y Mengolini, ha realizado giras por varias provincias de Argentina y arriba por primera vez a Uruguay.

Amorín, periodista que trabaja en medios como C5N y Radio 10, fue entrevistado por Caras y Caretas y habló sobre lo que significa para él que Futurock llegue al país, el proyecto de la emisora, y el trabajo de los medios en Argentina bajo el gobierno de Javier Milei.

***

¿En que se enmarca la gira que hace Futurock y que ahora llega a Uruguay?

Es una locura muy linda, cuando me dijeron que íbamos a Uruguay lo dudé. Me pregunté si allí hay un mercado que se pueda interesar en lo que nosotros tenemos para decir. Evidentemente es así, porque hay muchísimas entradas vendidas. Uno por suerte no termina de tomar dimensión de cómo se escucha la radio allá y de la simpatía que podemos generar a la distancia.

Esta gira la empezamos a hacer en 2022 recorriendo toda Argentina. Fuimos a muchas provincias; hicimos Santa Fe, Córdoba, Salta, Tucumán, Entre Ríos, Río Negro, Tierra del Fuego y Neuquén. La sorpresa de mi parte siempre fue la misma en todos y cada uno de los lugares: Me sorprendía muchísimo la cantidad de gente que venía, que se hacía un rato un sábado por la noche, cuando tal vez todos tenemos planes.

En este caso, cuando Julia Mengolini me comentó la posibilidad de ir a Uruguay me pareció una locura linda. Por un lado lo veía con preocupación, pero se armó. A mí me toca muy de cerca Uruguay, porque es un lugar que quiero mucho, lo visito cada vez que puedo desde muy chico. Entonces es una experiencia linda ir esta vez y laburar en él.

¿Cómo has visto la evolución del proyecto de Futurock?

Futurock nace en 2016 producto del despido masivo de todos los periodistas que había en Radio Nacional. Tras eso Julia junto con Federico Vázquez y Mati Rosu se embarcan con la idea de crear su propia radio que sea 100% digital, que no tuviera antena y que tenga una mirada disruptiva. La radio fue la primera, por lo menos desde que yo tengo registro, que dice de entrada que nuestra idea es financiarnos a través de nuestros oyentes, que ellos le pongan un precio a lo que hacemos y que puedan hacer una colaboración económica mensual. Esto en su momento fue arriesgado, uno no estaba acostumbrado en Argentina a ese tipo de medios financiados por sus propios consumidores, y con esto se generaron las comunidades, más que de consumidores, una comunidad que se va retroalimentando y va creciendo cada vez más. Esto permite subsistir a cualquier eventualidad, cambio de gobierno y te da un poco mas de previsibilidad en una Argentina que viene pendular en los últimos años.

Se genera una sinergia muy hermosa con los oyentes, que es lo que permite a la radio expandirse. Hoy Futurock tiene su propio hogar, editorial de libros, nos juntamos en un bar y hacemos charlas y encuentros con nuestros oyentes. Es un crecimiento muy grande y es la demostración de que los proyectos autosustentables y autogestivos funcionan muy bien.

¿Qué podemos esperar del show en la Sala del Museo el sábado?

En general lo que hacemos es contar nuestras experiencias en los lugares a los que vamos. Salen cosas muy divertidas y Uruguay no va a ser la excepción, por lo menos de mi parte. Yo tengo muchas experiencias allá entonces tengo mucho para contar. Mucho no se puede anticipar, pero si prometo que es una experiencia muy divertida y también nos reímos un poco de nosotros mismos y de lo que hacemos en Buenos Aires.

¿Hay algún motivo por el que Futurock no se ha trasladado a un formato completo de streaming? Porque continúan haciendo radio.

Es una discusión que se da en modo permanente, uno no está exento ni puede dejar de mirar para otro lado respecto de los cambios que se vienen dando por lo menos en Argentina, hay una burbuja de streaming muy grande últimamente. Pero la radio siempre apostó a eso, a ser radio en el mejor de los sentidos, y tal vez no subirse a una situación que se da hoy, porque no sabemos cuánto va a durar esto. Hoy en día lo que sabemos que hacemos bien es la radio.

No digo que sea una respuesta permanente, porque la situación es dinámica, las cosas cambian, pero sí es cierto que hoy por lo menos nos sentimos muy cómodos haciendo radio y sabemos que lo hacemos bien, o por lo menos uno siente eso. ¿Qué buscamos si apostamos al streaming? Obtenemos el mismo resultado haciendo streaming y haciendo radio. ¿No se pierde un poco la magia de la radio en el medio del camino? De a poquito vamos mechando, hay algunas sesiones que se graban y que se suben al canal de YouTube en el mismo día, esto funciona con una lógica streaming, pero sin perder el espíritu original con el que fue creada la radio, por lo menos la respuesta que hasta acá encontramos. Yo no forma parte de la mesa directiva que decide, pero estoy encantado de hacer radio, y si el día de mañana hay que hacer streaming, hago streaming. Lo que disfruto es comunicar, poder informar y también en estos tiempos que difíciles que corren poder divertirnos y sacar una sonrisa.

La prensa en la Argentina de hoy

¿Cómo afectó la coyuntura en la que se encuentra Argentina al trabajo en los medios de comunicación?

Es un desafío muy grande, porque tenemos un gobierno que no quiere medios de comunicación críticos, que no está dispuesto a aceptar de buena manera el juego natural de la democracia, que indica que hay una parte de la sociedad que te va a aplaudir, que te va a querer, bancar y apoyar ,y que va a haber otro sector de la sociedad que te va a criticar genuinamente, que te va a hacer observar algunas cosas que ese sector de la sociedad entiende estás haciendo mal o estás haciendo un perjuicio, en este caso de una mayoría de argentinos y argentinas y no tiene tolerancia a una convivencia democrática sana.

En las últimas horas el presidente Javier Milei volvió a la carga contra algunos periodistas en particular, esto es algo muy natural en él. Celebró jocosamente el anticipo de que el medio Perfil iría a la quiebra por el fin de la pauta publicitaria por parte del Estado. Esto se replica en todos y cada uno de los ámbitos, no hay demasiadas distinciones. Cualquier periodista que ose hacer una crítica al gobierno queda expuesto a recibir un ataque de ni más ni menos del presidente de la Nación.

Es una forma de construcción que tiene el presidente, que acumula capital político actuando como si fuese todavía una suerte de panelista de una canal de televisión, cuando es nuestra máxima autoridad. Sucedió con los artistas, a Lali Espósito, Maria Becerra, a referentes del rock o actores también les ha pasado. Cualquiera que critique la gestión, los modos o los actos del gobierno y particularmente al presidente, sabe que se expone a esto. Es un intento de disciplinar a los periodistas, a los medios de comunicación y también a los referentes culturales: “Si queres criticarme, pensalo dos o tres veces antes de hacerlo, porque te va a venir todo esto en tu contra”.

¿Qué rol tienen los medios en la polarización que vive Argentina? En Uruguay se habla de la división en la que se encuentra tu país.

Nosotros miramos y escuchamos mucho a los referentes políticos de Uruguay. Hay algo que yo envidio que tiene que ver con algunas políticas de Estado o algunos consensos básicos a los que llegaron y que con el tiempo -por lo menos por ahora- no se rompen.

Lo que sucedió en Argentina es que se tiró mucho de la cuerda, y esta polarización llevada a todas y cada una de las áreas institucionales permitieron en parte que una persona como Milei llegara al poder. Una persona que defenestra la política, que dice que el Estado es una organización criminal y aún siendo el máximo representante de este, lo replica. Él mismo se considera jefe de una banda criminal que fomenta la evasión impositiva, que le dice a los representantes del Congreso que son ratas, coimeros. Dice las peores barbaridades de la política de la que él ahora forma parte.

Creo que Milei fue una respuesta de la sociedad en modo de hartazgo respecto de esa misma polarización y de una Argentina pendular, que fue y vino varias veces y no supo cómo resolver y encontrar respuestas a los problemas que la sociedad tenía y que demandaban una solución. Entonces terminó penetrando el discurso de la antipolítica, justamente producto de la polarización. Fue un “no quiero escucharlos más ni a los unos ni a los otros, porque unos gobernaron de 2015 a 2019 y no me resolvieron los problemas, y los que vinieron en 2019, que se suponía que venían con las respuestas, tampoco pudieron hacerlo”.

Entonces la respuesta de la sociedad es ir con el voto bronca, el voto disruptivo. Porque se anularon las dos coaliciones que gobernaron en los últimos ocho años, ahora ya es tarde. Hoy tenemos como respuesta a la falta de soluciones una tercera vía que fue el Partido Libertario. Hay que reconocercelo a Milei, supo encontrar una diagonal. Y cuando uno se pone a analizar al voto Milei, este muerde por los dos extremos de la grieta. Mordió votos de tanto votantes desencantados de Juntos por el Cambio, como votantes desencantados del Frente de Todos.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO